Tratamientos caseros para el sarpullido

Yamila Papa · 5 abril, 2016
Aunque la primera reacción que tendremos será la de rascarnos, es conveniente que no toquemos la piel afectada por el sarpullido para no extenderlo a otras zonas

También conocido como dermatitis, el sarpullido provoca irritación y enrojecimiento de la piel. Además, se caracterizan por resequedad, picor y escamado e incluso por ampollas y bultos.

Se trata de un problema leve pero que es conveniente tratar. En este artículo te contaremos más sobre ello.

Sarpullido: tipos, síntomas y causas

Cuando la piel está ligeramente roja no habría de qué preocuparse. No obstante, sí debes prestar atención si está acompañada por dolores musculares o fiebre. En ese caso estamos en presencia de un problema más grave que debe ser supervisado por un médico.

Los tipos más frecuentes de sarpullido son:

No olvides leer:Cómo elaborar un saco térmico de semillas para calmar los dolores musculares

Dermatitis atópica

Este eczema se desarrolla en los niños y provoca sequedad y bultos alrededor de los codos y las rodillas.

Dermatitis por contacto

Dermatitis por contacto

Está causada por el contacto con ciertos alérgenos. Trae como consecuencia enrojecimiento, descamación y picor. Por ejemplo, se produce al usar joyas de níquel o tocar hiedra venenosa.

Dermatitis por contacto irritante

En este caso la piel se expone a sustancias irritantes, como pueden ser los limpiadores químicos, los jabones o los perfumes. La hinchazón y el picor son los síntomas más habituales.

Dermatitis seborreica

Se produce en el cuero cabelludo, las orejas y la cara. Los signos principales son enrojecimiento, sequedad y descamación.

Psoriasis

Psoriasis

Se trata de una erupción en la piel, sobre todo en los codos, las rodillas y el cuero cabelludo.

Entre los principales síntomas del sarpullido en cualquier parte del cuerpo se destacan:

  • Pequeños bultos
  • Picazón
  • Ardor
  • Inflamación
  • Sequedad
  • Ampollas
  • Descamación
  • Anillos rosáceos
  • Lesiones con pus
  • Fiebre

¿Cuáles son las causas más frecuentes del sarpullido corporal?

  • Infecciones víricas (varicela, sarampión, rubeola)
  • Infecciones bacterianas
  • Sarna por ácaros
  • Tiña (infección fúngica)
  • Hongo cándida
  • Picaduras de insectos
  • Alergias
  • Contacto con sustancias irritantes
  • Consumo de medicamentos
  • Sudoración excesiva
  • Exposición al sol
  • Usar ciertas prendas
  • Climas calurosos y húmedos
  • Intoxicación alimenticia

Remedios caseros para el sarpullido

Puedes reducir los síntomas y mejorar el aspecto de la dermatitis con cualquiera de las siguientes recetas naturales:

Aceites esenciales

Tienen muchas propiedades, entre ellas, desinflamar la piel. Te aconsejamos el aceite esencial de manzanilla (se consigue en las casas naturistas) porque tratar las erupciones de la dermis y el escozor.

Llena la tina con agua tibia y añade unas gotas de este aceite. A continuación, sumérgete por completo, prestando atención a que la zona afectada quede tapada por al agua. Quédate 15 minutos y siente el alivio.

Si no tienes aceite de manzanilla puedes emplear aceite de oliva. En este caso aplica unas gotas en el área con sarpullido y realiza masajes circulares. Deja secar y no enjuagues.

Aloe vera

Cómo congelar gel de aloe vera

Por supuesto que no podía faltar en nuestro listado de remedios caseros para mejorar la piel. Trata de comprar una planta de aloe vera y tenerla siempre en casa porque te puede ayudar en miles de casos. Su eficacia es realmente asombrosa.

Corta un trozo del tallo y abre para extraer el gel. Aplica en la piel afectada y y deja que se absorba.

Avena

Los copos de avena tienen la capacidad para reducir el picor y el enrojecimiento de la piel. Puedes emplearlo de diferentes maneras. Una de ellas es a través de un baño de inmersión. Llena la tina con agua tibia y esparce un puñado de avena. Toma un baño hasta que el agua se haya enfriado.

Otra opción es hervir ½ taza de agua (125 ml) con 1 puñado de avena para que el líquido se evapore y se forme una pasta. Cuando se haya enfriado colocar en una gasa y aplicar en la zona afectada como compresa. Dejar actuar 30 minutos.

Hierbas

Diente-de-león

Además de usar el aceite esencial de manzanilla puedes preparar un té con las flores de esta planta. Necesitas una cucharada (10 g) por cada taza de agua (250 ml). Una vez que esté frío, cuela y embebe un algodón, que pasarás por el área con sarpullido.

También puedes hacer un cataplasma mezclando una cucharada de raíz de romaza, otra de carrascal y una de diente de león.

  • Añade un poco de agua para que quede como una pasta.
  • Aplica en la piel y tapa con una gasa.
  • Deja actuar media hora antes de retirar.

La consuelda también es muy buena en estos casos. Prepara una infusión con una cucharada de la planta y una taza de agua. Cuando se haya enfriado, cuela y empapa un trapo que pasarás por el sarpullido.

Te recomendamos a su vez la hoja de llantén. Sirve para tratar las erupciones y enrojecimiento. Lava un par de ellas y frota sobre la piel irritada. Si tienes la dermis muy sensible mejor prepara un té y lava con el líquido.

Bicarbonato de sodio

Si tienes picores fuertes por causa de la dermatitis te recomendamos emplear el bicarbonato para darte baños de inmersión. La dosis adecuada es de 3 cucharadas (30 g) por tina repleta de agua.

Este tratamiento casero es mejor realizarlo durante la noche antes de dormir para poder descansar mejor y no rascarse de manera inconsciente.

Recomendaciones para el sarpullido

Para evitar o tratar las dermatitis y sarpullido sería bueno que:

  • Consumieses una buena cantidad de vitamina C, que protege al cuerpo de las infecciones.
  • Identifiques qué alérgeno está provocando la irritación.
  • No rascases la zona, para evitar propagarlo o incluso empeorarlo.
  • No escogieses jabones con perfumes.
  • Utilizases cremas hidratantes antes de salir de casa.
  • No te bañases excesivamente, porque la piel se secará aún más.
  • Gestionases el estrés y los nervios para evitar que el sistema inmune se resienta.