Tratamientos caseros para un cabello suave

3 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la médica Karla Henríquez
Los tratamientos químicos de alisado, las planchas y secadores pueden hacer que el cabello pierda fuerza y brillo. También los cabellos teñidos suelen presentar un aspecto apagado y resequedad en exceso.

Los productos naturales están ganando cada vez más popularidad en el cuidado del cabello. Además, algunos ingredientes podrían ayudar a darle suavidad y brillo al cabello. Existen tratamientos caseros que se pueden preparar fácilmente en casa para este fin.

A continuación, te mostramos algunos tratamientos caseros que podrían contribuir a tener un pelo suave, con ingredientes que seguramente tienes en tu hogar o que puedes conseguir con facilidad.

No olvides que es importante consultar con un dermatólogo la aplicación de algunos ingredientes para el cuidado del cabello. Su uso podría acarrear posibles efectos secundarios en el cabello y cuero cabelludo. Consulta con un médico para recibir más detalles.

Tratamientos caseros para un cabello suave

Los tratamientos químicos de alisado, las planchas y secadores pueden hacer que el cabello pierda fuerza y brillo. También los cabellos teñidos suelen presentar un aspecto apagado y resequedad en exceso.

Además, los cabellos rizados o frágiles suelen tender a romperse con facilidad, por ello hay que dedicarle cuidados específicos según el tipo de cabello. A continuación, presentamos dos ingredientes que son conocidos por sus beneficios para el cabello seco o castigado.

Tratamiento con huevos

Los huevos se han utilizado desde hace tiempo para aportar suavidad al cabello. Gracias a su significativo aporte de proteínas, vitaminas y minerales, estudios sugieren que podrían contribuir a fortalecer las hebras capilares para reducir la caída excesiva.

Asimismo, estos nutrientes podrían ayudar a fortalecer los folículos capilares y a mantener un óptimo nivel de hidratación. Por eso, tras usar este ingrediente, es posible que el cabello adquiera un aspecto más fuerte y saludable.

  • Para este tratamiento, primero moja tu cabello con agua fresca. Después, bate dos huevos crudos en un tazón y aplícalos en tu pelo. Es muy importante que intentes que la mayor cantidad posible impregne tu cuero cabelludo.
  • Deja que el tratamiento haga efecto alrededor de 10 minutos. Después enjuaga tu pelo con agua fría. No utilices agua caliente porque, unida a las proteínas que contiene el huevo,  puede hacer que se endurezca la mezcla. Esto haría más difícil retirarlo de tu cabello.

Tratamiento con aceite de oliva

El aceite de oliva también se ha venido usando en cosmética por sus beneficios para el cabello y piel. Como parte de los tratamientos caseros para un pelo suave, el aceite de oliva puede aplicarse en tu pelo. Pon enfásis sobre todo en la parte media y en las puntas, para no crear una película gruesa de aceite que pueda dejar un aspecto graso y pesado en el cabello difícil de eliminar.

Este ingrediente podría ayudar a reparar los daños que se producen en tu pelo para que deje de verse maltratado y sin brillo. Deja que el aceite actúe durante media hora.

Después lava tu cabello con agua tibia hasta que retires todos los restos. Se trata de un tratamiento bastante conocido y muy fácil de hacer. Pero es muy importante que lo apliques de forma constante, sino no apreciarás los resultados.

Esperamos que pongas en práctica estos sencillos consejos y que experimentes por ti misma sus beneficios. No olvides que es aconsejable que, en la medida de lo posible, evites aparatos de calor y productos abrasivos que pueden hacer que la hebra se dañe.

  • Gray, J. (2001). Hair care and hair care products. Clinics in Dermatology. https://doi.org/10.1016/S0738-081X(00)00133-4
  • Kapoor, V. P. (2005). Herbal cosmetics for skin and hair care. Nat Prod Radiance.
  • Goldberg, L. J., & Lenzy, Y. (2010). Nutrition and hair. Clinics in Dermatology. https://doi.org/10.1016/j.clindermatol.2010.03.038
  • Dias MFRG. Hair cosmetics: An overview. International Journal of Trichology. 2015.