Tratamientos caseros para un cabello suave

Para retirar las mascarillas procura utilizar agua fría. Además de ayudar a cerrar la cutícula del cabello, evitamos la sequedad y conseguimos un acabado más brillante.

Muchas personas gastan una cantidad nada despreciable de dinero en productos para darle suavidad y brillo al cabello, sin saber que hay remedios que se pueden preparar fácilmente en casa para este fin.

A continuación, te mostramos algunos tratamientos caseros para un pelo suave, usando ingredientes que seguramente tienes en tu hogar o que puedes conseguir con facilidad.

Tratamiento con mayonesa para el cabello

Las propiedades de la mayonesa le pueden brindar a tu cabello la suavidad, el brillo y la textura sedosa que buscas. Para este tratamiento, aplica una cantidad considerable de mayonesa en tu cabello, haciendo que cubra sobre todo la puntas.

La cantidad va a depender del largo de tu cabello, así como de la cantidad de grasa que suelas tener. Si tu cabello es muy grasiento no uses mucha mayonesa. Si por el contrario tienes problemas de sequedad, usa una cantidad abundante.

Después de aplicar la mayonesa, envuelve tu pelo con una bolsa de plástico o con un gorro de ducha. Deja que las propiedades de la mayonesa actúen durante una hora. Después debes enjuagar tu cabello muy bien para quitar el exceso de mayonesa. Finalmente lávalo muy bien con champú.

Tratamiento con huevos

Para este tratamiento, primero moja tu cabello con agua fresca. Después, bate dos huevos crudos en un tazón y aplícalos en tu pelo. Es muy importante que intentes que la mayor cantidad posible impregne tu cuero cabelludo.

Deja que el tratamiento haga efecto alrededor de 10 minutos. Después enjuaga tu pelo con agua fría. No utilices agua caliente porque, unida a las proteínas que contiene el huevo,  puede hacer que se endurezca la mazcla. Esto haría más difícil retirarlo de tu cabello.

Tratamiento con aceite de oliva

El aceite de oliva sigue sorprendiéndonos con sus numerosos beneficios para la salud y sus usos cosméticos. Como parte de los tratamientos caseros para un pelo suave, el aceite de oliva puede aplicarse en tu pelo, Haz enfásis sobre  en la parte media y en las puntas.

Así ayudas a reparar los daños que se producen en tu pelo para que deje de verse maltratado y sin brillo. Deja que el aceite actúe durante media hora.

Después lava tu cabello con agua tibia hasta que retires todos los restos. Se trata de un tratamiento bastante conocido y muy fácil de hacer. Pero es muy importante que lo apliques de forma constante, sino no apreciarás los resultados tan positivos que da.

Esperamos que pongas en práctica estos sencillos consejos y que experimentes por ti misma sus beneficios. Suavidad y brillo se harán visibles y palpables en tu pelo.