Tratamientos para el cabello y la piel con chocolate

Además de ser estupendo para realizar masajes relajantes, el chocolate también nos puede ayudar a eliminar afecciones capilares, como el exceso de grasa o la caspa

Ya sabemos que el chocolate es riquísimo, sin embargo, tiene otras aplicaciones además de culinarias. La chocolaterapia es una técnica cada vez más usada en institutos de belleza por las grandes propiedades que aporta al cabello y la piel. Conoce algunos tratamientos con chocolate en el siguiente artículo.

El chocolate, gran fuente de antioxidantes

Existen diferentes variedades en todo el mundo: negro, amargo, con leche, con fruta, con almendras, blanco… Se usa para muchos postres o se come un trocito después de la cena. Aunque para muchas personas es un manjar prohibido por la dieta o por tener alguna enfermedad como la diabetes.

Pastilla de chocolate

Pero más allá de su consumo, se pueden hacer infinidad de tratamientos con chocolate. Este proviene del cacao, que tiene una gran cantidad de antioxidantes. Estos componentes protegen la piel del daño que pueden ocasionar los radicales libres.

Como si esto fuera poco, otro de los componentes de este delicioso producto, los flavonoides, sirven para brindar un aspecto más saludable y radiante a la piel y el cabello. ¡Es perfecto para verte hermosa!

Tratamientos con chocolate para la piel

Comer chocolate de forma regular reduce los niveles de colesterol en sangre, logra que tengamos mejor humor y estemos felices, nos ayuda a concentrarnos antes de un examen y elimina la ansiedad. Pero vamos a conocer los beneficios de la aplicación tópica de este producto.

Mantiene la piel hidratada

Los nutrientes del chocolate ayudan a humectar la piel. Solo hay que derretirlo y, cuando no esté caliente, aplicar dando un suave masaje. Es perfecto para el rostro reseco, por ejemplo.

Exfolia

Tratamiento con chocolate para la piel

Puedes disfrutar de una mascarilla de chocolate para mejorar la circulación sanguínea y remover impurezas y células muertas. La piel tendrá un aspecto más saludable, terso y joven, ya que además previene las arrugas prematuras y suaviza las ya existentes.

Lee también: 4 cremas para la noche que ayudarán a que tu piel luzca perfecta

Tratamientos para la belleza del cabello

Además de sus bondades para la piel, también es muy bueno para tener una cabellera hermosa… ¡Como la de las publicidades de champú! Realizar mascarillas con chocolate aporta muchos beneficios a tu pelo.

Regula la producción de sebo y mejora el cabello seco

El chocolate es perfecto para los que tienen cabello muy graso debido a un desequilibrio en el cuero cabelludo, que produce más sebo de lo normal.

No te pierdas: Tratamientos caseros del cabello graso

Por otra parte, también actúa cuando el pelo está reseco debido al maltrato con productos químicos, el calor del secador, la exposición al sol, etc.

Mujer con el pelo seco

Mejora la circulación

El cuero cabelludo también necesita de una buena irrigación de la sangre para poder estar saludable. Si realizas una mascarilla de chocolate en esta zona, podrás, por ejemplo, prevenir la caída del cabello y favorecer el crecimiento y fortalecimiento de las hebras.

Elimina la caspa

Otra de las condiciones que están relacionadas con el estado de salud del cuero cabelludo. El chocolate previene este tipo de problemas y otros similares como la dermatitis seborreica.

Hidrata

Si tienes el cabello sin vida, quebradizo, muy débil o fino, aplica una mascarilla de chocolate y déjala actuar, al menos, 15 minutos. Al enjuagarla, ya notarás los cambios en el pelo: se verá más natural, brillante, sedoso y voluminoso.

¿Qué chocolate me conviene elegir?

Chocolate para un tratamiento

Como ya se dijo antes, existen muchos tipos de chocolate, pero no todos son buenos para la belleza del pelo y la piel. El único que sirve en estos casos es el negro o amargo, con un contenido no menor al 70% de cacao. Otros consejos para elegir el ingrediente estrella de la chocolaterapia:

  • Busca los que sean de superficie lisa, sin agujeros, manchas o líneas.
  • Para saber si el chocolate es de calidad, al romperlo tienes que oír un chasquido. Y al tacto no puede ser grasoso.
  • Debe conservarse a temperatura ambiente y en un lugar fresco. No lo guardes en la nevera.
  • No mezcles o rebajes el chocolate con agua.
  • Derrítelo a baño María, poniéndolo en un cazo dentro de otro más grande con agua y cocinando a fuego lento. Pero resta atención a la temperatura al aplicarlo para no quemarte.
  • Para retirar usa agua tibia.
  • Luego de hacer una mascarilla facial o de cualquier parte del cuerpo, aplica una crema humectante.
  • Deja actuar, por lo menos, 15 minutos para que haga efecto.

Además de aplicarlo en la piel o cabello, se recomienda consumir 30 gramos por día, como máximo, para mejorar tu organismo desde adentro. Pero ten en cuenta que si lo comes en exceso te puede provocar sobrepeso, dolor de cabeza, insomnio y sobreexcitación