Tratamiento natural para el hipotiroidismo

Elena Martínez 19 octubre, 2013
Para favorecer la condición es muy importante llevar una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras y baja en productos grasos, así como en proteínas animales, que pueden sustituirse por las vegetales

El hipotiroidismo, que lo padece el 3% de la población, es la disminución de los niveles de hormonas tiroideas en el plasma sanguíneo y da síntomas como el cansancio y el agotamiento o la debilidad muscular, la sensación de frío, aumento o disminución de peso inexplicable y ansiedad, depresión u otros desequilibrios emocionales.

También hay otros síntomas más sutiles que nos pueden ayudar a detectar esta enfermedad difícil de diagnosticar: tez pálida o amarillenta, retención de líquidos, pérdida de cabello, falta de los extremos exteriores de las cejas y piel muy seca.

Alimentación recomendada

Si padecemos hipotiroidismo nos conviene tomar los siguientes alimentos habitualmente:

Si nos cuesta tomar las algas, que recomendamos que sean ecológicas para que no contengan sustancias tóxicas, podemos optar por consumirlas en comprimidos. No sólo nos aportan yodo, sino también muchos otros minerales y aminoácidos esenciales muy beneficiosos para nuestro organismo.

Otra opción sería prepararnos nosotros mismos una sal de algas. Deberíamos moler o pasar por el mortero sal marina y las algas que escojamos, además de algunas hierbas aromáticas, mezclarlo todo y guardarlo bien cerrado. La sal actuará como conservante. Podremos usarlo de la misma manera que la sal normal a la hora de cocinar sopas, guisos, etc.

Sal hierbas Food in Jars
La preparación de tu propia sal de algas te permite tener un mayor control sobre los componentes que deseas añadir, así como garantizar una composición mucho más natural y segura.
(Foto: Food in Jars/ Flickr.com)

Por otro lado, deberemos evitar los siguientes alimentos, ya que bloquean la absorción del yodo:

  • Col
  • Col de Bruselas
  • Coliflor
  • Brécol
  • Espinaca
  • Repollo
  • Brócoli
  • Soja
  • Melocotones
  • Alubias
  • Lima
  • Alimentos procesados
  • Alimentos refinados
  • Agua del grifo

Además podemos prepararnos infusiones de poleo y jengibre y cocinar los alimentos con pequeñas cantidades de cayena.

jengibre greatist
El jengibre contiene magnesio, que ha demostrado ser critico para controlar la enfermedad tiroidea.
(Foto: Greatist/ Flickr.com)

Medicina natural

Junto con un naturópata podemos valorar si nos convendría tomar homeopatía (Kalium Iodatum o Magnesium Phosphoricum) o bien oligoelementos (Oro, Yodo, Litio, Manganeso-Cobre o Zinc-Cobre).

En cuanto a las cuestiones emocionales, podemos recurrir a las flores de Bach. En algunos casos de hipotiroidismo se recomienda Wild Rose (Rosa Silvestre), una flor adecuada para casos de resignación, apatía y falta de interés. Aunque como siempre será el especialista el que deberá evaluar el estado emocional de cada persona.

Otros consejos

Realizar ejercicio es un estimulante natural de la glándula tiroidea, por lo que recomendamos practicarlo habitualmente.

La hidroterapia, terapia con agua a diferentes temperaturas en distintas zonas del cuerpo, nos puede ayudar también a estimular y relajar el cuerpo de manera natural.

Finalmente podemos recurrir a la acupuntura, ya que mediante la colocación de unas agujas muy finas en distintas partes del cuerpo nos puede ayudar a regular la función tiroidea. Deberemos asistir a varias sesiones y recomendamos buscar a un buen profesional.

Imagen cortesía de newsusacontent

Te puede gustar