Tratamientos naturales para combatir la bacteria Helicobacter Pylori

Carolina Betancourth · 31 enero, 2015
Hay que recordar que la H. pylori es un agente infeccioso conocido por ser el causante de úlceras estomacales, y otras enfermedades del estómago, como la gastritis. 

El tratamiento principal para combatir la bacteria Helicobacter pylori consiste en una combinación de antibióticos y otros fármacos. No obstante, se puede reforzar la acción de la medicina con una buena dieta que incluya ciertos alimentos que, en suma, ayuden al organismo a recuperarse y, a su vez, debilitar al invasor.

A continuación, te presentamos algunos productos naturales que pueden resultarte muy útiles para combatir esta bacteria. Sin embargo, hay que aclarar que, debe consultarse con el médico antes de utilizarlos, ya que el profesional es quien mejor puede aconsejarnos.

Una vez que el médico nos indique qué es lo mejor para nuestra afección, es fundamental seguir sus indicaciones y cuidar tanto la dieta como la higiene para conseguir una verdadera recuperación.

Ingredientes naturales para combatir la bacteria Helicobacter pylori

Mientras continúan las investigaciones acerca de cuál puede ser la forma definitiva de erradicar la bacteria Helicobacter pylori , sin ocasionar perjuicios al organismo, se mantiene la recomendación de no desacatar las indicaciones del médico y, en dado caso, utilizar los remedios naturales como complemento y nunca como tratamiento principal. 

1. Aceite esencial de hierba luisa

En un estudio realizado por investigadores japoneses en el año 2003, se recurrió al uso de un total de 13 aceites esenciales, entre ellos, el aceite de hierbaluisa, para combatir la H. pylori. 

Se consideró que, dado que esta planta tiene propiedades que favorecen la buena digestión, entre otras cualidades afines, podría ayudar a erradicar la bacteria. Los investigadores concluyeron que el uso de aceites esenciales con propiedades antibacteriales tiene potencial para tratar, de forma segura, esta bacteria. 

2. Propóleo

Otro ingrediente natural que ha sido utilizado en algunas investigaciones ha sido el propóleo. Este es una sustancia conocida por tener propiedades antibióticas y bactericidas que, a su vez, refuerzan las defensas y, por ende, ayudan a combatir enfermedades como la gastritis.

La resina de las abejas es una sustancia que estos insectos utilizan para proteger su colmena. Por ello, se considera que puede utilizarse como tratamiento natural para eliminar la bacteria Helicobacter pylori.

3. Jengibre

Jengibre

La raíz de jengibre se utiliza en diversas recetas y es conocida, a nivel mundial, por ayudar a aliviar el malestar en la garganta, el resfriado y la gripe. También se suele recomendar el consumo de jengibre como remedio para combatir la acidez estomacal, las náuseas, los mareos, entre otras molestias. 

4. Cúrcuma

Esta especia de origen asiático cuenta con múltiples propiedades que se pueden aprovechar en la medicina y, por ello, también se han realizado estudios acerca de su acción contra problemas como la infección por H. pylori. Hasta la fecha, se le utiliza, sobre todo en caso de malestar por dispepsia o indigestión.

5. Repollo o col blanca

Este alimento también tiene propiedades capaces de combatir la bacteria Helicobacter pylori, siempre y cuando se consuma en crudo. Cabe destacar que, al igual que el brócoli, este alimento también puede causar flatulencias.

Para consumirlo, puedes preparar una ensalada con las hojas de repollo picadas finamente y las aderezas con un poco de vinagre y limón. Otra opción consiste en beberlo en un licuado.

6. Brócoli

Brocoli calcio

Algunos estudios indican que los brotes de brócoli pueden ayudar a combatir la bacteria H. pylori gracias a sus alto contenido de un fitonutriente en particular llamado: sulforafano.

Otras medidas a considerar

Para combatir esta bacteria lo ideal es aumentar el consumo de alimentos con propiedades antibióticas, bactericidas y ricas en vitaminas, como es el caso del ajo, la cebolla, la equinácea, el jengibre, el tomillo, el romero, la menta y la miel.

Otros alimentos que pueden servir de gran ayuda en la dieta vienen a ser aquellos probióticos que contienen lactobacilos y bífidus; que aunque no destruyen como tal la bacteria, sí la pueden inhibir, al mismo tiempo que contrarrestan síntomas como: la cefalea, las náuseas matutinas y la dispepsia.

Una persona afectada por la bacteria Helicobacter pylori debe procurar evitar en su dieta los azúcares, las harinas refinadas y el arroz. En lugar de ello, debe incrementar el consumo de frutas, verduras y agua.

Por último, una bebida alcalinizante puede ayudar a promover el alivio de los síntomas de la enfermedad. Un ejemplo de ello es la mezcla de patata cruda, apio y zanahoria.