Tratamiento natural de la bronquitis

Para aliviar los síntomas de la bronquitis debemos evitar aquellos alimentos que causan inflamación y exceso de mucosidad. Podemos tomar infusiones que nos ayuden a eliminar la congestión, o realizar vahos

La bronquitis es una inflamación aguda de la tráquea y los bronquios por infección bacteriana. Normalmente no causa complicaciones importantes, pero es importante tratarla para que no derive en otras enfermedades pulmonares más graves.

Ofrecemos algunos consejos para curar la bronquitis lo antes posible siguiendo la alimentación adecuada y usando remedios naturales a nuestro alcance.

La alimentación adecuada

Durante la bronquitis es fundamental vigilar la alimentación, ya que hay alimentos que causan inflamación y mucosidad. Deberemos evitar especialmente:

  • Azúcares refinados
  • Pan (podemos sustituirlo por pan dextrinado, un pan tipo biscotes que recibe una cocción completa y facilita la digestión, como si estuviera ya predigerido)
  • Lácteos

En cambio, llevaremos una alimentación rica en:

  • Frutas (pomelo, limón, naranja, kiwi)
  • Verduras, purés y caldos (especialmente de ajo, cebolla, puerro, col, apio, zanahoria)
  • Cereales enteros (arroz integral, quinoa, mijo…)

Además será muy beneficioso que incorporemos algunos alimentos medicinales a nuestra dieta:

  • Cayena: añadiremos una pizca de cayena a nuestras comidas calientes para activar la circulación, abrir los bronquios y ayudar a la desintoxicación.
  • Propóleo y miel: los productos derivados de las abejas son grandes antibióticos que nos ayudarán a subir las defensas.
  • Extracto de semilla de pomelo: este potentísimo antivírico se está usando cada vez más. Tomaremos de 5 a 7 gotas diluidas en un vaso de agua en ayunas.
  • Vitamina C: la podemos tomar como suplemento o bien con la alimentación (patata al vapor sin pelar, ajo, cítricos…)

pomelo stefanvds

Plantas medicinales

Notaremos una gran mejoría si diariamente nos preparamos una jarra de infusión de plantas medicinales y la vamos tomando bien caliente continuamente. Podemo escoger entre las siguientes hierbas: llantén, uña de gato, malva, sauco, menta, manzanilla, drosera.

Además podemos realizar vahos. Pondremos a hervir en una cazuela agua con algunas hierbas (cajeput, eucaliptus, tomillo, romero, ajedrea) y cuando ya esté listo el cocimiento apagaremos el fuego, cubriremos nuestra cabeza con una toalla y haremos unas cuantas respiraciones profundas directamente encima del preparado. Podemos ir encendiendo y apagando el fuego para ir creando el vapor. Lo podemos realizar varias veces al día según la mucosidad.

Finalmente, estas mismas plantas medicinales que hemos comentado para las infusiones y los vahos las podemos utilizar en forma de aceites esenciales. Podemos preparar una mezcla con 30cl de un aceite base (de almendra, de oliva, de sésamo…) y echar 5 gotitas de cada esencia. Este aceite lo aplicaremos directamente sobre el torso y cuello o bien lo utilizaremos en un difusor de aromas en la habitación donde estemos.

Remedios con arcilla

La arcilla es un remedio antiguo. Cuando había pocos recursos resultaba fácil y efectivo utilizar el barro limpio para extraer toxinas y a la vez aportar minerales al organismo. Para la bronquitis recomendamos dos usos con arcilla:

  • Realizaremos un cataplasma mezclando la arcilla con agua hasta que tenga una textura untuosa pero consistente. Le añadiremos 4 o 5 gotas de aceite esencial de tomillo, eucaliptus y orégano. Una vez preparado lo aplicaremos, preferiblemente caliente, sobre el pecho y la espalda alternativamente. Podemos repetirlo cada 6 horas.
  • En algunos herbolarios venden una arcilla especial para tomar. Es una arcilla purificada, libre de elementos que resultarían tóxicos para el organismo. La mezclaremos con agua sin usar cuchara de metal (usaremos una de madera, porcelana, etc.), la dejaremos reposar 10 minutos y la tomaremos por la mañana.

El equilibrio térmico

Cuando una persona padece bronquitis suele haber un desequilibrio de temperaturas en su cuerpo. Recomendamos, especialmente si el cuello está caliente y los pies fríos, realizar alguna de estas prácticas:

  • Frotaciones en las zonas frías con algún material áspero, como una esponja
  • Aplicar crema o aceite de jengibre
  • Hacer baños de pies con agua muy caliente y unas cucharadas de bicarbonato sódico, al menos durante 20 o 30 minutos dos veces al día.

Pies

Temas emocionales

El significado psicosomático de la bronquitis suele tener relación con asuntos emocionales no tratados y que nos causan tristeza. Será importante tenerlo en cuenta especialmente si tenemos tendencia a tener bronquitis repetitivas. En este caso recomendamos acudir a algún terapeuta o bien recurrir a la homeopatía, esencias florales u otras técnicas de apoyo emocional. Además, no deberemos olvidar que en toda enfermedad repetitiva o crónica es fundamental evitar los malos hábitos (tabaco, alcohol, mala alimentación, etc.)

Imágenes por cortesía de Clínica ADAM, stefanvds y Intercontinental Hong Kong

Te puede gustar