Tratar las infecciones urinarias con zumo de arándanos

Tratar las infecciones urinarias con zumo de arándanos

La hidratación es fundamental para eliminar las bacterias a través de la orina. Debemos beber mucha agua y jugo de arándanos que nos ayudará a luchar contra la E. Coli, causante de las infecciones

Las infecciones del tracto urinario son frecuentes en la mayoría de mujeres y pueden ocurrir en cualquier lugar del sistema urinario, como la uretra, vejiga y riñones, siendo la causa más común en el 80% de los casos, la E. Coli, aunque pueden existir otras causas, como las infecciones de transmisión sexual que pueden contribuir a su desarrollo.

Debido a la presencia de proantocianidinas en los arándanos, el zumo puro de los mismos resulta eficaz para la prevención y tratamiento de las infecciones del tracto urinario.

SÍNTOMAS DE UNA INFECCIÓN URINARIA

Los síntomas generales iniciales de una infección del tracto urinario que se sienten son  deseos frecuentes de orinar, disminución del volumen de orina, sensación de vaciado incompleto de la vejiga, quemazón al orinar, dolor pélvico en la mujer, orina turbia, oscura y concentrada con mal olor; la orina también puede tener una apariencia lechosa o un tinte rojizo si la sangre está presente.

CÓMO FUNCIONA EL ZUMO DE ARÁNDANO

Varios estudios han demostrado que el arándano evita que la bacteria  E. Coli,  que comúnmente causa infecciones urinarias, se adhiera a la pared de la vejiga, lo que disminuye la capacidad de  esta bacteria.

El zumo de arándano puede resultar beneficioso cuando se experimentan infecciones urinarias recurrentes, especialmente en mujeres, ya que el zumo de arándanos reduce significativamente la cantidad de bacterias en la vejiga, por lo que resulta un excelente preventivo de  infeciones urinarias.

CÓMO TRATAR UNA INFECCIÓN URINARIA CON ZUMO PURO DE ARÁNDANOS

Bebe un vaso de unos 200 ml. de zumo puro de arándanos tres veces al día; sólo el zumo puro de arándanos es eficaz en el tratamiento de las infecciones urinarias, no sirven los zumos de sucedáneos de arándanos o azucarados. Existe zumo de arándano concentrado, que puedes encontrar disponible en herboristerías, del que puedes tomar una cucharada unas tres o cuatro veces al día.

Consume al menos de dos litros a dos litros y medio de agua diariamente, para ayudar a diluir la orina y la concentración de bacterias, lo que ayudará al sistema inmunológico a luchar y eliminar las bacterias.

Después de tratar la infección urinaria y para prevenir sucesivas infecciones, es aconsejable tomar unos 200 ml. al día de zumo puro de arándanos.

No se deben de tomar bebidas alcohólicas o con cafeína cuando se sufre de una infección urinaria, porque aumentan la deshidratación y causan una mayor irritación del tracto urinario.

Imagen cortesía de Petr Kratochvil