Tratamiento de la fiebre Q

Los humanos típicamente tienen fiebre Q cuando respiran polvo contaminado por animales infectados. Los agricultores, los veterinarios y las personas que trabajan con estos animales en los laboratorios corren el mayor riesgo de infección.

La fiebre Q es una infección grave causada por una bacteria Coxiella burnetii. Estas bacterias se encuentran con mayor frecuencia en bovinos, ovinos y caprinos de todo el mundo. Las mayores cantidades de estas bacterias se encuentran en los “productos de nacimiento” (placenta, líquido amniótico) de animales infectados.

Tipos de fiebre Q

  1. Fiebre Q aguda. El comienzo repentino y grave de los síntomas después de la exposición a la bacteria Coxiella burnetii.
  2. Fiebre Q crónica. Se desarrolla en personas que han sido infectadas con la bacteria Coxiella burnetii por más de 6 meses sin un tratamiento efectivo.

Tanto la fiebre Q crónica como la aguda pueden causar la muerte si la bacteria prolifera y el medicamento no se prescribe con la suficiente rapidez. La enfermedad puede causar síntomas leves similares a la gripe. Sin embargo, muchas personas no tienen ningún síntoma.

Las formas leves de la enfermedad pueden desaparecer en pocas semanas sin ningún tratamiento.También se puede desarrollar una forma más grave si la infección es recurrente. Las personas con problemas en las válvulas del corazón o sistemas inmunitarios débiles corren el mayor riesgo de desarrollar este padecimiento. Otras complicaciones son menos comunes:

  • Hepatitis.
  • Meningitis.
  • Neumonía u otros problemas pulmonares.
  • Problemas de embarazo, como aborto espontáneo, bajo peso al nacer, nacimiento prematuro y muerte fetal.

La fiebre Q crónica es muy grave porque puede dañar los órganos vitales de una persona, incluidos el corazón, el hígado y el cerebro.

¿No lo sabías? Tratamiento de la neumonía

¿Cómo se trata la fiebre Q?

89565873-8b5a-4cb2-96d9-5ae16e735740

Tratamiento convencional

El tratamiento convencional de la fiebre Q depende de si la infección es aguda o crónica.

Infección leve

La forma más leve de fiebre Q por lo general se resuelve en pocas semanas sin tratamiento alguno.

Infección aguda

Metilxantinas

  • La doxiciclina es el antibiótico de elección para todos los adultos y niños con fiebre Q.
    • Se debe comenzar a tomar inmediatamente si se sospecha que la fiebre Q es la causa de su malestar, incluso antes de que haya resultados de laboratorio disponibles.
    • La duración estándar del tratamiento es de 2 a 3 semanas. Los síntomas deben desaparecer en 72 horas. La falta de respuesta a la doxiciclina puede sugerir que la enfermedad no es fiebre Q.

Te recomendamos leer: ¿Qué son los antibióticos?

Infección Crónica

Los antibióticos (doxiciclina) generalmente se administran durante 18 meses si tiene fiebre Q crónica.

Tratamiento alternativo / complementario de la fiebre Q

Hay muy poca literatura que respalde tratamientos alternativos o complementarios para la fiebre Q. Pero existe evidencia de que un sistema inmune fuerte no estará infectado o la infección será leve. Las siguientes son estrategias para aumentar la inmunidad y solo deben llevarse a cabo con la aprobación y el control de un médico, ya que la fiebre Q puede ser muy grave y poner en peligro la vida.

Hierbas

Hierbas

Las siguientes hierbas tienen propiedades antibacterianas potentes y pueden reducir algunos síntomas:

  • Echinacea. Tiene propiedades antivirales y antibacterianas, lo que significa que puede ser útil en personas con cualquier tipo de infección bacteriana, como fiebre Q.
  • Ajo. Este posee componentes antibacterianos, sirviendo de gran utilidad en personas con cualquier tipo de infección.
  • Hoja de olivo. Muy útil para ayudar al cuerpo a combatir cualquier tipo de infección viral o bacteriana.

