Tratamiento natural para el hipotiroidismo

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 30 enero, 2019
Elena Martínez Blasco · 19 octubre, 2013
Para favorecer la condición es muy importante llevar una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras y baja en productos grasos, así como en proteínas animales, que pueden sustituirse por las vegetales

En primer lugar, explicaremos la función de la glándula tiroides. Es la encargada de producir hormonas que controlan cómo cada célula usa la energía. A este proceso se le denomina metabolismo.

Por su parte, el hipotálamo y la glándula pituitaria son los encargados de controlar la secreción normal de hormonas tiroideas, pero cuando no se ejecutan bien estas funciones aparecen desórdenes. Por ejemplo, uno de ellos es el hipotiroidismo.
Este trastorno es más común en mujeres y personas mayores de 50 años y consiste en la disminución de los niveles de hormonas tiroideas en el plasma sanguíneo.  Se asocia con síntomas como:

  • el cansancio y el agotamiento o la debilidad muscular
  • la sensación de frío
  • aumento o disminución de peso inexplicable y ansiedad
  • depresión u otros desequilibrios emocionales

Además, también hay otros síntomas más sutiles que nos pueden ayudar a detectar esta enfermedad difícil de diagnosticar:

  • tez pálida o amarillenta
  • retención de líquidos
  • pérdida de cabello
  • falta de los extremos exteriores de las cejas y piel muy seca

Por suerte, podemos conocer y destacar algunas de las posibles causas de esta enfermedad, que son:

  • el propio sistema inmunitario ataca la glándula tiroides
  • infecciones virales como resfriados u otras infecciones respiratorias
  • embarazo o tiroides postparto
  • radioterapia
  • cirugía de tiroides
  • algunos medicamentos como el litio

Alimentación recomendada para el hipotiroidismo

Si padecemos hipotiroidismo, lo primero deberemos consultar con un profesional de la salud para que nos asesore.
Es posible que nos convenga tomar los siguientes alimentos habitualmente:

  • Perejil
  • Huevos
  • Ajo (rico en yodo y selenio)
  • Jengibre
  • Albaricoques
  • Plátanos
  • Almendras
  • Berros
  • Pepinos
  • Guisantes
  • Manzanas
  • Higos
  • Sal yodada o sal marina
  • Alimentos marinos y algas ricos en yodo como las algas kelp, fucus, espirulina
  • Pescados
  • Mariscos

Posiblemente, nos cueste tomar las algas, por lo tanto podemos optar por consumirlas en comprimidos. Además, recomendamos que sean ecológicas para que no contengan sustancias tóxicas. En realidad, parece que las algas no solo nos aportan yodo, sino también muchos otros minerales y aminoácidos esenciales muy beneficiosos para nuestro organismo.

También, otra opción sería prepararnos nosotros mismos una sal de algas. Así, deberíamos moler o pasar por el mortero sal marina y las algas que escojamos, además de algunas hierbas aromáticas. Después, lo mezclamos todo y lo guardamos bien cerrado. La sal actuará como conservante. Luego, podremos utilizarla de la misma manera que la sal normal a la hora de condimentar sopas, guisos, etc.

Sal-algas-ingredientes
La preparación de tu propia sal de algas te permite tener un mayor control sobre los ingredientes que utilices, garantizando una composición más natural y segura. (Foto: Food in Jars/ Flickr.com)

Alimentación a evitar si sufrimos hipotiroidismo

Por otro lado, deberemos evitar los siguientes alimentos, puesto que bloquean la absorción del yodo:

  • Col morada y rizada
  • Col de Bruselas
  • Coliflor
  • Brécol
  • Berzas
  • Espinaca
  • Rúcula
  • Berro
  • Repollo
  • Brócoli
  • Soja sin fermentar
  • Frutos secos, en especial cacahuetes y piñones
  • Melocotones y peras
  • Alubias
  • Lima
  • Rábano
  • Cebolla cruda
  • Alimentos procesados
  • Alimentos refinados
  • Agua del grifo

Lo que es más, podemos prepararnos infusiones de poleo y jengibre, aparte de cocinar los alimentos con pequeñas cantidades de cayena.

jengibre-magnesio-hipotiroidismo
El jengibre contiene magnesio, que ha demostrado ser muy importante para controlar la enfermedad tiroidea. (Foto: Greatist/ Flickr.com)

Medicina natural

El hipotiroidismo no tratado puede derivar en otros problemas de salud, como por ejemplo:

  • Bocio (agrandamiento de la glándula tiroides)
  • Problemas de corazón
  • Problemas de salud mental
  • Neuropatía periférica
  • Infertilidad
  • Defectos congénitos

Por esta razón, es importante ponerse en manos de especialistas. Junto con un naturópata, podemos valorar si nos convendría tomar homeopatía (Kalium Iodatum o Magnesium Phosphoricum) o bien tomar oligoelementos (Oro, Yodo, Litio, Manganeso-Cobre o Zinc-Cobre).

Por otra parte, en cuanto a las cuestiones emocionales, podemos recurrir a las flores de Bach. En algunos casos de hipotiroidismo se recomienda Wild Rose (Rosa Silvestre), una flor adecuada para casos de resignación, apatía y falta de interés.
Sin embargo, en cualquier caso, es especialmente relevante que sea el especialista el que deba evaluar el estado emocional de cada persona.

Otros consejos

En primer lugar, ten en cuenta que realizar ejercicio es un estimulante natural de la glándula tiroidea, razón por la que recomendamos practicarlo habitualmente.

La hidroterapia es una terapia con agua a diferentes temperaturas en distintas zonas del cuerpo, por consiguiente, nos puede ayudar también a estimular y relajar el cuerpo de manera natural.

Además, en cuanto a la alimentación, evita la cafeína además de los alimentos procesados a toda costa, bebe mucha agua y come alimentos con mucho yodo.

Finalmente, podemos recurrir a la acupuntura, ya que mediante la colocación de unas agujas muy finas en distintas partes del cuerpo nos puede ayudar a regular la función tiroidea. Deberemos asistir a varias sesiones para conseguir resultados.

Por otra parte, recuerda que es muy importante consultar con un profesional de la salud si no se consiguen los resultados esperados del tratamiento natural.

  • The History and Future of Treatment of Hypothyroidism. Elizabeth A. McAninch, MD and Antonio C. Bianco, MD, PhD.
    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4980994/

  • Iodine deficiency and thyroid disorders. Zimmermann MB, Boelaert K.
    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25591468
  • Iodine Deficiency Disorders in the Iodine-Replete Environment. Ebenezer A. Nyenwe, MD and Samuel Dagogo-Jack, MD, MBBS, FRCP.
    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2634852/

  • “Cómo sané mi tiroides”, Paula Walsh-Robles. 2015
  • “La clave está en la tiroides “, Dra. Amy Myers. 2017
  • “La tiroides: Cómo prevenir y curar sus afecciones”, Veronique Meglioli. 2012
  • “Cómo superar los problemas de tiroides”, Jeffrey R. Garber y Sandra Sardella White”. 2006
  • “Remedios para los desórdenes de la tiroides”, Cherie Calbom. 2015
  • “Tratamiento natural de las enfermedades del Tiroides”, Dr. Thomas Le Flore. 2012
  • Imagen cortesía de newsusacontent
  • Imagen principal cortesía de © wikiHow.com