Tratar el acné cuando su origen es hormonal

El acné no se limita a la adolescencia. Cuando el origen es un desarreglo hormonal, debemos tener especial cuidado con nuestra dieta. Una manera sencilla de limpiar, desinfectar y desinflamar la piel consiste en aplicar agua de mar.

El acné se presenta principalmente en la adolescencia, pero ésta no es la única etapa de la vida en la que podemos sufrirlo. Hay tipos de acné severos, que obligan a la persona afectada a tratarlos con medicación fuerte. Desgraciadamente, este tipo de tratamiento tiene efectos secundarios, especialmente en el hígado y en la piel en general.

En este artículo te explicamos cómo se puede tratar naturalmente el acné cuando el origen es un desarreglo hormonal, es decir, que no se debe a una mala alimentación u otras cuestiones.

¿Cómo sé si el origen es hormonal?

El primer paso para encontrar la causa del acné es cuidar mucho la alimentación, eliminando las grasas perjudiciales de la dieta. Estas se encuentran en los siguientes alimentos:

  • Carne roja.
  • Embutidos.
  • Quesos grasos.
  • Bollería industrial.
  • Salsas.
  • Aceites refinados.
  • Alimentos fritos y precocinados.
  • Comida chatarra.

fast food SteFou!

Si se han evitado estos alimentos y aún así el acné no ha mejorado, es posible que se esté sufriendo un desarreglo hormonal. Se puede presentar por alguno de los siguientes motivos:

  • Etapa de pubertad y adolescencia.
  • Menstruaciones con irregularidades, demasiado abundantes o escasas, dolorosas, etc.
  • Menopausia.

También debemos descartar otros motivos (infecciosos, digestivos o psicológicos) antes de realizar un tratamiento, aunque sea natural.

Menstruación irregular

Si somos mujeres con algún tipo de irregularidad en nuestros ciclos, el tratamiento deberá basarse en una planta medicinal muy beneficiosa para estos casos: el sauzgatillo o vitex agnus-castus.

Este tratamiento será largo, ya que es efectivo si somos pacientes y perseverantes. Es preferible que sea gradual y duradero pero sin efectos secundarios. De esta manera no sólo trataremos el acné, sino el desarreglo hormonal interno.

Conseguiremos el sauzgatillo en comprimidos, cápsulas o tintura, y tomaremos la dosis indicada durante al menos tres meses.

sauzgatillo M. Martin Vicente

Acné juvenil con homeopatía

Aunque no tiene efectos inmediatos, la homeopatía es una opción excelente, no tóxica, que también trata la parte emocional. Un homeópata nos puede ayudar a determinar el remedio adecuado, pero destacamos los más importantes:

  • Sulfur Iodatum: para jóvenes delgados, irritables e impacientes que no toleran bien el calor.
  • Kalium bromatum: para jóvenes ansiosos, con tendencia a deprimirse y al insomnio.
  • Selenium metalicum: para jóvenes con seborrea, cabello graso con tendencia a caerse y granitos en la frente.

Este tipo de tratamiento es primordial que se consulte con un especialista, ya que la automedicación puede resultar aún más grave que el problema mismo de acné.

Leer también: Dieta para el acné: ¿qué alimentos debo evitar?

homeopatia incurable_hippie

Durante la menopausia

La menopausia es un momento clave en el que el cuerpo puede sufrir algunos trastornos, como por ejemplo la aparición o reaparición del acné. En este caso el remedio adecuado será la maca, un tubérculo que nos ayuda a regular las hormonas, evitar los sofocos y embellecer nuestra piel.

Debemos tener en cuenta que este tratamiento aporta mucha energía, por lo que algunas personas podrían ponerse nerviosas si se exceden en la cantidad.

Empezaremos tomando la puntita de una cuchara pequeña en ayunas, mezclada con agua o jugo. Iremos aumentando gradualmente hasta llegar a una cucharadita rasa, siempre y cuando no sintamos antes demasiado nerviosismo.

Este tratamiento lo seguiremos por lo menos dos meses.

Suplementos complementarios

Hay algunos suplementos naturales que nos ayudarán a fortalecer y complementar este tratamiento:

  • Levadura de cerveza: este excelente suplemento es un regulador del sistema nervioso, pero también actúa depurando nuestra piel. Tomaremos 2 gramos en polvo mezclada con agua o jugo o bien en comprimidos tres veces al día.
  • Bromelaína: este nutriente procedente de la piña ayuda a reducir la inflamación de la piel. Lo tomaremos también en cápsula o comprimido.
  • Germen de trigo: este también actúa directamente sobre la piel. Es una fuente muy importante de vitamina E. Tomaremos una cucharadita diaria, preferiblemente por la mañana.

Te puede interesar: Los mejores 7 tips para mantener la espalda libre de acné

Lociones naturales para la piel

Hay una manera muy sencilla de limpiar, desinfectar y desinflamar la piel, que consiste en aplicar directamente agua de mar. Por eso muchas personas notan mejoría en épocas de calor, cuando se bañan a menudo en la playa. Pero si es invierno o vivimos en zona de interior podemos conseguir también el agua de mar (herbolarios, dietéticas) y aplicarla diariamente sobre nuestra piel.

También podemos preparar una sencilla loción limpiadora, poniendo a macerar una taza de romero fresco, una taza de alcohol y media taza de agua. Lo dejaremos mezclado en un recipiente de cristal bien cerrado durante una semana. Pasado ese tiempo lo filtraremos y limpiaremos nuestra piel con esta preparación cada noche.

También podemos añadirle unas gotitas de los siguientes aceites esenciales:

  • Palmarrosa: antiinflamatorio.
  • Manzanilla: antiinflamatorio.
  • Árbol de té: desinfectante.

Antes de empezar cualquier tratamiento, aunque sea de origen natural, debemos consultar con nuestro médico o terapeuta, pues algunos de ellos pueden ser incompatibles con alguna medicación que tomemos o algún otro problema de salud que presentemos.