Nutrientes

Ciertos nutrientes tienen propiedades antioxidantes y pueden proteger el sistema inmune:

  • El ácido alfa lipoico. Este un importante antioxidante que ayuda al sistema inmunitario a funcionar de manera más eficaz y aumentar su actividad para luchar contra cualquier tipo de infección.
  • Aceite de hígado de bacalao. El potente aceite antiinflamatorio de hígado de bacalao con ácidos grasos omega-3 contiene altos niveles de vitaminas A y D naturales. Estas ayudan a restaurar las membranas mucosas a la normalidad y reducen la gravedad y duración de los síntomas de cualquier tipo de infección bacteriana.
  • N-acetil-cisteína (NAC). Diversos estudios muestran que NAC relaja las mucosas en los pulmones, facilita la respiración y alivia otros síntomas asociados con la fiebre Q.
  • Ácidos grasos Omega 3. Estos poseen potentes propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar con los síntomas en personas con cualquier tipo de infección bacteriana, como fiebre Q.

Modificaciones dietéticas

La mejor manera de mejorar el sistema inmune es a través de una dieta saludable, en la cual la ingesta de frutas y verduras sea alta. Además, los alimentos deben tener un alto contenido de antioxidantes y otros nutrientes para ayudar al cuerpo a combatir cualquier tipo de infección.

Por otra parte, se recomienda al paciente que aumente la ingesta de ajo y cebolla, ya que ambos alimentos tienen altas propiedades antibacterianas y también tienen un efecto protector sobre el sistema inmunitario ayudando al cuerpo a combatir cualquier tipo de infección.

Asimismo, se recomienda beber líquidos en abundancia para hidratar el cuerpo adecuadamente y así  poderse asegurar de que las membranas mucosas atrapen y expulsen las bacterias antes de que tengan la oportunidad de infectar el cuerpo.

Modificaciones de estilo de vida

No Fumar

Ciertos factores de estilo de vida pueden reducir la respuesta inmune y proporcionar un entorno más adecuado para que las bacterias invadan e infecten su organismo:

  • Limitar el consumo de alcohol. El consumo excesivo de alcohol supone una sobrecarga para el hígado, que es uno de los órganos que se infecta con la fiebre Q. Además, el consumo excesivo de alcohol también reduce la respuesta inmunitaria.
  • Descanso. El cuerpo necesita descansar para permitir que se cure más rápidamente de cualquier tipo de infección, sin la presión adicional de tener que lidiar con otros procesos corporales. Descansar permite al cuerpo concentrar toda la energía disponible para combatir la infección.
  • Deje de fumar. Los pulmones pueden ser el primer órgano en infectarse y la respiración puede ser difícil. Fumar solo supone una carga adicional para los pulmones y agrava los síntomas.
  • Antes de tomar cualquier suplemento, revise y consulte con su médico las interacciones con otros medicamentos o condiciones que tenga el medicamento.

¿Cuál es la perspectiva después del tratamiento?

La fiebre Q crónica ocurre en menos del 5% de los pacientes infectados. La complicación más común y más grave de la fiebre Q es una afección cardíaca llamada endocarditis bacteriana. La endocarditis es la inflamación del revestimiento interno de las cámaras del corazón y las válvulas cardíacas, que se llama endocardio. Esto puede causar daño a las válvulas de su corazón y puede ser fatal si no se trata.

Los antibióticos generalmente son muy efectivos, y la mortalidad por la enfermedad es muy poco común. Las personas con endocarditis, sin embargo, necesitan un diagnóstico temprano y antibióticos durante al menos 18 meses para un resultado exitoso.

Referencias

1. Q Fever Treatment & Management, Medscape, https://emedicine.medscape.com/article/227156-treatment

2. Antimicrobial therapies for Q fever, PMC, National Library of Medicine, National Institutes of Health, https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4608426/

3. Treatment and prevention of Q fever, UpToDate, https://www.uptodate.com/contents/treatment-and-prevention-of-q-fever

4. Q Fever: Treatment Overview for Clinicians, Centers for Disease Control and Prevention CDC, https://emergency.cdc.gov/agent/qfever/clinicians/treatment.asp

Categorías: Enfermedades Etiquetas:
Te puede gustar