Tratamientos naturales para atacar la tos seca

Carolina Betancourth 18 noviembre, 2014
Dormir bien, mantenerse hidratado, seguir las indicaciones del médico y recurrir a ciertos remedios naturales puede ayudar a curar la tos seca. Descubre más a continuación.

La tos seca o improductiva, es decir, sin flema, puede resultar una verdadera molestia. Sus causas pueden ser desde un resfriado, hasta irritación por algún factor ambiental, como el polvo. Ahora bien, cuando esta tos se produce como consecuencia de un resfriado, es conveniente tratarla con los elementos apropiados para conseguir que desaparezca.

De no atenderse la tos seca y el resto de los síntomas del resfriado, la enfermedad podría tener consecuencias mayores en la salud de la persona. De allí la importancia de acudir al médico y seguir sus indicaciones.

La tos seca puede presentarse con tanta frecuencia que, incluso puede llegar a impedir el descanso nocturno. Por ello, la mayoría de los remedios naturales ofrecen soluciones de las cuales disponer antes de ir a dormir y así, obtener un buen descanso. Después de todo, dormir lo suficiente es necesario para conseguir la curación.

Remedios para aliviar la tos seca

1. Ajo blanco y negro

El ajo es un excelente remedio natural para acabar con los problemas de tos seca, ya que sus propiedades antibacterianas son de gran ayuda para aliviar un gran número de afecciones que atacan varias partes del organismo, entre ellas, las vías respiratorias. De igual manera, resulta un remedio natural muy efectivo para ‘destapar’ los bronquios.

Se debe machacar diez ajos y dejarlos, de un día para otro, en una taza de aceite de oliva junto con unas cuantas ramas de tomillo. Al otro día, se pasa esta mezcla por un colador y se deposita en un frasco con tapa.

Se debe tomar una cucharada de este remedio todos los días en ayunas, hasta terminar el contenido del frasco. Con las primeras cucharadas ya se podrá apreciar la mejora.

Ajo

Descubre: Las bondades del ajo negro

2. Vaho de eucalipto y limón

Los vahos son los mejores aliados para promover el alivio de los síntomas del resfriado y la gripe. Para hacer un vaho de la manera adecuada, hay que poner a hervir medio litro de agua con unas hojas de eucalipto y de limón. También se le puede agregar el jugo de varios limones pero no es obligatorio.

Cuando el preparado esté hirviendo, se baja del fuego y con mucho cuidado, se coloca una toalla por encima de la cabeza y se acerca el rostro, a una distancia prudente, al vapor que sale del recipiente. La inhalación de los vapores ayudarán a conseguir el alivio y acabar con la molesta tos, tanto seca como productiva.

3. Jengibre, miel y limón

Este es una combinación clásica de ingredientes naturales que resulta muy poderosa para tratar los síntomas del resfriado y la gripe, como la tos seca. Tan solo hay que poner a hervir agua con un poco de ralladura de jengibre y, una vez tibia, se agrega al agua unas cuantas gotas de zumo de limón y miel.

Hay formas alternativas de preparar este mismo remedio que incluyen rodajas de limón enteras (con todo y piel) y gelatina. Una alternativa viene a ser la siguiente:

Cortar varias rodajas de limón y raíz de jengibre, introducir en un recipiente de vidrio junto con la miel y cerrar el recipiente. Se lleva al refrigerador y se deja allí hasta que se forme una especie de ‘conserva’.  A la hora de servir, se debe añadir una cucharadita en una taza y se vierte agua hirviendo sobre ella. Este remedio se puede conservar, como máximo, hasta 3 meses dentro de la nevera.

4. Zumo de zanahorias natural

zanahoria ccharmon

Un buen remedio para aliviar la tos seca es consumir el zumo de zanahoria caliente dos o tres veces al día. Las zanahorias son ricas en vitaminas y minerales que ayudan a fortalecer el sistema inmunitario y, a su vez, su zumo tiene una textura que alivia la irritación de la garganta (que produce la tos seca).

También puedes cortar tres cebollas, colocarlas en un recipiente con cuatro cucharadas de miel y cocer al baño María por lo menos durante dos horas. Luego se deja reposar y se cuela. Se deben tomar dos cucharadas cada tres horas.

Consejos adicionales

Estos remedios naturales, por sí solos, no curarán la gripe pero sí pueden ofrecer un apoyo al tratamiento pautado por el médico. Por ello, su uso no excluye el uso de fármacos y medicamentos varios.

Dado que se trata de ingredientes naturales con propiedades antibacterianas (como la miel), su principal aporte viene a ser el refuerzo del sistema inmunitario.  

Existen ciertas infusiones que también pueden aliviar la tos seca de forma natural. Por ejemplo, se puede hervir tres cucharadas de semillas de linaza en una taza de agua durante cinco minutos, colar y agregar el jugo de un limón con una cucharada de miel. Se debe tomar una cucharada tres veces al día, para notar una mejoría.

Si al cabo de una semana la tos seca no desaparece, lo mejor es consultar al médico. De igual manera, se hace urgente una consulta si se presenta fiebre, dolor en el pecho, dificultad para respirar u otros síntomas que impidan hacer vida normal.

Te puede gustar