Tratamiento natural y prevención de las cataratas

Jose María Marín · 25 marzo, 2014
Si bien las cataratas son producto de la edad, existen formas de prevenirlas o retrasar su avance. Descúbrelas más abajo

La catarata ocurre cuando una opacidad nubla el cristalino del ojo e impide el paso de la luz. Aunque el envejecimiento es la causa común, también se cree que el tabaco o la diabetes pueden producirla. En este artículo te presentaremos algunos tratamientos naturales para la prevención de las cataratas.

¿Qué son las cataratas?

La catarata es una opacidad del cristalino. Cuando el cristalino se vuelve opaco no permite que la luz pase con normalidad a través de él, por lo que la imagen que llega hasta la retina se verá borrosa.

La catarata es un proceso degenerativo e indoloro de la visión. Su signo más llamativo es el velo que progresivamente va tapando la pupila, pierde su color negro y queda de un color grisáceo cada vez mayor a medida que avanza la enfermedad.

El critalino está compuesto por tres cuartas partes de agua y proteínas, y la distribución de las proteínas es la que interfiere en la forma en que percibimos la luz. Las cataratas se producen porque dentro del cristalino del ojo se acumulan proteínas y esto crea ese velo que tapa la luz que se dirige hacia la retina.

Factores de riesgo que pueden producir cataratas

Aunque las cataratas están relacionadas con la edad, pueden empezar a producirse en personas de entre 40 y 50 años. Esta enfermedad suele afectar casi a la mitad de  la población mayor de 65 años.

Por lo tanto, el riesgo de desarrollar cataratas aumenta con la edad. Aunque hay otros factores relacionados con nuestro estilo de vida que pueden provocarlas, como:

  • El tabaco o el alcohol.
  • No comer bien.
  • Exposición prolongada al sol y no usar gafas protectoras.

Asimismo, tendremos en cuenta que estadísticamente la probabilidad de desarrollar cataratas es mayor en diabéticos y mujeres. Más si hay antecedentes familiares de la enfermedad.

También se ha observado una incidencia mayor en aquellas personas que durante varios años se han medicado con corticoides en dosis altas (de 10 a 15 mg al día) y en fumadores.

Tratamiento dietético para la prevención de las cataratas

Es muy importante que se realicen revisiones oculares periódicas para una detección temprana.

En caso de cataratas muy severas se suele optar por la cirugía, pero en muchos casos este tratamiento no supone mejoría en la visión. Si ese es el caso, consulte a su oftalmólogo para que le de un perspectiva personalizada.

Asimismo, podemos empezar a cambiar algunos hábitos en nuestra rutina que pueden ayudar a la prevención de las cataratas o a reducir su progresión:

  • Una dieta rica en Vitamina A y C, fundamentales para los tejidos, funciones oculares y ayudar a frenar el deterioro del cristalino. Podemos obtener vitamina A de verduras y frutas “rojizas”, zanahoria, naranja, papaya, etc., también de las espinacas y el hígado. La vitamina C podemos encontrarla en algunos alimentos como el pimiento rojo, el perejil o la guayaba.
  • Evita las bebidas azucaradas, estas debilitan y degeneran el sistema nervioso. Por la misma razón, evita el consumo de cafeína y alcohol.
  • Incluye en tu dieta alimentos que sean fuente natural de antioxidantes. Como son las naranjas, limones, pomelos, fresas, uvas negras, brócoli y tomates. Los antioxidantes combaten a los radicales libres (moléculas de oxígeno inestables) que pueden acumularse en los ojos y causar cataratas.
  • Una dieta rica en ácidos grasos Omega-3. Según diversos estudios, consumir atún una vez por semana reduce el riesgo de cataratas hasta un 12%.
  • Las mucosas del ojo no deben deshidratarse, hemos de beber mucha agua. Por ello, evitaremos también alimentos muy salados o condimentados.
  • El hígado está muy relacionado con la visión, es importante que esté sano.

Remedios populares para la prevención de las cataratas

A continuación, te presentamos algunos remedios populares que pueden ayudar a la prevención de las cataratas:

  • Aplicar miel pura (no refinada) en el ojo. Es antibiótica y ayudará a su limpieza y nutrición.
  • Infusión de anís o papa cruda en bolsitas sobre los párpados a diario durante una hora.
  • Infusión de té de cayena o eufrasia a diario retrasa el desarrollo de la enfermedad.
  • Gotas en los ojos de agua marina filtrada. Esto puede irritar al principio, pero no hace daño y se puede hacer a diario.
  • Aceite de ricino. Mojar el dedo y aplicar suavemente por el borde del ojo para que penetre por si solo. También sirve el aceite de moringa, pero escuece un poquito más por sus propiedades antibióticas.
  • Aloe vera. Aplicar dos o tres gotas de la pulpa licuada.

Recomendaciones

Nuestro comportamiento y actitud frente a la vida es muy importante para prevenir, frenar o incluso curar las cataratas. Para ello vamos a tener en cuenta lo siguiente:

  • Exámenes oculares periódicos.
  • Proteger los ojos de las radiaciones ultravioletas. Usar gafas de sol o sombrero.
  • Evitar exponerse a los rayos UVA de las cabinas bronceadoras. Los rayos ultravioleta solares (UVB) son menos dañinos.
  • Emplear antifaz para dormir si no descansamos en un sitio oscuro. Durante el reposo la glándula pineal produce melatonina (hormona que retrasa el envejecimiento), pero únicamente en la oscuridad.
  • No fumar.
  • Controlar la diabetes.
  • Practicar “relajamiento ocular”, esto se realiza durante una media hora observando una planta, una hoja verde, un paisaje verde y armonioso en un estado interior sereno.

Las cataratas son más comunes en diabéticos y fumadores y no afectan a toda la población de edad avanzada. Esto indica que las cataratas se forman por una mala alimentación y por enfermedades que provocan tensión en los músculos del ojo.

Todo esto hace que el cristalino tenga falta de riego sanguíneo y de nutrientes. En función de esto, para prevenirlas lo ideal es una dieta adecuada con muchos nutrientes y ejercicios que ayuden a combatir la tensión muscular.

 

Pollreisz, A., & Schmidt-Erfurth, U. (2010). Diabetic Cataract—Pathogenesis, Epidemiology and Treatment. Journal of Ophthalmology. https://doi.org/10.1155/2010/608751

Mathew, M. C., Ervin, A.-M., Tao, J., & Davis, R. M. (2012). Antioxidant vitamin supplementation for preventing and slowing the progression of age-related cataract. In Cochrane Database of Systematic Reviews. https://doi.org/10.1002/14651858.CD004567.pub2

Lam, D., Rao, S. K., Ratra, V., Liu, Y., Mitchell, P., King, J., … Chang, D. F. (2015). Cataract. Nature Reviews Disease Primers. https://doi.org/10.1038/nrdp.2015.14