Tratamientos naturales para picaduras de insectos - Mejor con Salud

Tratamientos naturales para picaduras de insectos

Gracias a sus propiedades antibióticas la miel puede ayudarnos a prevenir infecciones y a aliviar los picores producidos por las picaduras de insecto, además de expulsar el aguijón

¿Quién no ha sufrido alguna vez la picadura de un mosquito, una abeja o una hormiga? Además de ponernos nerviosos, ¿recuerdan qué han hecho para aliviar el ardor o la picazón? Si no saben qué aplicarse en la piel en esos casos, nada mejor que echar un vistazo al siguiente artículo, donde conocerán los mejores tratamientos naturales para las picaduras de insectos.

Remedios caseros para picaduras de insectos

Sal

El cloruro de sodio es muy útil para cuando nos pican algunos insectos en el jardín o en la playa y además lo bueno es que siempre tenemos a mano un salero o un sobrecito con sal. Sólo tienes que frotar un poco en la zona donde recibiste la picadura y esperar a que de a poco se vaya disminuyendo el ardor y la comezón.

insectos2

Aceites esenciales

Logran alivio tras haber sido picados por un insecto. Algunos de los  aceites más útiles son el de cedro, el de lavanda o el del árbol del té. Tienes que aplicar directamente en la zona y verás los resultados inmediatos. No se puede usar este remedio natural en bebés, niños o adolescentes y tener cuidado en los casos de ancianos.

Vinagre blanco

Es muy efectivo también y como la sal, un elemento que está presente en nuestro hogar. Aplica un chorro puro en la picadura pero ten cuidado si te has rascado y la zona está lastimada, porque te arderá mucho más.

Papaya

Neutraliza el veneno de algunos insectos. Es una fruta que puedes conseguir en las verdulerías o también plantar en tu jardín. Corta una rodaja que esté en el refrigerador y aplica sobre la picadura. Déjala allí varios minutos. Puedes colocar una venda para que no se mueva y continuar con tus actividades.

Bicarbonato de sodio

Es uno de los remedios caseros más usados para las picaduras de insectos. El bicarbonato de sodio es de los elementos con mayores ventajas en el hogar, por lo que no debe faltar en tu botiquín. Prepara una solución con agua y aplica en la picadura 15 minutos. Enjuaga con mucha agua. Reducirá la inflamación y aliviará la picazón.

Jabón neutro o de glicerina

Puede ayudarte a aliviar el escozor que te producen las picaduras de insectos. Frota el jabón con un poco de agua y deja que se seque. Luego retiras con agua tibia o fría.

Azúcar

Azucar

Sirve para aliviar las molestias que te puede ocasionar que te pique un mosquito por ejemplo. Humedece con saliva la punta de tu dedo índice y sumérgelo en el azucarero, para que se pegue el azúcar (también puede ser con agua del grifo). Frota la zona afectada con el dedo, en instantes sentirás que reduce la picazón.

Barro

Es el remedio casero para las picaduras de abeja por excelencia. Si estás en el campo, en el jardín o en un campamento de verano no olvides esta receta. Lo único que tienes que hacer es aplicar una gran cantidad de barro en la zona donde ha pinchado (sobre todo si ha dejado su aguijón). La frescura de la tierra con agua hará que el dolor se alivie y reducirá la hinchazón. Deja que se seque el barro hasta que se pueda quitar fácilmente con un poco de agua. Lava bien la zona con jabón neutro para que no se infecte.

Tomate

Tomate

Es un calmante excelente para aliviar los dolores que producen los insectos como la abeja. Coloca rodajas de tomate fresco (mejor si está frío) alrededor del aguijón y sobre ella. Eso hará que la inflamación baje y el dolor disminuya, pudiendo sacar más fácil ese “regalo” afilado.

Ajo

El ajo nos sirve para muchas aplicaciones y tiene cientos de usos. En este caso, tienes que cortar un diente de ajo por la mitad y colocar encima de la picadura, frotando un poco para que largue sus jugos. Puedes hacer lo mismo con una cebolla.

Hielo

Hielo

Si te ha picado un insecto y tienes a mano un cubito de hielo, envuelve en una servilleta o paño y aplica sobre la zona afectada.

Aloe vera

La pulpa del aloe vera es realmente muy eficaz para tratar cualquier problema o herida que tengamos en la piel, sobre todo para las picaduras y las quemaduras. Corta un tallo de aloe vera y extrae el líquido, el cuál debes aplicar en la zona donde te picó el insecto. Alivia el dolor, reduce la hinchazón y actúa como antiséptico.

Zumo de limón

Dieta del limon

Exprime un limón y aplícalo directamente en la picadura o embebiendo un algodón o gasa. Presta atención de no haberte rascado o lastimado antes porque sino te arderá mucho.

Cáscara de plátano

Cubre la picadura con la cáscara de un plátano, apoyando en la piel la parte carnosa y húmeda (es decir, la interna). Cuando se seca, cambia por una nueva. Repite el procedimiento al menos tres veces.

Azafrán o cúrcuma

Cualquiera de las dos especias mezcladas con un poco de aceite de oliva hasta crear una pasta espesa son ideales para las picaduras de mosquitos. Aplica sobre la herida y deja unos minutos. Alivia el enrojecimiento, disminuye la picazón y detiene el dolor.

Miel

Es curioso que la miel de abejas pueda ayudar justamente en las picaduras de este insecto. Es que se trata de un antibiótico natural que previene infecciones y que además libera la piel del aguijón. En lo posible usa la “versión” azucarada y no la miel líquida.

Imágenes cortesía de John Tann, Eli Christman, Jay Cross, Andreanna Moya Photography, Keith, Petr Stuchly