Tratamiento natural para el melasma o paño

Procura no exponerte al sol y siempre que lo hagas colócate un bloqueador solar o un factor de protección muy alto. También es importante que protejas tu rostro a diario.

El melasma o paño es un trastorno de hiperpigmentación muy común que se manifiesta a través de manchas oscura en la piel del rostro, de un tono café, por lo general, bastante simétricas. Afecta sobre todo a las mujeres de piel clara y canela.

La causa del melasma aún no ha sido precisada. No obstante, se considera que existen factores que pueden influir en su aparición. En primer lugar, la alteración de la actividad hormonal (en especial de progesterona y estrógeno), en segundo lugar, la sobreexposición al sol y, en tercer lugar, la genética.

También se piensa que la ingesta de ciertos medicamentos, como los anticonceptivos hormonales, y algunos cosméticos, contribuyen a la aparición de melasma o paño. Otros factores que ejercen cierta influencia son: el estrés, problemas con la tiroides y condiciones como el embarazo y la menopausia.

¿Qué debes saber sobre el melasma o paño?

El melasma o paño en la piel.

En suma, el síntoma del melasma viene a ser, básicamente, uno solo: el oscurecimiento del color de la piel, por parches, en algunas zonas del rostro, tales como:

  • Frente.
  • Nariz.
  • Mejillas.
  • Labio superior.

Acerca del tratamiento

Tras realizar un examen físico, es posible que el médico paute un tratamiento a base de productos de uso tópico, como las cremas que contienen ácidos azelaico y kójico, hidroquinona y tretinoína. Asimismo, puede que recomiende al paciente que se realice una exfoliación con algunas cremas  esteroides tópicas o química.

En aquellos casos en los que el paciente se vea muy afectado, el médico puede evaluar la posibilidad de recurrir a un tratamiento con láser. Asimismo, considerará si es conveniente suspender la ingesta de medicamentos hormonales para ver si esto ayuda a que las manchas desaparezcan o, al menos, se atenúen.

Una vez finalizado el tratamiento del melasma, este suele desaparecer en algunos meses. Ahora bien, es posible que el melasma o paño vuelva a aparecer si la mujer retoma el tratamiento hormonal o queda encinta. 

Resulta fundamental, tanto a la hora de prevenir como de tratar el melasma, aplicarse un buen filtro solar, cada día. Incluso si no se planea pasar demasiado tiempo al aire libre. El filtro solar evitará que la mancha se oscurezca más o se agrande. 

Consejos para tratar el melasma o paño

Tal y como se mencionó anteriormente, la protección solar resulta fundamental. Cabe destacar que el uso de protector diario constituye un buen hábito que ayuda a prevenir la aparición de muchos trastornos de la piel.

En caso de que exista predisposición genética o varios factores de riesgo, será necesario evitar la exposición solar durante tiempo prolongado, incluso si se cuenta con protector solar. Por otra parte, hay que evaluar con el médico la toma de medicamentos que puedan alterar la actividad hormonal.

Dado que las manchas en el rostro modifican el aspecto físico, el paciente puede experimentar altibajos en su autoestima. En este sentido, es importante no descartar la ayuda psicológica, en caso de que la persona esté muy afectada por el problema.

En conclusión

No existe ningún tratamiento natural que ayude a tratar el melasma o paño. Solo existen tratamientos médicos que pueden incluir: microdermabrasión, exfoliación química y terapias con láser. No obstante, hay que recordar que no todos los casos se tratarán de la misma forma. 

Ahora bien, la mejor medida que se puede tomar es acudir al médico al notar las primeras manchas. Mientras más tiempo se deje pasar, puede que sea más difícil atenuar las manchas. Recuerda, ¡Tu salud es importante!