Tratamientos que se emplean para combatir los quistes en los senos

Aunque los quistes en los senos no suelen ser peligrosos siempre es conveniente acudir al ginecólogo para que nos examine y nos dé un diagnóstico adecuado

Los quistes en los senos, también llamados quistes mamarios, son pequeños sacos de líquido que se forman en el tejido mamario.

Pueden ser alarmantes para muchas mujeres, sobre todo cuando se palpan, pero en realidad son benignos y no suelen representar un problema grave.

Aparecen en uno o ambos senos y, por lo general, se sienten como una uva o balón lleno de agua cuyo tamaño y forma puede diferir.

Son muy frecuentes en las mujeres de 30 a 60 años, aunque pueden aparecer a cualquier edad debido a que se originan por varios factores.

En la actualidad hay varios métodos terapéuticos que ayudan a eliminarlos, bien sea porque tienden a seguir creciendo, o porque producen dolor e inflamación.

En esta oportunidad te compartimos sus principales causas y las opciones de tratamiento que se pueden sugerir para su eliminación.

¿Por qué se producen los quistes en los senos?

Los quistes en los senos se producen por alteraciones benignas de las glándulas mamarias.

A menudo, son el resultado de un bloqueo de las salidas de los lobulillos de las mamas, lo cual produce una acumulación de líquidos.

Su causa exacta no está definida. Sin embargo, se asocian con:

  • Cambios hormonales bruscos antes, durante o después de la menopausia
  • Sobrepeso y obesidad
  • Consumo excesivo de alcohol y tabaco
  • Mala alimentación

Ver también: Consejos para prevenir y detectar a tiempo quistes en los senos

Síntomas de los quistes en los senos

quistes-mamarios

Los quistes se pueden formar en una o ambas mamas. Los síntomas pueden variar en cada paciente, en función de la etapa en que se detecten.

En general, estos se manifiestan con signos como:

  • Bolitas o bultos redondos u ovalados, con bordes variados, evidentes al tacto
  • Dolor en una o varias áreas de los senos
  • Sensibilidad en la zona del nódulo mamario
  • Secreciones transparentes o amarillentas por el pezón

Tratamientos para los quistes en los senos

Existen quistes tan pequeños que solo se detectan a través de una mamografía o ecografía mamaria. Si bien estos no representan mayor problema, el médico preferirá vigilarlos para descartar complicaciones.

Si se observa que tienden a aumentar de tamaño, los tratamientos que se aconsejan incluyen:

Vaciado con aguja hipodérmica

Vaciado con aguja hipodérmica

La mayoría de los quistes no son cancerígenos; pese a esto, lo ideal es drenarlos y extirparlos para que no generen molestias o dolores.

Si su tamaño es lo suficientemente grande como para palparse, el médico puede intervenirlos con un procedimiento de vaciado con aguja hipodérmica.

  • Es un tratamiento que puede ser molesto, pero no es doloroso y dura un par de minutos.
  • Tras llevarlo a cabo, los quistes reducen de forma significativa su volumen, e incluso desaparecen.
  • Si los bultos reaparecen, se puede volver a realizar el mismo procedimiento.

Uso de hormonas

Cuando los quistes se producen por ciertos descontroles hormonales, se pueden sugerir pastillas anticonceptivas u otros tratamientos hormonales para evitar su recurrencia.

En estos casos se evalúan los posibles efectos secundarios y el estado de salud de la paciente, dado que no siempre es la mejor opción.

De hecho, es un tratamiento que solo se recomienda en mujeres con quistes bastante severos.

Cirugía para retirar los quistes

La cirugía para retirar los quistes mamarios solo es necesaria en casos atípicos o que manifiesten alguna señal de peligro.

Esta opción se considera si:

  • El quiste produce incomodidad y dificulta el día a día
  • El quiste reaparece mes tras mes a pesar del drenado
  • El bulto de líquido contiene sangre o exhibe algún signo preocupante
  • El tumor es cancerígeno

Ver también: 7 motivos por los que te pueden doler los senos

Remedios naturales

Alimentación

Las propiedades de algunos remedios naturales pueden ayudar a calmar la sensación de pesadez y dolor que se relaciona con la presencia de quistes en los senos.

Así mismo, algunas recomendaciones alimentarias pueden facilitar su eliminación y prevención.

Compresas frías o calientes

La aplicación de compresas frías o calientes ayuda a calmar la sensibilidad en los senos. Estas tienen un efecto antiinflamatorio y analgésico que, en minutos, reduce la dolencia.

Infusiones

Las propiedades diuréticas, desintoxicantes y antiinflamatorias de algunas infusiones naturales pueden ayudar a reducir el tamaño de los quistes.

Prepáralas con:

  • Manzanilla
  • Té verde
  • Cola de caballo
  • Llantén

Alimentación

Una dieta sana y equilibrada, rica en vitamina E y ácidos grasos omega 3, puede contribuir a mejorar la salud cuando se padecen quistes en las mamas.

No se recomienda el consumo de sal, refinados ni alimentos con altos contenidos de grasa o estimulantes como la cafeína.

¿Sientes un bultito extraño en tus senos? Si bien no es una razón para asustarte, lo mejor es consultar al médico para evaluar su origen y complejidad.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar