Cómo tratar la tensión baja con 6 remedios herbales

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Maricela Jiménez López el 30 enero, 2019
Daniela Castro · 26 enero, 2018
Si estamos siguiendo algún tratamiento médico para controlar la tensión baja deberemos consultar con el especialista antes de consumir estos remedios por si pudiera haber algún efecto adverso

La tensión baja, conocida médicamente como hipotensión, es un trastorno que se produce cuando se reduce el ritmo con que se transporta el flujo sanguíneo hacia cada órgano del cuerpo.

¿Cómo saber si tengo la tensión baja?

Una persona recibe este diagnóstico cuando, al medir su presión arterial, los resultados son iguales o inferiores a  90/60 mmHg.

La condición puede desencadenar una serie de síntomas. Estos se derivan del bajo suministro de oxígeno que empiezan a tener los tejidos y células.

A veces, se manifiesta con vértigo y mareo, desvanecimiento, dolores de cabeza y una fuerte sensación de debilidad que impide cumplir con algunas tareas cotidianas.

Es necesario atender algunas recomendaciones médicas para controlarlo.

Asimismo, también se pueden preparar algunos remedios naturales que pueden ayudarte a restablecer sus niveles normales.

En esta oportunidad queremos compartir en detalle 6 interesantes recetas para que no dudes en probarlas en casa. ¡Toma nota!

1. Infusión de romero y miel

 

té de romero

Uno de los remedios más efectivos para mantener la tensión arterial estable es la infusión de romero y miel. Sus propiedades ayudan a reactivar flujo sanguíneo.

El romero contiene vitamina B3 o niacina, un nutriente que forma parte de las arterias. Por eso, puede ayudar a fortalecer los vasos y mejorar la circulación. De esta forma, puede ayudarnos a aliviar los síntomas de la hipotensión.

Asimismo, la miel, gracias a su contenido en azúcares, puede ayudarnos a contrarrestar la sensación de fatiga y debilidad.

Además, ambas contienen antioxidantes que nos pueden ayudar a luchar contra los radicales libres que nos causan daño al cuerpo.

Ingredientes

  • Romero (una cucharadita: 5 g)
  • Agua (una taza: 250 ml)
  • Miel (una cucharada: 25 g)

Preparación

  • Primero, vierte una cucharadita de romero en una taza de agua hirviendo.
  • Luego, tapa la bebida y deja que repose 10 minutos.
  • Por último, fíltrala con un colador y después endúlzala con una cucharada de miel.

Modo de consumo

  • Puedes ingerir la infusión 2 veces al día durante 3 semanas.

2. Infusión de regaliz

Las propiedades del regaliz pueden ayudar a regular la presión arterial en casos de hipotensión. Gracias a su contenido en glicirricina, esta puede ayudarnos a elevar nuestra tensión arterial.

Con todo, conviene no excedernos en su consumo, ya que en exceso podríamos llegar a provocarnos hipertensión. Se suele recomendar consumir como máximo unos 100 g al día.

Por eso, está contraindicado para personas con hipertensión e insuficiencia renal. También puede interactuar con algunos medicamentos. Por eso, lo mejor es siempre consultar a nuestro médico antes de empezar a tomarlo de forma regular.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de raíz de regaliz (5 g)
  • 250 ml de agua (una taza)

Preparación

  • Primero, ralla la raíz de regaliz y luego agrégala en una taza de agua hirviendo.
  • Finalmente, tapa la infusión, espera que repose 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Puedes consumir la infusión a media mañana durante 2 semanas seguidas.

3. Infusión de jengibre

Bebida de jengibre

La raíz de jengibre tiene propiedades que benefician muchos aspectos de la salud arterial y cardíaca. Es un ingrediente estimulante que puede mejorar la salud circulatoria para controlar tanto la hipotensión como la hipertensión.

Con todo, conviene no abusar de su consumo, ya que en exceso pueden tener efectos adversos como vómitos, náuseas, etc.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de raíz de jengibre (5 g)
  • Una taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Primero, agrega una cucharadita de jengibre en una taza de agua hirviendo y tápalo.
  • Luego, deja que repose 15 minutos y fíltralo con un colador.

Modo de consumo

  • Puedes beber una taza de infusión después de cada comida principal.
  • Tómalo hasta notar una mejoría.

4. Infusión de ginseng

El ginseng es un producto medicinal que se ha utilizado desde la antigüedad para el tratamiento de dolencias derivadas de la mala presión y circulación sanguíneas.

Sus compuestos aumentan la irrigación de la sangre hacia los tejidos. Así, a su vez, puede ayudarnos a incrementar el nivel de energía y controlar la tensión baja.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de raíz de ginseng (5 g)
  • Taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Para empezar, añade la raíz de ginseng en una taza de agua hirviendo.
  • Después, tapa la infusión y espera a que repose 10 minutos.

Modo de consumo

  • Puedes ingerir la bebida 20 minutos después de comer.
  • Se recomienda tomarla durante 2 o 3 semanas seguidas.

5. Infusión de espino blanco

infusión de espino blanco

La bebida de espino blanco es un tónico cardíaco que puede ayudarnos a mejorar la salud de nuestro corazón.

Algunos de sus componentes aumentan la disponibilidad de óxido nítrico. Esto ayuda a mejorar la salud circulatoria ya que este actúa como vasodilatador coronario. Así, incrementa el flujo sanguíneo coronario, reduciendo el riesgo de hipotensión.

Con todo, puede interactuar con algunos medicamentos como los antidepresivos o los diuréticos. Por eso, se recomienda consultar a nuestro médico antes de empezar a tomarlo.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de espino blanco (5 g)
  • Agua (una taza: 250 ml)

Preparación

  • Primero, añade el espino blanco en una taza de agua hirviendo y deja reposar la bebida.
  • Pasados 10 minutos, cuélala y luego retira los residuos.

Modo de consumo

  • Puedes tomar una taza de infusión a media mañana durante 2 semanas.

6. Infusión de romero, salvia y menta

Este combinado de plantas medicinales puede ayudarnos a activar el flujo sanguíneo. Como ya hemos visto, el romero puede ser muy beneficioso para nuestra circulación.

Por su parte, la salvia y la menta tienen propiedades calmantes y antiinflamatorias. Así, pueden ayudarnos a controlar algunos de los síntomas de una baja presión arterial, como los dolores de cabeza.

Además, contienen vitaminas y minerales. Esto siempre pueden ayudarnos a aumentar la resistencia de los vasos sanguíneos y mejorar la capacidad de oxigenación de la sangre.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 2 cucharadas de romero (30 g)
  • 1 cucharada de salvia (15 g)
  • 1 cucharada de menta (15 g)

Preparación

  • Primero, pon a calentar las tazas de agua y, cuando hiervan, agrégale las plantas.
  • Por último, tapa la bebida, deja que repose 15 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Puedes ingerir una taza de infusión en la mañana y otra en la noche.
  • Se recomienda tomarla durante 2 semanas.

¿Tienes crisis de tensión baja? Ahora que conoces estos remedios naturales, no dudes en prepararlos cada vez que te aquejen sus síntomas.

Con todo, recuerda que estos no constituyen un tratamiento, sino un complemento. Lo mejor es que si sufres de hipotensión vayas junto a tu médico para que te dé un tratamiento completo.