Cómo tratar la somnolencia diurna con 5 remedios de origen natural

Aunque muchos recurren al café para reducir la somnolencia hay otras opciones que son más saludables y más efectivas a la hora de contrarrestar los efectos de la fatiga

La somnolencia diurna es un problema común en la población. A menudo, se origina por una mala calidad de sueño, deficiencias nutricionales y algunas enfermedades.

Es una condición que se manifiesta con una sensación de pesadez y torpeza de los sentidos que, muchas veces, hace que la persona se duerma en momentos inoportunos.

Aunque inicialmente se considera normal, es muy importante prestarle atención porque interfiere en las tareas cotidianas y aumenta el riesgo de accidentes laborales y de tránsito.

Si bien lo ideal es garantizar un óptimo proceso de descanso, no inferior a 8 horas diarias, también se pueden tener en cuenta algunos remedios naturales para contrarrestarlo.

Causas de la somnolencia

somnolencia

El insomnio y los trastornos de sueño figuran como las causas principales de la somnolencia diurna. Sin embargo, además de estos, se han identificado otros factores de riesgo:

  • Dolor crónico
  • Demasiada carga laboral
  • Estados depresivos o de estrés
  • Alteraciones del sistema nervioso
  • Problemas de la tiroides
  • Anemia
  • Digestiones pesadas
  • Presión arterial baja
  • Consumo de medicamentos (tranquilizantes, somníferos, antihistamínicos)
  • Demasiado calcio en la sangre
  • Apnea del sueño
  • Diabetes

Lee también: 6 hábitos cotidianos que afectan la salud de tu cerebro

Remedios naturales para el tratamiento de la somnolencia

Para combatir de forma eficaz la somnolencia es necesario identificar cuál es su origen. No obstante, en general, algunos remedios naturales pueden favorecer su alivio.

1. Té verde

TéVerde

Por su alto contenido de polifenoles, el té verde es uno de los productos naturales más recomendados para hacerle frente a los síntomas de la somnolencia.

Estos compuestos con acción antioxidante ayudan a regular el sueño y contribuyen a incrementar el nivel de energía.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de té verde (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Vierte una cucharadita de té verde en una taza de agua caliente y tápalo.
  • Deja que repose 10 minutos y fíltralo con un colador.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida en ayunas y a media mañana.

2. Agua tibia con limón

El consumo de agua tibia con limón en ayunas no solo le brinda un impulso al sistema digestivo, sino que aumenta el nivel de energía y contrarresta la sensación de fatiga y sueño que se produce por la deshidratación celular.

Ingredientes

  • El zumo de ½ limón
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Exprime el zumo de medio limón y dilúyelo en una taza de agua tibia.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida justo después de levantarte.

3. Licuado de yogur y plátano

yogur-banana

Este licuado energético contiene nutrientes esenciales que ayudan a activar las funciones físicas y mentales para tener un mejor rendimiento en la jornada.

Por otro lado, ambos ingredientes contienen triptófano, un aminoácido que ayuda a estimular la segregación de serotonina y melatonina para mejorar la calidad de sueño.

Ingredientes

  • ½ taza de yogur natural (100 g)
  • 1 banana madura

Preparación

  • Vierte el yogur natural en el vaso de la licuadora y procésalo con una banana madura.
  • Tras obtener una bebida cremosa, sin grumos, sírvela al instante.

Modo de consumo

  • Toma el batido durante el desayuno o a media mañana.

4. Vinagre de sidra de manzana

Por su poder desintoxicante, el vinagre de sidra de manzana puede ayudar a mejorar el estado de la persona somnolienta cuando los síntomas se derivan por el uso excesivo de somníferos.

Su mezcla en agua tibia tiene un ligero valor energético que, durante la mañana, mejora el rendimiento.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana (30 ml)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Diluye el vinagre de manzana en una taza de agua tibia.

Modo de consumo

  • Consume la bebida a sorbos, 30 minutos antes de desayunar.

Ver también: 7 problemas a los que te enfrentas por no dormir bien

5. Infusión de yerba mate

yerba-mate

Considerada un energizante natural, la yerba mate tiene una acción revitalizante que permite contrarrestar los efectos de la fatiga y la somnolencia.

Ayuda a mejorar la circulación de la sangre y, al optimizar la oxigenación celular, actúa de forma beneficiosa en el desempeño mental.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de yerba mate (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Añade una cucharadita de yerba mate en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la infusión y deja que repose entre 10 y 15 minutos.
  • Cuando esté apta para su consumo, fíltrala con un colador.

Modo de consumo

  • Ingiere la infusión a media mañana, justo cuando percibas señales de somnolencia.

¿Sientes un fuerte cansancio matinal? ¿Te quedas dormido durante tus actividades laborales? Si te enfrentas a esta condición, prueba alguno de los remedios mencionados para combatirlo de forma natural.

Si el problema persiste, consulta al médico para determinar qué lo ocasiona.

Te puede gustar