Tratamiento para los eccemas en el cuero cabelludo

Para evitar que los productos químicos empeoren la condición podemos preparar un champú casero con vinagre y bicarbonato, que gracia a sus propiedades nos ayudarán a equilibrar el pH del cabello

Los problemas de piel no son fáciles de tratar, ya que suelen ser síntoma de otros problemas de salud y requieren productos específicos y mucha paciencia.

En este artículo te facilitamos las claves para que realices en casa un tratamiento que te ayudará a eliminar los eccemas que aparecen en el cuero cabelludo y que causan tantas molestias a quienes los sufren.

Alimentos perjudiciales

En el momento en que detectemos un eccema deberemos eliminar de nuestra dieta los siguientes alimentos:

  • Carnes rojas y embutidos.
  • Fritos y precocinados.
  • Leche y derivados lácteos ricos en grasa (queso tierno, nata, helado, etc.).
  • Sal de mesa (no obstante, podemos consumir sal marina en pequeñas cantidades).
  • Azúcar blanco y edulcorantes (con excepción de la estevia).
  • Harinas refinadas, en especial la de trigo (optaremos por harina de avena, de garbanzo, de centeno, de espelta, etc.).

Ver también: Efectos en la salud al consumir embutidos de origen animal

Alimentos perjudiciales

Alimentos beneficiosos

Hay algunos alimentos que esconden propiedades beneficiosas para prevenir y eliminar todo tipo de eccemas que aparezcan en cualquier parte del cuerpo.

Incluir estos alimentos en nuestros menús diarios es el primer paso para realizar un tratamiento completo, efectivo y natural. No obstante, vamos a tener que ser constantes y pacientes, ya que los resultados no se suelen notar de un día para el otro.

  • Jugos naturales de manzana, pera, zanahoria, jengibre y apio: Los tomaremos, a ser posible, en ayunas, media hora antes del desayuno.
  • Levadura de cerveza: Es un gran depurativo de la piel que se recomienda principalmente en casos de eccemas y dermatitis. Si la tomamos junto con las comidas mejoraremos la asimilación de sus nutrientes.
  • Bebidas vegetales de avena, de arroz, de espelta, de almendra, etc., para sustituir la leche de origen animal.
  • Semillas germinadas de alfalfa, girasol, brócoli, etc. Son una fuente excelente de nutrientes. Podemos comprarlas o germinarlas en casa.
  • Infusiones de cola de caballo, zarzaparrilla y ortiga.
  • Legumbres.
  • Frutos y frutas secas.
  • Pescado azul.
  • Huevo.

Tratamiento con árbol de té

Antes de lavarnos el cabello, al menos dos veces por semana, nos haremos una aplicación de aceite esencial de árbol de té en el cuero cabelludo, con el fin de eliminar cualquier germen patógeno que esté provocando el eccema.

No lo aplicaremos puro, ya que puede ser irritante y, además, es más complicado de expandir bien. Lo mezclaremos con uno de los siguientes productos, según nuestro tipo de cuero cabelludo:

  • Graso: Con gel de aloe vera.
  • Seco: Con aceite de coco.

¿Cómo lo usamos?

Tratamiento con árbol de té

  • Nos humedeceremos la cabeza con un poco de agua tibia.
  • Aplicaremos bien este preparado, masajeando el cuero cabelludo, en especial por la zona afectada.
  • Nos pondremos una toalla enrollada en el cabello.
  • Dejaremos actuar media hora.
  • Nos lavaremos el cabello con normalidad.

Te recomendamos leer: 4 remedios con plantas para cuidar de la belleza de tu cabello

Champú de bicarbonato y vinagre

Champú de bicarbonato y vinagre

Los eccemas son muy delicados y requieren cuidados con productos específicos. No obstante, estos productos suelen ser caros, no están al alcance de todo el mundo y, en muchos casos, no son tan naturales como dicen.

Por este motivo te proponemos un champú casero totalmente natural y muy económico que te va a ayudar a equilibrar el pH natural del cabello para que el eccema desaparezca.

¿Qué necesitamos?

¿Cómo lo hacemos?

  • Aplicamos el agua con bicarbonato solamente en el cuero cabelludo, ya que de otro modo resecaríamos las puntas.
  • Aclaramos con agua.
  • A continuación aplicamos el agua con vinagre, lo dejamos actuar uno o dos minutos, y nos aclaramos bien con agua.
  • Si lo deseamos podemos añadir a este líquido alguna gota de un aceite esencial, para mejorar su aroma, a pesar de que el cabello no olerá a vinagre cuando esté seco.

Cura con agua marina

Las personas que vivan cerca de la playa o que tengan la posibilidad de conseguir agua marina pueden usarla para enjuagar a menudo el cabello.

El agua de mar nos aporta todos los minerales que necesitamos en las proporciones necesarias para nuestro organismo, y destaca por sus propiedades antiinflamatorias, alcalinizantes y depurativas, excelentes para combatir los eccemas.

Dejaremos secar el cabello impregnado de agua marina y a continuación nos lo aclararemos con agua tibia.

Te puede gustar