Tratamientos naturales para evitar las arrugas

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez el 25 marzo, 2019
Aydee Castaño · 25 marzo, 2019
El argán puede ayudarnos a combatir arrugas y manchas. Tras aplicarlo, prueba a tumbarte y relajarte durante media hora para potenciar sus efectos.

Es cierto que muchas personas se sienten orgullosas con sus arrugas. Estas demuestran el trayecto que han realizado a lo largo de todos los años, llenos de sabiduría, felicidad y algún momento malo. Sin embargo, existen ciertas personas que por otro lado no las aprecian mucho. Simplemente les gustaría evitar las arrugas de alguna manera.

Por esa razón, en esta oportunidad te daremos a conocer unas efectivas recetas para preparar unas mascarillas caseras que nos ayudarán a evitar las arrugas y así retrasar un poco el paso del tiempo en nuestra piel.

Evitar las arrugas con argán

El argán es uno de los ingredientes naturales más efectivos para ayudarnos a mantener una piel saludable. Asimismo, es un poderoso ingrediente para combatir las arrugas, las manchas, la resequedad e imperfecciones de la piel. En las siguientes recetas con argán vas a encontrar la solución perfecta para que tu piel luzca más joven.

Mascarilla a base de argán para las arrugas

Argania_spinosa

Esta sencilla, pero efectiva mascarilla, se prepara de la siguiente manera:

En la licuadora se colocan dos cucharadas de yogur, una cucharada de miel y doce gotas de aceite de argán. Estos ingredientes se deben mezclar muy bien hasta obtener una especie de pasta.

El  primer paso para comenzar a utilizar esta mascarilla es lavar muy bien las zonas en las cuales vas a aplicarla. Luego puedes proceder a utilizarla en el rostro, el cuello, el escote, las manos o en el lugar de tu cuerpo que desees. Deja que actúe por lo menos durante media hora, y si puedes quedarte recostada con toda tranquilidad será mucho mejor. Retirar con agua tibia.

Ver también: 4 beneficios de incluir agua de coco en tu dieta

Tratamiento casero de argán para los ojos y el rostro

Como todos lo sabemos la zona de los ojos es muy delicada y requiere de un tratamiento especial. Para el contorno de ojos podemos preparar una crema casera muy suave que se hace con media taza de avena molida, dos cucharadas de crema de leche y diez gotas de aceite de argán.

Estos ingredientes se mezclan muy bien hasta formar una pasta suave, sin nada de grumos. Seguidamente debes aplicarla sobre el área de los ojos y en el rostro, haciendo masajes suaves en forma circular y ascendente. La dejas actuar por veinte minutos, luego retira con agua tibia.

Remolacha para la piel

Remolacha

La remolacha es otro ingrediente con innumerables beneficios para ayudarnos a prevenir y para evitar las arrugas, las propiedades nutritivas que tiene la remolacha las podemos obtener mediante una mascarilla casera que resulta muy efectiva y cuyos resultados se pueden notar en poco tiempo.

Cómo preparar la mascarilla de remolacha

Para preparar la mascarilla de remolacha debemos colocar una de ellas en la licuadora sin pelar y partida en trozos. Se licua muy bien y se le agregan dos cucharadas de germen de trigo y una de miel, se sigue licuando hasta integrar muy bien todos los ingredientes, cuando logres la consistencia adecuada debes colocar esta mezcla en un recipiente que tenga una tapa hermética y la puedes guardar en la nevera. Todas las noches puedes aplicarla en las partes que lo requieran. Tras veinte minutos lo retiras con agua tibia.

Seguir leyendo: 7 razones para incluir zumo de remolacha en la dieta

Los damazcos y sus propiedades para el cuerpo

Los damazcos además de ser muy deliciosos, tienen muchas propiedades que podemos aprovechar para la piel y el cabello. Por esta razón muchos productos naturales los contienen entre sus ingredientes. Asimismo, te recomendamos una efectiva mascarilla casera que puedes utilizar en todo el cuerpo.

La mascarilla de damazcos o albaricoques se prepara de la siguiente manera:

Se lavan y pelan dos albaricoques maduros, se parten para quitarles el hueso, se colocan en la licuadora y se agrega una cucharada de miel y una de aceite de oliva. Se licua hasta que todos los ingredientes estén completamente integrados. Luego se aplica esta crema en el rostro, el cuello y en los brazos si lo deseas. Se deja actuar durante veinte minutos y luego se retira con agua tibia.

  • Rona, C., Vailati, F., & Berardesca, E. (2004). The cosmetic treatment of wrinkles. Journal of Cosmetic Dermatology. https://doi.org/10.1111/j.1473-2130.2004.00054.x
  • Pierard, G. E., Uhoda, I., & Pierard-Franchimont, C. (2004). From skin microrelief to wrinkles. An area ripe for investigation. Journal of Cosmetic Dermatology. https://doi.org/10.1111/j.1473-2130.2003.00012.x
  • HOLLIDAY, T. (2007). : Skin: A Natural History . American Anthropologist. https://doi.org/10.1525/aa.2007.109.4.770.1