Tratamiento con manzana para aliviar la inflamación de vesícula

Valeria Sabater 11 noviembre, 2015
Gracias al ácido málico de la manzana conseguiremos ir disolviendo las piedras a la vez que disminuimos el dolor, ya que funciona como un ablandador

La vesícula biliar es un órgano en forma de pera situado debajo del hígado y que, de vez en cuando, nos puede ocasionar alguna molestia.

La dolencia más común asociada a la vesícula es, sin duda, la inflamación. Las razones por las que ocurre son varias, en especial por algún proceso infeccioso, o incluso por la presencia de cálculos biliares.

Lo mejor en estos casos es seguir las recomendaciones médicas y, sobre todo, conocer el origen de dicha molestia. Ahora bien, por nuestra parte, y en casa, podemos seguir sencillos remedios que pueden ayudarnos a sentirnos mejor.

Hoy en nuestro espacio queremos hablarte de los beneficios de las manzanas para aliviar la inflamación de vesícula. ¿Tomamos nota?

Puré de manzanas con jugo de limón

pudin de manzana

Las bondades de la manzana para tratar la inflamación de la vesícula residen sobre todo en su pulpa. Gracias a sus fitoquímicos y sus taninos nos va a permitir encontrar un alivio día a día.

La manzana nos ayuda a depurar toxinas y, por tanto, a eliminar esos elementos que propician las infecciones o que han hecho que este órgano tan importante para nuestras digestiones reaccione.

En este caso podemos preparar un sencillo puré que nos irá muy bien en cualquier momento del día. Toma nota de cómo hacerlo.

Descubre los beneficios de comer una manzana al día

Ingredientes

  • 2 manzanas, de la variedad que deseemos
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • El jugo de medio limón
  • 1 ramita de canela (3 g)

Preparación

  • Es muy sencillo. Para ello, lo primero que haremos será pelar las manzanas y retirarles las semillas del centro. Después, córtalas a trocitos y llévalas a la cazuela junto con ese vaso de agua para que se vayan cociendo y reblandeciendo.
  • Cuando veas que ya se están reduciendo, añade el jugo de medio limón y esa ramita de canela para que cojan el sabor y sus propiedades.
  • Una vez reblandecidas y reducidas por completo, apagamos el fuego y retiramos la canela. Coge la batidora y consigue un puré finito y sin trazos. Esta crema de manzanas te irá muy bien para reducir la inflamación de vesícula.

Jugo de manzana y vinagre de manzana para tratar la inflamación de vesícula

Entre todos los beneficios que sin duda ya conoces de las manzanas, se encuentra también su poder para ayudarnos a disolver los cálculos biliares.

Tal y como te hemos señalado al inicio, una de las causas de la inflamación es la presencia de cálculos biliares, quienes por sí mismos pueden ocasionar ese proceso infeccioso e inflamatorio, al dificultar su correcto funcionamiento.

Lo notaremos sobre todo por un dolor abdominal en la parte superior derecha o media de nuestro abdomen. Además de seguir las recomendaciones que nos prescriban los médicos, te vendrán muy bien el zumo de manzana, o bien, el vinagre de manzana.

Lee también cómo limpiar el hígado y la vesícula de forma natural

  • El ácido málico de la manzana actúa como un ablandador y detiene la producción hepática de colesterol, un elemento que ocasiona la formación de piedras en la vesícula biliar.
  • Te permitirá ir disolviendo las piedras poco a poco, y además, disminuir los dolores que se producen con esta dolencia.

Cómo tomar el zumo de manzana y el vinagre de manzana

  • El zumo de manzana debe ser siempre natural. Recuerda pelar la manzana y pasarla por tu procesadora junto con un vaso de agua. Puedes tomar dos vasos al día, el primero nada más levantarte.
  • En cuanto al vinagre de manzana, basta con poner una cucharadita (5 ml) mezclada en un vaso de agua. Si lo tomas después de tus comidas facilitará también tus digestiones.

Jugo de remolacha y manzana

Batido-de-manzana-y-remolacha

El tratamiento de la remolacha combinada con la manzana es muy conocido. No solo nos ayuda a desinflamar la vesícula biliar, sino que, además, mineraliza y mejora su funcionamiento, ya que elimina todo tipo de toxinas y facilita, además, la eliminación de cálculos biliares.

Es importante que en todos estos remedios no incluyas nunca azúcar ni ningún endulzante, porque entonces lo que haremos será aumentar la inflamación y el dolor.

En este caso, te recomendamos incluir, además, levadura de cerveza. Es un suplemento rico en inostol, que mejora el funcionamiento del hígado y la vesícula.

Lee también qué comer si tenemos cálculos en la vesícula

Ingredientes

  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 remolacha mediana
  • 1 manzana verde mediana
  • 1 cucharada de levadura de cerveza (10 g)

Preparación

  • Empezaremos lavando bien la zanahoria y pelando la manzana. Recuerda cortarlas en trozos pequeños para facilitar el licuado.
  • Ya en la procesadora, añade la remolacha y la manzana para obtener un zumo bien homogéneo y de atractivo color.
  • Disuélvelo con el vaso de agua para que no quede tan espeso, y añade esos 10 gramos de lavadura de cerveza removiendo bien.

Consúmelo por la mañana, bien en tu desayuno o en tu almuerzo. Día a día te ayudará a sentirte mejor. No dudes en combinarlo también con alguna más de las recetas aquí indicadas.

Te puede gustar