Aprende a tratar los hongos con remedios caseros

11 abril, 2018
Los cultivos vivos del yogur hacen que sea perfecto para combatir los hongos. Podemos aprovecharlo de forma tópica en la zona afectada y reforzar su acción mediante el consumo

La micosis es un problema bastante desagradable, ya que tanto en apariencia como en olor nos molesta. Las personas que la sufren saben que los tratamientos son muy costosos y extensos, pero lo bueno es que existen opciones caseras.

En el siguiente artículo te contaremos cómo tratar los hongos de forma natural, ya sea como complemento a los antibióticos o cremas que compras en la farmacia o bien porque ya lo has probado todo y nada ha dado resultado.

Remedios naturales para tratar los hongos

Una vez que los hongos se han instalado en la piel o debajo de las uñas, es bastante difícil erradicarlos. No te desanimes, porque no es imposible. Solo debes tener bastante paciencia y ser constante en el tratamiento que elijas.

Existen diferentes métodos para tratar los hongos, pero si tu idea es eliminarlos de forma natural te recomendamos los siguientes remedios:

1. Baño de sal

Esta receta casera puede servir en el caso de que tengas hongos en las uñas (onicomicosis), ya que si están en la piel puede arder bastante al estar irritada o enrojecida. Lo mejor de todo es que se trata de un procedimiento fácil y barato… ¡Todos tenemos sal en casa!

Los baños de sal harán que el ‘ambiente’ donde proliferan los hongos ya no sea tan propicio, ya que el pH de las uñas mejorará. Si no poseen los requisitos mínimos, estos microorganismos no se siguen reproduciendo. ¿Cuáles son esas condiciones? Humedad y oscuridad, básicamente.

A su vez, la sal es cicatrizante, elimina las impurezas y blanquea las uñas. Es muy sencillo, ya que solo tienes que colocar en un recipiente con agua caliente (lo máximo que puedas soportar) una o dos cucharadas de sal. Sumerge los pies y deja allí durante 15 minutos. Luego seca muy bien antes de colocarte los calcetines. Puedes repetir a diario.

Ver también: 15 remedios para curar los hongos de la piel

2. Aceite del árbol de té

Este remedio casero sirve para tratar los hongos tanto de la piel como de las uñas. Para que surta el efecto deseado te recomendamos que combines el aceite del árbol de té con el de oliva. La proporción es a partes iguales.

Embebe un algodón con esta mezcla y coloca sobre la zona afectada. Deja que se absorba solo, no lo enjuagues. Aplica por la mañana y por la noche durante al menos un mes.

Si no consigues aceite del árbol de té puedes usar únicamente el de oliva, el cual es rico en sustancias antibacterianas y antifúngicas, además de equilibrar el pH de las uñas o de la piel. También puedes probar con aceite esencial de lavanda.

3. Ajo

Remedios caseros con ajos

El ajo es un alimento con muchas propiedades: es antihongos, antibiótico, antiséptico y antimicrobiano. Esto se debe a su concentración de garlicina, un sulfato que además de darle el característico olor también mitiga ciertas infecciones en nuestro organismo.

Para preparar este tratamiento casero tienes que machacar 12 dientes de ajo hasta formar una pasta. Luego vierte en un recipiente con una buena cantidad de agua tibia a caliente. Introduce los pies o las manos (donde tengas los hongos) y deja actuar 15 minutos. No olvides secar muy bien la zona al terminar.

Otra opción más que interesante si tienes onicomicosis es utilizar la misma pasta, pero echa con menos dientes de ajo, y aplicar por encima de las uñas afectadas. Cubre con una gasa y deja actuar durante 12 horas. No enjuagues, deja que se seque solo.

4. Limón y bicarbonato

El limón actúa de forma similar al ajo y el bicarbonato, a la sal. ¡Una combinación más que exitosa para tratar los hongos! Forma una pasta con una cucharada de bicarbonato de sodio y el zumo de medio limón.

Aplica sobre el área afectada por la micosis y deja que actúe cinco minutos. Probablemente arda un poco si colocas sobre la piel, pero deberás soportarlo para deshacerte de los hongos. También puedes llenar un recipiente con agua y echar dos cucharadas de bicarbonato y el zumo de un limón antes de sumergir los pies por 10 minutos.

Lee también: ¿Los hongos en las uñas pueden causar dolor? Descubre cómo combatirlos

5. Vinagre de manzana

Tal vez hayas leído u oído alguna vez que la lavandina y el cloro son buenos para tratar los hongos de los pies, sobre todo de las uñas. Sin embargo, ambas opciones son demasiado invasivas e incluso peligrosas para tu salud.

En cambio, sí te recomendamos que uses vinagre de manzana, que si bien es más suave que los demás también tiene muchas propiedades interesantes para decirle adiós a la micosis. Si no consigues vinagre de manzana, puedes usar el blanco. Mezcla a partes iguales con agua tibia y remoja allí los pies por 10 minutos.

También lo puedes utilizar puro en un frasco con spray y atomizar sobre la uña afectada todos los días antes de acostarte. Así aprovecharás al máximo las bondades del ácido acético, el principal componente del vinagre y el que eliminará el hábitat perfecto de los hongos.

Existen otras opciones para tratar los hongos, como por ejemplo el agua oxigenada (peróxido de hidrógeno), el yogur natural o la cúrcuma. Puedes ir probando hasta que uno de los resultados que esperabas. ¡No olvides que los tratamientos son muy extensos!

Te puede gustar