Tratamientos naturales para atacar la tos seca

Es muy importante beber muchos líquidos, a temperatura ambiente, para mantener la garganta hidratada y que no se irrite. La miel es un ingrediente fundamental en los remedios para la tos

Se dice que hay tos seca cuando no se presenta ningún tipo de flema al toser, pero cuando se desprenden flemas se dice que es una tos productiva. La tos seca se debe tratar con algún tipo de remedio para que provoque el desprendimiento de las flemas, pudiendo ser expulsadas y de ese modo la tos se mejore.

La tos seca se presenta con mayor frecuencia durante las noches, siendo bastante molesto ya que no deja dormir a quien la sufre y tampoco a quienes están cerca.

Para lograr un pronto alivio, se recomiendan algunos remedios naturales que resultan muy efectivos para este problema de las vías respiratorias. Un problema bastante común que afecta a la calidad de vida de quienes la padecen.

Ajo

Ajo

El ajo es un excelente remedio natural para acabar con los problemas de tos seca, ya que sus propiedades antibacterianas son de gran ayuda para aliviar un gran número de afecciones que atacan varias partes del organismo, entre ellas las vías respiratorias. De igual manera, resulta un remedio natural muy efectivo para destapar los bronquios.

Preparación de un remedio casero con ajo

Se debe machacar diez ajos y dejarlos de un día para otro en una taza de aceite de oliva junto con unas cuantas remas de tomillo. Al otro día se pasa esta mezcla por un colador y se deposita en un frasco con tapa.

Se debe tomar una cucharada todos los días en ayunas, hasta terminar. Con las primeras cucharadas se ve el resultado calmante de este remedio natural.

Lee también: Las bondades del ajo negro

Vapor de eucalipto y limón

Los vapores o vahos son los mejores aliados para ayudar a eliminar las flemas y, por lo tanto, a destapar los bronquios y acabar con la tos. Para hacer un vapor de la manera adecuada, hay que poner a hervir medio litro de agua con unas hojas de eucalipto y de limón, aunque también se le puede agregar el jugo de varios limones.

Cuando el preparado esté hirviendo, se baja del fuego y con mucho cuidado hay que acercarse al vapor que sale del recipiente. Con la cabeza cubierta con una toalla será mas fácil lograr aspirar todo el vapor y así poder destapar los bronquios y acabar con la molesta tos.

Jarabe casero para tratar la tos

Ingredientes

  • Limón en rodajas
  • Miel de abeja pura
  • Jengibre en rodajas
  • Agua hirviendo

Preparación

Combinar las rodajas de limón, la miel de abejas y el jengibre en rodajas en un recipiente de vidrio. Cerrar el recipiente y colocarlo en la nevera, hasta que se forme una especie de gelatina.

A la hora de servir, se debe añadir una cucharadita en una taza y se vierte agua hirviendo sobre ella. Conservar en nevera 2-3 meses.

Aprende cómo preparar 5 remedios con miel de abejas para mejorar tu salud

Remedios adicionales para el tratamiento de la tos seca

zanahoria ccharmon

Un buen remedio es consumir el zumo de zanahoria caliente dos o tres veces al día. También es aconsejable tomar tres veces al día la infusión de semillas de anís, las cuales se trituran y se colocan en una taza, luego se les agrega agua hirviendo, se tapan por varios minutos, se cuela y se toma caliente.

Puedes cortar tres cebollas, colocarlas en un recipiente con cuatro cucharadas de miel y cocer al baño María por lo menos durante dos horas. Luego se deja reposar y se cuela. Se deben tomar dos cucharadas cada tres horas.

Las infusiones también alivian. Hierve tres cucharadas de semillas de linaza en una taza de agua durante cinco minutos, cuela y agrega el jugo de un limón y una cucharada de miel. Se debe tomar una cucharada tres veces al día.

Te puede interesar: 6 grandes beneficios del agua de linaza

Un último remedio: ralla unos cuantos rábanos y agregarles cinco cucharadas de miel. Se dejan reposar (tapados) durante cuatro horas y luego se toman cucharadas varias veces al día.

Consejos adicionales

Cuando se tiene tos seca conviene beber muchos líquidos, pero a temperatura ambiente, pues no se debe tomar nada frío.

Si al cabo de una semana la tos no desaparece, lo mejor es consultar al médico y no dejar para último momento (cuando suelen haber complicaciones), De igual manera, se hace urgente una consulta si se presenta fiebre, dolor en el pecho, si se dificulta la respiración o si quienes tienen la tos seca y persistente son menores de edad o adultos mayores.

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar