Tratamiento de la sinusitis: pautas a seguir

Marcos Pedrosa 23 febrero, 2018
En el tratamiento de la sinusitis es vital cumplir la posología y no abusar de los descongestivos nasales y seguir estrictamente las recomendaciones médicas.

La sinusitis es la inflamación de los senos paranasales. Existen diversos tipos de sinusitis en función de la duración de la misma y de su gravedad. A pesar de ello, se trata de una patología muy común que afecta a una gran parte de la población.

Algunos de los factores de riesgo que influyen en la aparición de sinusitis son los siguientes:

  • Contacto con agua contaminada
  • Rinitis alérgica
  • Fumar
  • Alteraciones inmunológicas, las cuales predisponen al organismo a sufrir estas patologías
  • Fibrosis quística
  • Pólipos nasales
  • Infecciones respiratorias previas

La sinusitis está relacionada en la mayoría de las ocasiones con infecciones. Dentro de estas destacan sobre todo aquellas causadas por virus, siendo las infecciones bacterianas de naturaleza minoritaria.

¿Qué es la sinusitis?

Qué es la sinusitis

La sinusitis consiste en la inflamación de los senos paranasales. Existen numerosas causas que pueden desembocar en la aparición de sinusitis. Entre ellas podemos destacar la obstrucción de los senos paranasales, las infecciones y las alergias.

Los senos paranasales son unas cavidades cubiertas de mucosa que se encargan de filtrar y humedecer el aire que entra a través de la nariz, evitando la entrada de microorganismos.

Entre los síntomas que caracterizan a esta patología tenemos dolor, mal aliento, congestión nasal o cefaleas. También suele aparecer pérdida del olfato, ojos hinchados, mucosidad de color verdoso y fiebre, lo que denota su carácter infeccioso. Es un problema de salud bastante frecuente y que puede afectar a cualquiera de los senos paranasales.

Ver también: Combate la sinusitis con este remedio de rábano picante y vinagre blanco

Abordaje y tratamiento de la sinusitis

Abordaje y tratamiento de la sinusitis

Normalmente, el tratamiento de la sinusitis se enfoca en mejorar el drenaje de los senos paranasales y de esta manera eliminar la infección. Algunas de las medidas no farmacológicas que se llevan a cabo son las siguientes:

  • Vahos e inhalaciones con vapor.
  • Aplicación de paños calientes sobre los senos.
  • Beber líquidos calientes para reducir la inflamación y mejorar el drenaje.
  • Lavados nasales con irrigadores de solución salina o aerosoles.
  • Dormir con la cabeza levantada.

Así mismo, pueden utilizarse aerosoles farmacológicos que contengan principios activos descongestivos como pueden ser la fenilefrina o la oximetazolina. Estos fármacos ayudan a descongestionar las partes altas de la nariz, reduciendo la inflamación de los senos.

Es muy importante no excederse en el uso de estos fármacos ya que puede aparecer efecto rebote posteriormente. De esta manera, podría agravarse la congestión, complicando la resolución de la sinusitis.

También se utilizan en ocasiones analgésicos como el paracetamol o el ibuprofeno, descongestivos orales y también inhaladores con corticoides, los cuales alivian los síntomas pero tardan algo más en hacer efecto. Entre estos últimos podemos destacar la fluticasona, la budesonida, la mometasona o la beclometasona.

Te recomendamos leer: Cómo combatir la infección de los senos paranasales en 5 días y liberarse del dolor de cabeza

Uso de antibióticos en el tratamiento de la sinusitis

Controla el uso prolongado de antibióticos

Si nos encontramos ante un caso en el que el paciente lleve más de 3 días con fiebre elevada y dolor se procederá a la administración de antibióticos. Dentro de estos se suelen usar la amoxicilina/ácido clavulánico o la doxiciclina, entre otros. Esto es lo que se conoce como sinusitis aguda y suele durar de 1 a 3 semanas.

En el polo opuesto tenemos la llamada sinusitis crónica, en la cual se toman los mismos antibióticos pero durante un periodo de tiempo más largo. Este suele oscilar en torno a las 4 y 6 semanas.

En cualquier caso, es muy importante tomar todas las dosis del antibiótico, independientemente de la mejoría alcanzada. En caso contrario pueden aparecer recaídas y empeoramientos, comprometiendo la efectividad inicial del tratamiento.

La última opción de tratamiento, en el caso de los que antibióticos no sean efectivos, consiste en llevar a cabo una intervención quirúrgica. A través de esta se intentará mejorar el drenaje de los senos paranasales, facilitando la descongestión de los mismos.

Marcos Pedrosa

Farmacéutico. Leer, escribir e imaginar son mis tres pilares. Buscando constantemente aquello que me llene, promoviendo la salud y tratando siempre de mejorar.

Ver perfil
Te puede gustar