Tratamientos naturales para el vitiligo

Yamila Papa Pintor·
24 Julio, 2020
Para evitar que el vitiligo empeore es importante que llevemos una vida sana, que minimicemos la exposición al sol y que cuidemos nuestra alimentación.
 

¿Existen tratamientos naturales para el vitiligo? El vitiligo o leucoderma es un problema que afecta a 1 de cada 200 personas en todo el mundo. Si bien no es una enfermedad peligrosa, lo cierto es que puede causar problemas psicológicos a las personas que la padecen.

Está caracterizado por la aparición de parches rosas o blancos con bordes oscuros en cualquier parte del cuerpo.

Tradicionalmente se vienen utilizando ciertos tratamientos naturales para el vitiligo. No obstante, no hay estudios ni evidencia científica que respalde su uso para tratar esta enfermedad.

Por el momento, los únicos tratamientos que han demostrado funcionar son los médicos: la cirugía, ciertas cremas, medicamentos… Lo que sí es cierto es que existen ciertos alimentos que pueden favorecer los efectos del tratamiento que estemos siguiendo y ayudar a evitar la propagación de la enfermedad. Descúbrelos en el siguiente artículo.

Datos sobre el vitiligo

 

También llamado “mal de pinto” o “jiricua”, el vitiligo suele manifestarse con más frecuencia en:

  • La boca
  • Los ojos
  • Los codos
  • El tórax
  • Las axilas
  • Las ingles
  • Las manos
  • Los dedos

Afecta a personas de cualquier edad y no produce ni lesiones ni prurito. El vitiligo se produce cuando los melanocitos (células de la piel) no generan melanina (pigmento). Si bien no se conoce la causa exacta de la leucoderma, algunos de los factores desencadenantes de esta enfermedad son:

  • Antecedentes familiares.
  • Enfermedades autoinmunes como: la enfermedad de la tiroides, la anemia perniciosa, la enfermedad de Addison o la diabetes mellitus.
  • Eventos desencadenates como estrés, una quemadura solar o exposición a ciertos productos químicos industriales

No olvides leer: 3 Recetas saludables y alimentos para combatir la anemia

Más allá de todos estos causantes, la teoría más avalada por los científicos en relación al porqué del vitiligo se debe a un desequilibrio del sistema inmune. El cuerpo reacciona de la misma manera que con un virus, pero contra los melanocitos. De esta manera los destruye como si fueran un agente invasor.

 
vitiligo

Tratamiento para el vitiligo

El vitiligo es difícil de tratar y la eficacia del tratamiento dependerá de la persona y del grado de la enfermedad. En cualquier caso, lo primero que debes hacer es acudir a tu médico quien te dará el tratamiento más adecuado para tu caso: fototerapia, cirugía láser, injertos o medicamentos de aplicación cutánea.

Actualmente se dispone de diversas opciones para tratar el vitiligo. De todas formas será tu dermatólogo quien decida cuál es la mejor para tu caso concreto.

Consejos para aliviar el vitiligo

En ningún caso esta enfermedad puede ser tratada con remedios naturales, pero es cierto que existen ciertos hábitos y remedios que nos pueden ayudar a cuidar de nuestra piel para evitar que el problema vaya a más. Estos pueden ser un buen complemento para el tratamiento médico que estemos siguiendo.

 
  • No te hagas tatuajes, ya que estos pueden dañar todavía más la piel y hacer que aparezcan nuevas manchas.
  • Evita el tabaco, ya que diversos estudios muestran que pueden empeorar tu condición.
  • Mantén pensamientos positivos. Es frecuente que las personas con vitiligo se depriman o se avergüencen de su condición. Sin embargo, deben centrarse en la cura o la mejoría y no en el qué dirán.
  • Evita el estrés. Como muestran diversos estudios, el estrés puede empeorar nuestra condición si padecemos vitiligo. Para tratar de evitarlo, puedes probar a practicar alguna técnica de relajación como, por ejemplo, meditación, respiración consciente o yoga.
  • Evita la exposición al sol. Sobre todo en los horarios más críticos (de 11 a 15 horas) y en el verano. Cubrirse con ropa o algún accesorio puede ayudar si tiene que salir a la calle.
  • Usa factor de protección elevado: El mismo que usan los bebés o los niños. De esta manera se protegerá la zona afectada.
  • Cuida la alimentación. Diversos estudios muestran que una dieta rica en antioxidantes puede ser muy beneficiosa en el tratamiento del vitiligo y puede mejorar los resultados del tratamiento médico que estés siguiendo. Asimismo, también se considera que los alimentos ricos en ácido alfa lipoico, ácido fólico, vitamina C y vitamina B12 podría ser beneficiosos para ayudar a recuperar la pigmentación de la piel.
 

¿Existen tratamientos naturales para el vitiligo?

A continuación te presentamos algunos remedios ricos en vitaminas y antioxidantes por lo que pueden ser beneficiosos para favorecer la recuperación de la pigmentación de la piel.

