Tratamiento natural para el exceso de vello

Ekhiñe Graell · 20 febrero, 2014
Si bien es muy difícil eliminar todo el vello existente en la cara, una medicación a largo plazo puede reducir el crecimiento, y los diferentes tratamientos del hirsutismo pueden mejorar sus síntomas.

Existen varios tratamientos naturales para combatir el exceso de vello. Una buena opción es cuidar tu alimentación y vigilar lo que comes diariamente.

Por otra parte, las hierbas son beneficiosas para cuida la piel y facilita la eliminación del vello de manera natural. Esto lo hace de forma progresiva.

¿Qué hacer si tienes exceso de vello?

1. Una dieta saludable

dieta para exceso de vello

  • Come alimentos con antioxidantes, como frutas (arándanos, cerezas o tomates) y verduras (calabaza o pimientos).
  • Evita los alimentos refinados, como el pan blanco, pastas y especialmente el azúcar.
  • Come menos carnes rojas y sustitúyelas por carnes más magras, pescado de agua fría, tofu (soja, si no hay alergias), o frijoles para consumir proteína.
  • Utiliza aceites saludables en los alimentos, tales como aceite de oliva o aceite vegetal.
  • Reduce o elimina las grasas trans que se encuentran en productos comercialmente horneados como galletas, galletas saladas, pasteles, papas fritas, aros de cebolla, buñuelos, alimentos procesados y algunas margarinas.
  • Evita el alcohol y el tabaco.
  • Bebe de 6 a 8 vasos de agua al día.
  • Haz ejercicio al menos 30 minutos al día, cinco días a la semana.

2. Hierbas e infusiones

infusiones exceso de vello

Las hierbas pueden fortalecer y tonificar los sistemas del cuerpo, además de combatir el exceso de vello.

Al igual que con cualquier terapia, debes trabajar con tu proveedor de atención médica antes de comenzar cualquier tratamiento.

Puedes utilizar las hierbas como extractos en polvo (cápsulas, polvos y tés), extracto de glicerina, o tinturas (extractos de alcohol).

A menos que se indique lo contrario, debes hacer tés con 1 cdta. de hierba por cada taza de agua caliente, 5 a 10 minutos para hojas y flores, y 10 a 20 minutos para las raíces.

  • La palma enana americana (Serenoa repens) tiene efectos antiandrogénicos, lo que significa que disminuye los niveles de hormonas masculinas en el cuerpo. Se suele sugerir para tratar el síndrome del ovario poliquístico, aunque no hay evidencia científica de si funciona o no. La palma enana americana puede aumentar el riesgo de sangrado.
  • El árbol casto (Vitex agnus castus) también tiene efectos antiandrogénicos. El árbol casto puede interferir con algunos fármacos antipsicóticos, así como en algunos medicamentos de Parkinson.
  • El cohosh negro (Actea racemosa) es otra hierba con efectos antiandrogénicos. No tomes el cohosh negro si tienes alguna enfermedad del hígado. El cohosh negro puede aumentar el riesgo de coágulos de sangre, así que tampoco lo tomes si tienes algún trastorno de la coagulación.
  • Té de menta verde (Mentha spicata), una taza dos veces al día.

3. Acupuntura

Acupuntura exceso de vello

La acupuntura reduce tanto la densidad del pelo como la longitud del cabello.

También reduce sus niveles de la hormona masculina testosterona. Sin embargo, se necesita más investigación para que la acupuntura se catalogue como segura para el hirsutismo.

¿Qué es el hirsutismo?

El hirsutismo es una condición en la que las mujeres tienen exceso de vello no deseado en sus rostros y cuerpos.

El vello suele ser oscuro y grueso y, por lo general, aparece en donde a los hombres les suele crecer el pelo, en el pecho, la cara y la espalda.

Los diferentes tratamientos del hirsutismo pueden mejorar sus síntomas.

La medicación a largo plazo puede reducir el crecimiento del pelo, pero por lo general no se libra del pelo existente en la cara y el cuerpo.

Algunas técnicas de belleza, como la depilación láser, depilación con cera, etc. pueden reducir el vello no deseado.

De igual manera, un poco de vello corporal y facial es normal, y la cantidad de este varía entre las mujeres.

Pero cerca de la mitad de las mujeres con hirsutismo puede tener altos niveles de hormonas sexuales masculinas llamadas andrógenos.

De ahí, que se recomienden las hierbas anteriores. Y, por supuesto, se consulte con el médico para empezar un tratamiento.