Tratamiento natural para prevenir la angina de pecho

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Ghina Safadi el 16 noviembre, 2018
Para evitar la aparición de la angina de pecho, es importante vigilar la dieta y evitar la obesidad; los alimentos demasiado grasos pueden provocarla, además de ocasionar un aumento del colesterol malo.

La angina de pecho es una condición bastante delicada y grave, ya que se trata de la reducción del flujo de sangre al corazón. Esta carencia puede darse porque las arterias del corazón se han estrechado demasiado o porque sus músculos han sufrido un engrosamiento anormal. De cualquier modo, esto genera un dolor muy fuerte detrás del esternón, debido a la insuficiencia cardíaca.

Cuando hay un aumento del flujo de sangre a través de las arterias estrechas, se produce un malestar notable. El motivo es que la presión arterial se eleva de manera repentina y causa una sensación de pesadez o un dolor muy fuerte y opresivo en todo el área del pecho. De este modo, se produce la llamada angina de pecho y la insuficiencia cardíaca.

Tipos de angina de pecho

Antes de comentar específicamente qué podemos hacer para evitar caer en esta enfermedad, debemos conocer qué tipos de anginas de pecho existen y cuáles son sus factores desencadenantes:

  • Angina de esfuerzo: Se genera por actividades o movimientos intensos, que exigen más trabajo de parte del corazón.
  • Angina de reposo: A diferencia de la anterior, no desemboca de un esfuerzo ni de una actividad en especial.
  • Inestable o mixta: Este tipo de angina de pecho combina las dos categorías anteriores; es inestable porque su pronóstico es variable.

Desde luego, ante la primera señal que pueda indicar el padecimiento de una enfermedad como esta, se debe consultar al médico. El profesional indicará el tratamiento a seguir. Sin embargo, podemos tener en cuenta estas dos recomendaciones elementales para no lamentar el hecho de llegar a este cuadro.

2 consejos básicos para prevenir la angina de pecho

El mejor tratamiento para la angina de pecho, como para cualquier otra condición de salud, es indudablemente la prevención. Por ese motivo, presentaremos un par de consejos muy útiles para que los pongas en práctica y logres prevenir esta dolencia.

Comida chatarra.

1. Modificar el estilo de vida

La principal y más importante manera de prevenir esta condición es mantener una alimentación sana y equilibrada; en la dieta diaria, las frutas y las verduras han de ser las preferidas. Más adelante en este artículo encontrarás precisiones sobre los ingredientes a evitar.

Asimismo, es absolutamente recomendable —e incluso necesario— dejar de fumar. En primer lugar, porque las probabilidades de sufrir angina de pecho se duplican si se tiene este hábito. Asimismo, el efecto de los medicamentos se ve afectado. Como dato final, uno de cada cinco infartos son provocados por el mal hábito de fumar tabaco.

Por otro lado, practicar ejercicio regularmente también es importante. Esto, además de ser importante para mantener un peso adecuado, trae diversos beneficios para la salud cardiovascular y pulmonar.En definitiva, ser una persona obesa te hace ser muy susceptible a sufrir un ataque de angina de pecho.

Lee también: 5 maneras naturales para bajar la presión arterial

2. Realizar los exámenes de control preventivos

Colesterol

Se debe mantener un estricto control del colesterol, la presión arterial, la diabetes, la obesidad y todas aquellas condiciones de salud que tengan que ver con el funcionamiento del corazón. Para prevenir la angina de pecho, tener un registro de la evolución de estos factores es indispensable, sobre todo si ya se han sufrido afecciones ligadas a ellos.

Te puede interesar: Diabetes mellitus tipo 2: causas, síntomas y tratamiento

Consejos dietéticos para prevenir la angina de pecho

Como mencionamos antes, para prevenir la angina de pecho es fundamental alimentarse bien. En ese sentido, hay ciertas recomendaciones que se han de tener presentes:

  • Se deben evitar todos aquellos alimentos que contienen muchas cantidades de grasa saturada: Estos aumentan el colesterol malo en la sangre.
  • Hay que aumentar el consumo de alimentos que aporten buenas cantidades de vitaminas A, C y E: Las proporciones adecuadas de estas importantes vitaminas en el organismo son de gran ayuda para asegurar el buen funcionamiento del sistema cardiovascular al poseer propiedades antioxidantes.
  • Se ha de aumentar el consumo de frutas, verduras y granos enteros: De esta manera, estaremos totalmente seguros de que proporcionamos al cuerpo todos los nutrientes que necesita para su bienestar.

Corazon

Recuerda: prevenir es mejor que curar

Siempre hay que tener presente que la mejor manera de vivir sanos no es precisamente buscando una cura efectiva para las dolencias. Por el contrario, el modo más efectivo de conservar la salud es prevenir cualquier dolencia antes de que se produzca.

Finalmente, es importante remarcar nuevamente que los hábitos saludables son indispensables. Llevar una alimentación sana y equilibrada, beber mucha agua, comer abundantes frutas y verduras y practicar ejercicio serán fundamentales para la buena salud y para prevenir la angina de pecho, además de muchas otras enfermedades.

  • Balboa, N. de. (2010). Cardiología y Cirugía CardiovascularManual Amir(Amir, pp. 1–84). Madrid.
  • Bonet, R., & Garrote, Y. A. (2008). Angina de pecho. Ámbito Farmacéutico Farmacoterapia27(11), 58. https://doi.org/10.1016/j.nursi.2015.08.016