En cualquier caso recuerda que no son un tratamiento. Ningún remedio natural puede curar el vitiligo. No obstante, los alimentos que te presentamos a continuación podrían ayudar a mejorar los efectos del tratamiento que estés siguiendo.

Con todo, consulta a tu médico antes de empezar a emplear cualquiera de los siguientes remedios en caso de que puedan interactuar con alguno de los tratamientos que estés recibiendo.

Además de su uso tópico, te recomendamos incluir estos alimentos dentro de una dieta equilibrada.

1. Semillas de rábano y vinagre

Rábano: tratamientos naturales para el vitiligo
 

El rábano es rico en antioxidantes y vitamina C, por lo que podría ser beneficioso para aliviar esta condición. Lo mismo ocurre con el vinagre, el cual cuenta con importantes propiedades antioxidantes.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de semillas de rábano (40 g)
  • 1 chorro de vinagre de manzana

Preparación

  • Pon las semillas de rábano en un vaso y cubre con el vinagre.
  • Deja en remojo toda la noche.
  •  A la mañana siguiente, machaca las semillas hasta lograr una pasta.
  • Coloca sobre la manchas de la piel y deja actuar 2 horas.
  • Retira con abundante agua tibia.
  • Repite 3 veces a la semana.

2. Hojas de albahaca y zumo de limón

Esta planta aromática tiene propiedades antioxidantes y antivirales que pueden ser muy positivas para nuestra piel. Por su parte, el limón es rico en vitamina C, la cual puede ayudarnos a estimular la segregación de melatonina.

Ingredientes

  • Algunas hojas de albahaca
  • Unas gotas de zumo de limón

Preparación

  • Pica las hojas de albahaca, previamente lavadas, y mezcla con el zumo de limón.
 
  • Prepara una pasta y aplica en el área afectada hasta 3 veces al día.

3. Cúrcuma en polvo y aceite de mostaza

Cúrcuma: tratamientos naturales para el vitiligo

Diversos estudios muestran que la cúrcuma tiene efectos muy positivos en la salud de la piel, por lo que podría ser beneficiosa para luchar contra esta enfermedad.

En cuanto a la mostaza, este siempre ha formado parte de los tratamientos naturales para el vitiligo. Si bien, como hemos dicho, no nos va a curar, sí puede ser beneficiosa para mejorar nuestra condición.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de cúrcuma en polvo (30 g)
  • ½ taza de aceite de mostaza (112 g)

Preparación

  • Mezcla ambos ingredientes en una taza hasta formar una crema.
  • Aplica en las áreas comprometidas 2 veces al día (mañana y noche).

4. Aceite de oliva y pimienta negra

 

Algunos estudios muestran que la pimienta negra podría ser nuestra aliada en el tratamiento del vitiligo al ayudar a disminuir la proliferación de la enfermedad. 

En cuanto al aceite de oliva, este es tradicionalmente empleado para hidratar y cuidar la piel.

Ingredientes

Preparación

  • Tritura los granos de pimienta con un poco de agua y reserva.
  • Calienta en un cazo el aceite de oliva.
  • Vierte la pimienta y deja reposar 5 minutos.
  • Cuando esté tibio remueve bien y filtra en un frasco de vidrio con tapa hermética.
  • Aplica el líquido resultante con un algodón en la zona afectada, todos los días.

¿Quieres conocer más? Lee: 10 remedios caseros que no conocías con aceite de oliva

5. Papaya

Papaya: tratamientos naturales para el vitiligo
 

La papaya es muy rica en vitamina C, la cual participa en la síntesis del colágeno, por lo que puede ser muy beneficiosa para nuestra piel. No solo se recomienda consumir zumo natural de papaya, sino también hacer un tratamiento externo con esta deliciosa y nutritiva fruta. Lo único que necesitas es pelar la papaya y quitar la pulpa.

Esparce sobre el área con vitiligo y deja que se seque antes de retirar con agua tibia. También puedes cortar una rebanada y frotar sobre la zona afectada.

Nota final

Para terminar, recuerda que el vitiligo es una enfermedad que, si bien tiene curación, esta puede resultar complicada y larga, por lo que te recomendamos que te armes de paciencia. Trata de mantener una actitud positiva.

También ten presente que siempre debes acudir al médico. No existen tratamientos naturales para el vitiligo. Lo que puede ser beneficioso es seguir los consejos que aquí te proponemos (siempre con la aprobación de tu médico) para ayudar a mejorar la condición y potenciar los beneficios del tratamiento médico que sigas.

 
  • Richmond, J. M., & Harris, J. E. (2017). Vitiligo. In Clinical and Basic Immunodermatology: Second Edition. https://doi.org/10.1007/978-3-319-29785-9_28
  • Ezzedine, K., Whitton, M., & Pinart, M. (2016). Interventions for vitiligo. JAMA – Journal of the American Medical Association. https://doi.org/10.1001/jama.2016.12399
  • Abu Tahir, M., Pramod, K., Ansari, S. H., & Ali, J. (2010). Current remedies for vitiligo. Autoimmunity Reviews. https://doi.org/10.1016/j.autrev.2010.02.013