Los tratamientos para el cáncer más vanguardistas

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Alejandro Duarte el 21 noviembre, 2018
Pese a estar aún en desarrollo, los siguientes tratamientos contra el cáncer pueden marcar la diferencia en el futuro.

El cáncer es una de las enfermedades con más trascendencia en todo el mundo. Su alta mortalidad y resistencia a los tratamientos convencionales ha fomentado la aparición de terapias alternativas.

Casi todas estas nuevas estrategias aún están en etapa de desarrollo pero quizá algún día se conviertan en realidad. Algunos de los tratamientos para el cáncer más vanguardistas aparecen resumidos a continuación.

1. Nanorobots frente al cáncer

Nanorobots frente al cáncer

Esta tecnología empezó a investigarse en 2014. Consiste en el desarrollo de minúsculos robots cuya función principal es la de recorrer el organismo en busca de células cancerígenas. Una vez que éstas han sido localizadas, los nanorrobots les administran los fármacos que contienen en su interior.

El beneficio que supone esta tecnología es evidente pues consigue que únicamente las células alteradas reciban el tratamiento, reduciendo de manera masiva las reacciones adversas ocasionadas por la quimioterapia actual.

Te recomendamos leer: Aprende a detectar los primeros síntomas del cáncer de mama

2. Inmunoterapia

La inmunoterapia usada para tratar el cáncer es una estrategia bastante moderna y aún en evolución. Puede ser considerado como uno de los tratamientos para el cáncer más vanguardistas.

Esta técnica consiste en la administración de antígenos tumorales, lo que consigue sensibilizar al organismo para que se enfrente a ellos durante el proceso cancerígeno.

Entre las moléculas que se han utilizado como antígenos tenemos algunas proteínas o ADN de células tumorales.

Se consigue así una respuesta similar a la que se obtiene cuando se inyecta una vacuna, con la diferencia de que este tratamiento no es preventivo sino que se utiliza en pacientes que ya sufren la patología.

3. Uso de virus frente al cáncer

Los virus son partículas que no son considerados como seres vivos pues para subsistir necesitan utilizar la maquinaria celular de otro organismo para reproducirse.

Los llamados virus oncolíticos constituyen una novedosa estrategia orientada a la lucha contra el cáncer. Mediante esta técnica se intenta modificar la composición vírica para hacer que estos sólo afecten a células tumorales. De esta manera, cuando el virus entra en las células del tumor se replicará en su interior hasta destruirla.

Con esta terapia se lograría una destrucción selectiva del tumor, sin embargo este tipo de tratamiento aún se encuentra en fase de experimentación, quedando todavía mucho que investigar.

Lee también: ¿Por qué los virus son cada vez más fuertes?

4. Uso de bacterias frente al cáncer

Al igual que los virus, las bacterias también pueden ser utilizadas para el tratamiento contra el cáncer. Esto se debe a que es relativamente sencillo manipular su ADN. Se consigue de esa manera que las bacterias produzcan determinadas sustancias capaces de destruir las células tumorales, incrementando además la eficacia del sistema inmune.

Las bacterias pueden además actuar como vectores de los virus oncolíticos antes mencionados, siendo su labor importante y muy diversa en este tipo de terapias experimentales.

5. Radioinmunoterapia

Radioinmunoterapia

Otra de las terapias que se usa actualmente frente al cáncer es la radioterapia. Y es que la radiación suele ser muy efectiva para la eliminación de las células tumorales.

Sin embargo, existe un problema con este tipo de terapia ya que la misma radiación que puede destruir el tumor también afecta a los tejidos sanos circundantes, alterándolos.

La radioinmunoterapia consiste en la administración de un anticuerpo contra antígenos característicos del tumor, el cual tendrá ligado una sustancia radiactiva. Este hecho confiere selectividad a la radiación emitida, haciendo que solamente afecte a las células cancerígenas.

6. Células madre

El uso de células madre ha permitido desarrollar otra perspectiva en el tratamiento contra el cáncer. Las células madre son células con características muy concretas ya que tienen una capacidad de división elevada. Además pueden diferenciarse posteriormente en cualquier tipo de célula del organismo.

¿Esto que quiere decir? Pues que pueden actuar como un comodín y en función de los estímulos aplicados transformarse en células del páncreas, del corazón o de cualquier otro órgano. La administración de células madre nos permite alcanzar altas dosis de quimioterapia sin correr el riesgo de destruir el resto de las células del organismo.

Los trasplantes de células madre se usan sobre todo en pacientes con leucemias o linfomas, constituyendo una vía indirecta del tratamiento.