Tratamientos sencillos para las infecciones vaginales

Además de extremar la higiene íntima, es muy importante que cuidemos de nuestra alimentación para no favorecer la proliferación de hongos y bacterias. Evita los azúcares y las harinas refinadas

Muchas mujeres padecen a menudo infecciones vaginales y todas las molestias que conllevan, como picor, ardor, irritación, flujo anormal, etc., lo cual les afecta en su vida diaria y sus relaciones íntimas.
En este artículo te explicamos cómo puedes resolver este problema siguiendo las pautas que te proponemos. En definitiva, un tratamiento totalmente natural y con remedios sencillos que podrás realizar en casa.

Una pizca de bicarbonato

Cuando sufrimos una infección, la vagina ve alterado su pH, el cual se presenta más acidificado de lo normal. Una manera muy fácil, pero que requiere cierta continuidad, consiste en aplicar una pizca de bicarbonato de sodio en polvo directamente en los labios vaginales, para ir alcalinizando de nuevo el pH y así impedir que vivan y proliferen las bacterias y los hongos perjudiciales.
De hecho, en general, para lavar nuestra zona íntima no necesitamos jabones o geles convencionales, ya que dañan nuestro pH, sino que podemos usar los que sean naturales y ecológicos, elaborados con glicerina o aceite de coco, o bien sencillamente agua hervida con un poco de bicarbonato.

bicarbonato katalopolis

El remedio del ajo

El ajo es el mejor remedio para combatir hongos y parásitos, como hemos explicado en otros artículos. Y aunque tomándolo oralmente podemos subir nuestras defensas y tratarlos desde el interior, aquí te explicamos una manera sencilla y rápida para combatirlos directamente.
Necesitaremos un diente de ajo crudo y pelado, que pincharemos con la ayuda de un tenedor o palillo para que saque sus nutrientes más fácilmente. Este ajo lo deberemos introducir en la vagina lo más profundo que podamos. Para después poderlo sacar más fácilmente lo podemos envolver en una gasa estéril que empaparemos en aceite de oliva, dejando que las puntas de la gasa sobresalgan de la vagina.
Este tratamiento se realiza por la noche antes de acostarnos durante tres noches seguidas.
ajo morberg

Lavados vaginales

Los lavados vaginales se realizan con la ayuda de una pera de goma o silicona, similar a las que se usan para hacer enemas intestinales. En esa pera introducimos el líquido o la preparación que hayamos hecho, y cuando la tengamos lista introduciremos la cánula en nuestra vagina, para presionar la pera e introducir el líquido.
Entonces deberemos retener por unos minutos el líquido dentro y posteriormente expulsarlo en el inodoro.
Los líquidos deberán estar siempre a temperatura tibia o ambiente.
¿De qué podemos hacer los lavados?

  • Tomillo: el tomillo es una planta medicinal usada en todo tipo de infecciones, ya que tiene propiedades antisépticas que nos ayudan a desinfectar cualquier parte de nuestro cuerpo sin alterar su pH. Prepararemos una infusión bastante concentrada.
  • Yogur y agua de mar: Una combinación de dos alientos que son también medicamentos naturales excelentes; el yogur y el agua de mar, ya que el primero mejora nuestra flora vaginal y el segundo es un poderoso alcalinizante y remineralizante. La mezcla que haremos será del 50% del yogur natural con el 50% de agua de mar, emulsionados hasta que se mezclen completamente.
  • Vinagre de manzana no pasteurizado: el vinagre también ha sido muy usado como remedio antiguo por las mujeres, gracias a su precio económico y su facilidad para conseguirlo. No sólo nos ayuda a combatir los patógenos sino que también promueve una flora vaginal saludable. Pero para ello debe ser un vinagre ecológico con el fermento “vivo”, no pasteurizado, los cuales hoy en día no son tan fáciles de encontrar. Mezclaremos dos cucharadas soperas de vinagre por cada litro de agua.
  • Suplemento de flora bacteriana (lactobacillus), que habitualmente tomamos de manera oral. Pero podemos usar esas mismas cápsulas para vaciarlas en agua y hacernos un lavado vaginal con ellas. Su acción será mucho más directa.

Otros consejos

Como siempre explicamos, si queremos resolver un problema de salud natural deberemos hacerlo desde diferentes perspectivas, cuidando la alimentación, evitando los malos hábitos, y siguiendo los tratamientos rigurosamente, con supervisión médica siempre que sea necesario.
Para las infecciones vaginales será muy importante que evitemos en nuestra dieta especialmente los azúcares y las harinas refinadas.
Por otro lado, nos ayudará muy positivamente tomar aceites de onagra y de borraja, directamente o en cápsulas, los cuales nos aportarán ácidos grasos omega-6.
Imágenes por cortesía de morberg y katalopolis

Te puede gustar