Cómo tratar eficazmente una hinchazón estomacal

Daniela Echeverri Castro · 14 diciembre, 2018
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 14 diciembre, 2018
Aunque nos cueste, debemos intentar comer y masticar pausadamente para intentar prevenir la hinchazón estomacal, ya que nuestra forma de ingerir los alimentos es la que lo suele provocar

La hinchazón o distensión estomacal es un síntoma muy habitual. Suele producirse por malos hábitos alimenticios, digestiones lentas y, por último, debido a algunas enfermedades. Así, se estima que entre el 16 y 30% de las personas lo padecen de forma regular, sobre todo tras ingerir comidas demasiado copiosas o excesivas.

Junto a la inflamación suelen manifestarse incómodos síntomas como los gases, el estreñimiento, la diarrea o el reflujo ácido. Sin embargo, en cada caso se puede desarrollar de forma diferente, dependiendo del factor que lo esté ocasionando.

Por suerte, se puede tratar de forma natural gracias a las propiedades de algunos ingredientes.
A continuación te revelamos varios remedios caseros para que no dudes en probarlos ante la primera molestia.

¡Apunta!

Probióticos

Consumir-probióticos-y-prebióticos-para-una-buena-salud-estomacal.

En primer lugar, el gas que producen las bacterias intestinales es uno de los desencadenantes más comunes de la distensión abdominal. Por consiguiente, el consumo de suplementos probióticos ayuda a repoblar la flora bacteriana y disminuye la producción de gases en personas con dificultades digestivas. Sin embargo, sus efectos no suelen ser inmediatos y solo se obtienen tras varias semanas de consumo regular.

Por ejemplo, puedes encontrar probióticos en los siguientes alimentos

  • El kéfir.
  • El yogur natural.
  • El chocolate negro.
  • Pepinos encurtidos.
  • Sopa de miso.

Clavo de olor

El extracto de clavo de olor tiene cualidades digestivas que disminuyen la inflamación abdominal crónica. Por lo tanto, su ingesta moderada calma las flatulencias, el dolor estomacal y la sensación de ardor.

¿Cómo consumirlo?

  • Agrega de diez a quince gotas del extracto en un vaso de agua tibia y consúmelo en ayunas.

Canela contra la hinchazón estomacal

La canela es otra de las especias con compuestos digestivos que pueden ayudar a disminuir la hinchazón.
La razón es que tiene propiedades antiespasmódicas y antiinflamatorias, las cuales pueden evitar rápidamente los síntomas de la distensión.

¿Cómo consumirla?

  • Primero prepara una infusión de canela. A continuación, ingiérela dos veces al día.
  • También puedes agregar una cucharadita de canela (5 g) en tus batidos y bebidas.

Vinagre de sidra de manzana

Cuando la inflamación estomacal se debe a los desequilibrios en el pH, el vinagre de sidra de manzana puede servir como tratamiento. Este alimento es un remedio alcalino, como consecuencia ayuda a disminuir el exceso de acidez en la sangre para evitar los descontroles en los procesos de inflamación.

También actúa como tónico digestivo y favorece el movimiento intestinal ante las digestiones pesadas.

Ingredientes

  • 1 cucharada de vinagre de manzana orgánico (10 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo consumirlo?

  • Añade la cucharada de vinagre de manzana orgánico en un vaso de agua tibia. Asimismo, consúmelo después de cada comida principal.

Té de manzanilla

manzanilla

Las propiedades antiinflamatorias, antiespasmódicas y digestivas de la manzanilla la convierten en una buena alternativa para las dificultades estomacales. En conclusión, su consumo en té disminuye el dolor abdominal, la inflamación y los gases.

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores de manzanilla (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo consumirlo?

  • Primero calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, agrega una cucharada de flores de manzanilla.
  • Después déjala reposar y toma hasta tres tazas al día.

Papaya

La papaya contiene una enzima llamada papaína que puede contribuir a mejorar los procesos digestivos. Esto, sumado a que contiene fibra, la convierte en uno de los mejores alimentos para aplanar el vientre, reducir medidas y disminuir los síntomas de la distensión.

¿Cómo consumirla?

  • Tómala sola, en batidos o ensaladas, preferiblemente bien madura.

Agua tibia con limón

El-agua-de-limon-en-ayunas-tiene-muchos-beneficios-saludables.

El consumo de agua tibia con limón en ayunas tiene múltiples beneficios para la salud digestiva y el metabolismo. Por ejemplo, el limón es un alimento alcalino que reduce los niveles de acidez en el estómago para prevenir la inflamación y el reflujo.

Sin duda que nos aporta una cantidad significativa de fibra, necesaria para mejorar el proceso digestivo de los alimentos.

Anís

La infusión de anís tiene propiedades antiespasmódicas y carminativas que favorecen la disminución de la hinchazón estomacal. Por ello, se recomienda como remedio para las flatulencias y el dolor de estómago.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de anís (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo consumirla?

  • Simplemente agrega una cucharadita de anís en una taza de agua caliente, después, déjala reposar 10 minutos y consúmela.

Menta

Utiliza-te-de-menta-para-favorecer-las-digestiones-pesadas.

Las hojas y el aceite esencial de menta son excelentes aliados para combatir muchas de las dolencias digestivas comunes. En realidad, tienen propiedades carminativas, antioxidantes y desintoxicantes que favorecen la eliminación de los gases y desechos retenidos en el intestino.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de hojas de menta (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo consumirla?

  • En primer lugar calienta el agua y, cuando hierva, agrega una cucharadita de hojas de menta.
  • Después, déjalo reposar 8 minutos y consume la infusión después de cada comida principal.

Banana

La banana es una fuente natural de fibra y antioxidantes que, además de combatir los gases, reduce el exceso de acidez y la inflamación.

¿Cómo consumirla?

  • Come una porción de banana ante la primera molestia digestiva.
  • Agrégalas en batidos y postres.

Como puedes ver, son muchas las opciones naturales para dar alivio a la distensión estomacal. Por lo tanto, elige la que consideres más conveniente y consúmela cada vez que te moleste este incómodo síntoma.

  • Desai, B., & Desai, A. (2016). Bloating. In Primary Care for Emergency Physicians (pp. 171–180). Springer International Publishing.
    https://doi.org/10.1007/978-3-319-44360-7_16

  • Whorwell, P. J. (2013). Abdominal Bloating. In Irritable Bowel Syndrome: Diagnosis and Clinical Management (pp. 263–276). Blackwell Publishing Ltd.
    https://doi.org/10.1002/9781118444689.ch13

  • Kim, H. J., Vazquez Roque, M. I., Camilleri, M., Stephens, D., Burton, D. D., Baxter, K., … Zinsmeister, A. R. (2005). A randomized controlled trial of a probiotic combination VSL# 3 and placebo in irritable bowel syndrome with bloating. Neurogastroenterology and Motility, 17(5), 687–696.
    https://doi.org/10.1111/j.1365-2982.2005.00695.x