Tratamientos caseros del cabello graso

Gracias a la mascarilla de aloe vera conseguiremos normalizar las secreciones sebáceas y controlar el exceso de grasa a la vez que hidratamos el cabello

Algunas personas coinciden al decir que el cabello grasoso es el resultado de llevar una dieta alta en grasas. Las glándulas sebáceas del cabello que son alimentadas con fritos, lácteos y en general alimentos grasosos, hacen que haya un exceso de grasa en el cabello haciendo que parezca todo el tiempo sucio.

Sin embargo, otros expertos aseguran que la alimentación no tiene nada que ver y que las principales causas de tener un cabello grasoso son los factores hereditarios, el calor, la humedad, los cambios hormonales e incluso algunas enfermedades. Pero sea cual sea la causa, el cabello grasoso resulta muy desagradable, no sólo por el hecho de que es más difícil de manejar, sino porque además da la sensación de que siempre está sucio.

Para empezar a eliminar los excesos de grasa del cabello y empezar a lucir una cabellera más hermosa, brillante y fresca, hay varios tratamientos caseros que podemos aplicar regularmente para combatir la grasa y darle un mejor aspecto a nuestro pelo. ¿Te gustaría conocer algunos trucos?

Tratamiento de manzana

manzanas

Este excelente tratamiento para el cabello es ideal para eliminar los excesos de sebo y mantener una melena limpia y manejable.

Ingredientes

  • 1 manzana
  • 2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana
  • 1 vaso de agua

¿Cómo hacerlo?

  • Pela y corta en trozos una manzana y llévala a la licuadora. Agrega las dos cucharadas de vinagre de sidra de manzana y un vaso con agua.
  • Bate durante un par de minutos todos los ingredientes hasta formar una especie de zumo.
  • Cuando te estés duchando, realiza el último aclarado del cabello utilizando este tratamiento natural.
  • Masajea muy bien el cuero cabelludo de tal forma que el tratamiento penetre bien en el cabello.
  • Deja pasar 10 minutos y finalmente retira con abundan te agua fría.

Saponaria para el cabello graso

Para lucir una cabellera suelta, ligera y libre de excesos de grasa, este tratamiento con saponaria te ayudará a combatir esos excesos de sebo que te hacen sentir el cabello sucio y desagradable.

Ingredientes

  • 150 gramos de saponaria
  • 2 litros de agua.

¿Cómo hacerlo?

  • Primero debes poner a hervir 2 litros de agua y una vez esté lista agregar los 150 gramos de saponaria. Se deja a fuego lento durante 10 minutos y pasado este tiempo se retira y se deja reposar.
  • Utiliza el agua resultante para lavar el cabello y ten en cuenta que a diferencia de otros tratamientos y champús, éste no hará espuma. Sin embargo notarás como tu melena luce más limpia y sobre todo sin esa sensación grasosa.

Tratamiento con arcilla blanca

La arcilla blanca o también conocida como caolín, es un ingrediente utilizado para muchos tratamientos de belleza incluyendo el cabello. Sus propiedades ayudan a absorber el exceso de grasa y limpiar el cabello en profundidad.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de arcilla blanca o caolín en polvo.
  • Un poco de agua.

¿Cómo hacerlo?

  • En un recipiente mezcla las dos cucharadas de arcilla blanca en polvo con un poco de agua caliente hasta formar una especie de pasta.
  • Cuando esté listo tu tratamiento, aplícalo sobre la raíz del cabello haciendo suaves masajes con la yema de los dedos y deja actuar 10 minutos.
  • Cuando haya pasado el tiempo recomendado, retira el tratamiento con abundante agua tibia y enjuaga el cabello con el champú y acondicionador de costumbre.

Tratamiento de aloe vera

Aloe vera

El aloe es un producto muy conocido a nivel mundial por todas las propiedades que tiene para la salud y la belleza. En el caso del cabello, funciona como un hidratante natural, que entre otras cosas  normaliza las secreciones sebáceas para controlar el cabello grasoso.

¿Cómo hacerlo?

Tomar la pulpa de aloe vera de 2 o 3 hojas de la planta y batirlas bien en una licuadora. La pasta resultante se debe aplicar en todo el cuero cabelludo, dejando actuar media hora y repitiendo este procedimiento 4 veces por semana.

Tratamiento de yema de huevo y limón

La yema de huevo y el limón son dos buenos aliados para combatir el exceso de grasa en el cabello, dejando una melena suave, manejable y brillante.

Ingredientes

  • 2 yemas de huevo
  • 8 gotas de jugo de limón

¿Cómo hacerlo?

En un recipiente mezclar muy bien las yemas de huevo con 8 gotas de jugo de limón y posteriormente aplicar la mezcla en el cabello húmedo. Se deja actuar por 10 minutos y se retira con agua fría.

Te puede gustar