Cómo tratar la gastritis de forma natural

Además de servirnos para endulzar los diferentes remedios, la miel sola también puede ser una solución eficaz para prevenir y aliviar los síntomas de la gastritis

Cuando la mucosa gástrica se inflama, presenta enrojecimiento o pequeñas hemorragias es porque padecemos gastritis (una patología cada vez más frecuente).

Llevar una dieta desequilibrada, consumir ciertos fármacos o la presencia de la bacteria H. pylori son las principales causas. En este artículo te contamos cómo tratarla de forma natural.

Remedios naturales para la gastritis

El típico ardor o dolor en la boca del estómago acompañado por náuseas y acidez estomacal que se producen unas dos horas después de comer se conoce como gastritis.

La buena noticia es que existen varias recetas caseras que te pueden ayudar a mitigar los síntomas habituales:

Regaliz

Infusión de regaliz

Es un remedio antiguo que trata problemas digestivos en general. Se considera más efectivo que cualquier antibiótico para eliminar la bacteria H. Pylori. Se debe consumir la raíz seca de regaliz en una infusión.

Ingredientes

  • 1 cucharada de raíz de regaliz seca (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Pon en un cazo el agua y el regaliz.
  • Calienta hasta que entre en ebullición.
  • Cocina 10 minutos y retira del fuego.
  • Deja enfriar unos 5 minutos, filtra y bebe (puedes añadir una cucharada de miel para endulzar).

Jengibre

Otro de los remedios naturales útiles para cualquier problema gástrico. Esta raíz relaja los músculos que recubren las paredes del esófago y no permite que el ácido estomacal “suba”.

Lo puedes añadir en tus comidas o bien preparar un té.

¿Quieres conocer más? Lee: Síntomas de una inflamación en el esófago

Ingredientes

  • 1 cucharadita de raíz de jengibre rallada (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Calienta el agua hasta que hierva.
  • Retira del fuego y añade el jengibre.
  • Remueve bien durante 5 minutos.
  • Filtra y bebe endulzado con miel.

Ginseng

Consigue las hojas de esta planta (también se venden pastillas, pero no las recomendamos para estos casos).

El ginseng se emplea para combatir todo tipo de infecciones así como también mejorar la digestión, reducir los vómitos y la inflamación del colon.

Leche tibia

Leche

Tiene la capacidad de relajar la zona afectada, en el caso de no ser intolerante a la lactosa. Si la mezclas con aceite de oliva obtendrás un remedio efectivo para la gastritis.

Ingredientes:

  • 1 taza de leche (250 ml)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)

Preparación

  • Calienta la leche para que quede tibia.
  • Agrega el aceite de oliva y remueve bien.
  • Bebe de inmediato (mejor por las noches, antes de dormir).

Miel

Además de servir como endulzante en las infusiones de jengibre y regaliz, la miel se puede consumir sola para que actúe como un potente antibacteriano y antiséptico.

Sus propiedades mejorarán los síntomas típicos de la gastritis.

Puedes ingerir 3 cucharadas de miel a lo largo del día o bien mezclar con leche o agua tibia cuando tengas el estómago vacío.

Manzanilla

Manzanilla (2)

El té de flores de manzanilla regula el malestar de estómago y reduce los dolores causados por la gastritis. Entre las propiedades de esta planta debemos destacar su capacidad para reducir los gases, mejorar la digestión y tratar los cólicos.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de flores de manzanilla (20 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Calienta el agua en un cazo y añade las flores de manzanilla cuando rompa el hervor.
  • Cocina unos 10 minutos y retira del fuego.
  • Deja tapado 10 minutos más antes de filtrar.
  • Endulza con miel y bebe.

Copos de avena

Si los consumes usualmente en el desayuno pueden ser muy efectivos a la hora de mejorar los síntomas de la gastritis. Además se pueden combinar con leche tibia para aumentar su eficacia.

Ingredientes

  • 1 taza de leche (250 ml)
  • 3 cucharadas de copos de avena (30 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Calienta la leche y cuando llegue a ebullición reduce el fuego.
  • Añade los copos de avena y cocina 10 minutos.
  • Pasa a un recipiente y agrega la miel.
  • Mezcla bien y consume cuando esté tibio.

Perejil

Bebida natural de perejil

El jugo de esta planta reduce el malestar causado por la gastritis. Además de añadirlo a tus comidas para aportarles más sabor te recomendamos que te prepares un rico batido de perejil y lo bebas cada mañana.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de perejil (50 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • Lava bien el perejil y separa los tallos de las hojas (solo usarás estas últimas).
  • En el vaso de la licuadora añade el agua y las hojas de perejil.
  • Mezcla bien hasta conseguir un batido homogéneo.
  • Bebe de inmediato (puedes agregar cubos de hielo).

Zanahoria

Otro zumo delicioso y natural que alivia los principales síntomas de la gastritis y la indigestión.

Ingredientes

  • 2 zanahorias
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • Pela las zanahorias y córtalas en bastones pequeños.
  • Coloca en el vaso de la licuadora junto con el agua.
  • Mezcla bien para obtener un licuado homogéneo y bebe de inmediato.

Semillas de lino

Beneficios de las semillas de lino

También puedes usar la harina de lino, que suaviza los síntomas de la gastritis. En el caso de optar por las semillas, simplemente espolvoréalas en tus comidas (sopas, tartas, jugos, etc).

El agua de lino alivia los síntomas casi al instante. Puedes probar también el agua de cebada siguiendo las mismas instrucciones.

Ingredientes

  • 1 cucharada de harina de linaza (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Añade la harina en la taza de agua y mezcla bien.
  • Deja reposar 12 horas.
  • Filtra y bebe.

No olvides leer: Cómo preparar en casa un gel ecológico de semillas de lino para el cabello

Agua con limón

Si bien podemos pensar que el ácido de este cítrico es contraproducente para nuestra sensación de ardor o dolor estomacal, lo cierto es que actúa como “señal” para producir menos jugos gástricos (que en definitiva son los que causan la acidez y la gastritis).

Como si eso no fuese suficiente el limón es cicatrizante, por lo cual, sana las úlceras.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • El jugo de ½ limón

Preparación

  • Calienta el agua sin que hierva.
  • Exprime el jugo del limón.
  • Echa el jugo  en el agua y mezcla bien.
  • Bebe en ayunas cada mañana (o día por medio).

 

Te puede gustar