Tratamiento milagroso: miel, almendras y nueces

Tratamiento milagroso: miel, almendras y nueces

Además de ayudarnos a reducir el colesterol y aportarnos energía, con este remedio conseguiremos un desayuno más saciante y, a la vez, saludable para con nuestra salud cardíaca

Todos conocemos los grandes beneficios de la miel, las almendras y las nueces, pero… ¿Te has parado alguna vez a pensar lo adecuado que resultaría consumir estos alimentos juntos?

No estamos hablando de elaborar ningún postre, sino de consumirlos de la forma más natural posible, libre de azúcares o harinas refinadas que, seguramente, necesitaríamos para elaborar un pastel.

Esta combinación milagrosa te va a aportar toda una fuente de propiedades ricas en minerales, vitaminas, oligoelementos y proteínas básicas para afrontar el día con energía, salud y optimismo.

Te invitamos a conocer todos los datos en este artículo.

Miel, almendras y nueces para para el cansancio físico o la anemia

Las almendras contienen cerca de 1,15 mg de cobre por cada 100 gramos. Este elemento, junto con el hierro presente en ellas, y en las nueces, nos va a ayudar a sintetizar hemoglobina.

  • Los nutricionistas nos recomiendan que durante 3 meses consumamos entre 5 y 7 almendras diarias para poder combatir los estados de anemia y cansancio. Si además combinamos este tratamiento con nueces y miel, los beneficios serán múltiples.
  • La miel es también muy rica en hierro, manganeso y cobre. Todos estos elementos potencian la formación de glóbulos rojos.
  • Las nueces, por su parte, nos van a servir para hacer frente al dolor de cabeza asociado a estos estados de debilidad y decaimiento. Si las picamos y las mezclamos con las almendras y la miel, conseguiremos un remedio natural muy interesante que vale la pena tener en cuenta.

Descubre lo que ocurre si bebes miel con el estómago vacío

Miel, almendras y nueces para el colesterol elevado

Colesterol-malo

La miel ha sido desde siempre ese remedio casero tan recurrido para tratar múltiples dolencias, incluso para desinfectar heridas.

Si ya conoces la gran virtud de las nueces para reducir el colesterol y bajar la tensión, no te extrañará pues lo recomendable que resulta combinar la miel con estos frutos secos para potenciar aún más esta propiedad.

La hipertensión podemos controlarla llevando una vida activa, cuidando nuestra alimentación e introduciendo este sencillo remedio en nuestra dieta.

¿Quieres leer más? Almendras, un alimento mágico

Miel, almendras y nueces para cuidar de nuestro corazón

corazon-mujer1

El corazón es un órgano que necesita diariamente de un gran aporte energético. No obstante, lo que ocurre en muchas en ocasiones es que le ofrecemos energía vacía que dura muy poco, como la presente en esos postres ricos en azúcares, en las bollerías, en las bebidas azucaradas…

Es un error puesto que, con ello, lo que conseguimos a largo plazo es elevar la hipertensión y conseguir que aumente el llamado colesterol malo o LDL.

Una forma saludable de conseguir energía, nutrientes y de cuidar al máximo nuestro corazón es tomar cada mañana un tratamiento elaborado a base de miel, almendras y nueces.

Con ello, no solo conseguirás un delicioso bocado rico en nutrientes, sino que te sentirás más saciada y estarás cuidando de tu salud cardíaca.

A continuación, te explicamos de qué modo puedes consumir la miel, las almendras y las nueces.

Lee también las nueces, protectoras de nuestro corazón

¿Cómo debo tomar mi tratamiento a base de miel, almendras y nueces?

miel y almendras

1. Frasco a base de miel, almendras y nueces

Tan sencillo como eficaz. En primer lugar, hemos de preocuparnos de adquirir miel pura, orgánica y sin ningún trazo de azúcar añadido con el cual “falsear” un poco el producto. Lo más adecuado es que la compres directamente a un apicultor.

Puedes optar por hacer la mezcla en un frasco un poco más grande que el tarro en el que viene la miel. Una vez tengas la miel,  añade un buen puñado de nueces y almendras peladas y sin ningún elemento extraño en ellas. Deben estar limpias.

De esta forma la miel potenciará sus sabor y los frutos secos adquirirán más beneficios.

¿Y cómo podemos consumirla?

  • Cada mañana puedes comerte 4 almendras y 3 nueces mezcladas con miel.
  • Puedes añadirlo a tu yogur blanco natural.
  • Con un tazón de frutas: media manzana y medio plátano, o con trocitos de papaya.
  • Puedes añadirlo también sobre una rebanada de pan de centeno.

2. Bebida a base de miel, almendras y nueces para tomar por las mañanas

¿Qué necesito?

  • 4 almendras
  • 3 nueces
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Este sencillo remedio lo vamos a tomar por las mañanas y en ayunas. Lo primero que haremos será triturar las nueces y las almendras. Puedes ayudarte de un robot de cocina.
  • Ahora calienta un poco el agua. Lo ideal es que esté tibia, nunca caliente.
  • Disuelve esa cucharada de miel en el agua hasta que se integre. Después añade las almendras y las nueces trituradas.
  • Este tratamiento es muy adecuado para empezar el día. No obstante, hay quien, en lugar de agua, por las noches, añade leche tibia con el fin de obtener un descanso más reparador.
  • Si toleras la leche puedes probarlo pero, como decimos, beber agua con miel y con el estómago vacío siempre resulta muy saludable por las mañanas.