Tratamiento de la erisipela

10 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Para el tratamiento de esta enfermedad se utiliza principalmente la penicilina.

La erisipela es una enfermedad que afecta la dermis y los vasos linfáticos subyacentes. Su causa principal es el Streptococcus pyogenes, una bacteria Gram-positiva. Dicha bacteria es la misma que causa la faringitis estreptocócica.

Se caracteriza por afectar principalmente la piel de las piernas, aunque también puede afectar otras áreas, como el rostro, por ejemplo.

De acuerdo al Manual MSD, esta enfermedad puede ser recurrente y causar linfedema crónico. Las complicaciones pueden incluir tromboflebitis, abscesos y gangrena.

Para distinguirla, actualmente se utiliza en Francia el término: dermohipodermitis bacteriana.

Causas

Los estreptococos beta-hemolíticos del grupo A son la causa más común de esta enfermedad. En menor medida, los causantes son los estreptococos de los grupos G y C.

Cuando las bacterias penetran la barrera externa de la piel (a través de una herida abierta, como una cortadura o una llaga) ocurre la infección.

Las afecciones que provocan roturas en la piel, como el pie de atleta (tiña del pie) y el eczema, a veces pueden propiciar el ambiente el ideal para la erisipela. Por otra parte, la infección también puede ocurrir cuando la bacteria se propaga hacia los conductos nasales.

Descubre: Estreptococo grupo B: cómo se contrae

Síntomas

Entre los síntomas que presenta esta enfermedad están los siguientes:

  • Escalofríos.
  • Malestar general.
  • Fiebre alta (que se presenta de manera súbita).
  • Lesión cutánea, la cual suele evidenciarse de color rojo, hinchada, con un borde elevado.
    • También se presentan ampollas en el área afectada y cuando la erisipela afecta la zona del rostro, el área inflamada generalmente incluye nariz y ambas mejillas.

Por otra parte, la erisipela también cursa con inflamación de las glándulas. Esto resulta una gran molestia para el paciente con esta afección, ya que le causa dolor.

Tratamiento de la erisipela

La penicilina sigue siendo la primera opción para el tratamiento de esta enfermedad.

La penicilina administrada por vía oral o intramuscular es suficiente para la mayoría de los casos de erisipela clásica. Debe administrarse durante 5 días, pero si la infección no mejora, la duración del tratamiento debe extenderse.

Se puede utilizar una cefalosporina de primera generación en caso de que el paciente sea alérgico a la penicilina. Las cefalosporinas pueden tener una reacción cruzada con la penicilina. Por ello, deben usarse con precaución en pacientes con antecedentes de alergia grave a la penicilina.

La clindamicina sigue siendo una opción terapéutica, aunque los estreptococos del grupo B son resistentes a ella. La cobertura de Staphylococcus aureus generalmente no es necesaria para las infecciones típicas. Pero se debe considerar en pacientes que no mejoran con penicilina o que presentan formas atípicas de erisipela, incluida la erisipela bullosa.

Otras opciones

Algunos autores creen que la erisipela facial debe tratarse empíricamente con un antibiótico resistente a la penicilinasa, como la dicloxacilina o la nafcilina. Esto con el fin de cubrir una posible infección por S. aureus, pero no se cuenta con pruebas que respalden esta recomendación.

La roxitromicina y la pristinamicina, son extremadamente eficaces en el tratamiento de la erisipela. Varios estudios han demostrado una mayor eficacia y menos efectos adversos con estos medicamentos en comparación con la penicilina.

La Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. (FDA) no ha aprobado estos medicamentos en los Estados Unidos, pero están en uso en Europa.

La FDA aprobó 3 antibióticos: oritavancina (Orbactiv), dalbavancina (Dalvance) y tedizolid (Sivextro), para el tratamiento de infecciones bacterianas agudas y de la estructura de la piel. Estos agentes son activos contra Staphylococcus aureus (incluidos los aislados resistentes a la meticilina), Streptococcus pyogenes, Streptococcus agalactiae y Streptococcus anginosus, entre otros.

Cirugía

cirugia

La cirugía solo se requiere cuando ha progresado rápidamente y ha causado la muerte del tejido sano (necrosis). Una operación quirúrgica puede ser necesaria para cortar el tejido muerto.

Si bien la mayoría de los casos de erisipela se resuelven sin secuelas después de la terapia antibiótica adecuada, el tratamiento rápido es crucial.

Tratamiento sintomático de dolores y fiebre

Además de la administración de antibióticos, la atención al paciente incluye lo siguiente:

  • Compresas frías.
  • Hidratación (ingesta oral si es posible).
  • Elevación de la extremidad afectada. Se recomienda para reducir la inflamación y el dolor.
  • Apósitos húmedos salinos, que deben aplicarse a las lesiones ulceradas y necróticas y cambiarse cada 2 a 12 horas, dependiendo de la gravedad de la infección.

Adicionalmente, se recomienda consumir frutas (alrededor del 20 % de sus comidas por día). Así como una dieta que excluya por completo las frituras y la carne.

En su lugar, se recomienda ingerir pescado y huevos. Esta dieta debe mantenerse durante 6 meses con pequeñas pausas.

  • Davis LMD. Erysipelas Treatment & Management. Medscape 2018.
  • FICA C ALBERTO. Celulitis y erisipela: Manejo en atención primaria. Rev. chil. infectol.  [Internet]. 2003;  20 (2): 104-110. http://dx.doi.org/10.4067/S0716-10182003000200004.
  • Lucht F. Which treatment for erysipelas? Antibiotic treatment: drugs and methods of administering. PubliMed.gov 2001;128(3,2):345-7.
  •  T. Everything you need to know about erysipelas. 2017.
  • Synonyms of Erysipelas. National Organization for Rare Disorders (NORD).
  • Nitto DA, Idiazabal GM, Rodriguez VM y Rossi G.Erisipelas de miembros inferiores. Flebología y Linfología / Lecturas Vasculares 2007(5):221-284