Cómo tratar naturalmente la rubeola

Sergio Bernal·
08 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
05 Septiembre, 2020
La rubeola es una enfermedad infecciosa que puede resultar peligrosa. La consulta médica es obligatoria, pero te proponemos algunos remedios para combatir los síntomas.

Combatir naturalmente la rubeola puede ser posible si sigues algunos consejos. Pero, en cualquier caso, recuerda que es indispensable consultar al médico si los síntomas persisten o empeoran.

Como bien manifiestan los datos recogidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la rubeola o sarampión alemán es un virus contagioso que se transmite por las vías respiratorias y ataca el sistema ganglios linfáticos del cuello. ¿Quieres saber cómo hacerla frente con algunos remedios tradicionales? Sigue leyendo.

¿Cómo actúa? ¿Cuáles son sus peligros?

La epidemia de rubeola más importante presentada en la historia se produjo entre los años 1964 y 1965; ocasionando cerca de diez mil casos de abortos y bebés que nacieron sin vida.

La rubeola puede ser mortal para el feto si la madre se contagia durante el embarazo. El virus brota 5 o 6 días después del contagio; mostrando erupciones en la piel, acompañada de fiebre y dolores articulares.

  • La rubeola tiende a atacar los glóbulos blancos y, de esta forma, afecta al sistema respiratorio.
  • El contagio se produce mediante estornudo o tos. En otros casos, por contacto a superficies que contengan el virus; como los pañuelos.
  • Después del contagio, la persona se mostrará inmune al virus.
Tratamiento rubeola.

En los niños la rubeola es capaz de atraer enfermedades infecciosas como la otitis. Asimismo, los expertos del Hospital General Universitario Gregorio Marañón explican que, en algunos casos, también ataca el sistema nervioso; provocando encefalitis (proceso inflamatorio del sistema nervioso central).

  • Esta es una enfermedad que afecta el cerebro, y puede conllevar riesgo de coma o retraso mental.
  • Se previene el virus con una inyección de vacuna triple vírica. De hecho, la persona que no se la ponga tiene un 90 % de probabilidades de contagiarse.

Síntomas de la rubeola

Los síntomas más comunes de la rubeola incluyen:

  • Falta de apetito.
  • Aparición de erupciones de color rosa en la piel.
  • Inflamación de las glándulas.
  • Ojos hinchados.
  • Dolor articular.
  • Fiebre.

A pesar de que estos síntomas son parecidos a los de un resfriado común, no deben confundirse entre ellos. Por este motivo, se recomienda acudir al médico para saber con seguridad si hay contagio o no.

Ver también: Tratamiento de la rubéola

Consejos para combatir naturalmente la rubeola

La rubeola no tiene un tratamiento específico. Por ende, en la medicina se emplean diferentes medicamentos para mitigar la fiebre y demás síntomas que se presentan.

Tratamiento natural para la rubeola.

Hoy, sin perjuicio de lo anterior, te indicamos algunos remedios tradicionales para combatir los síntomas. ¡Apunta!

1. Leche y toronjil

Las creencias indias han reconocido durante años al toronjil como una planta antiviral. En este aspecto, el siguiente artículo publicado en 2009 por la Revista de Fitología señala que también podría servir como un aliado para combatir infecciones; entre ellas, la Rubeola.

Ingredientes

  • 2 ramas de toronjil.
  • 1 vaso de leche (200 ml).

¿Qué debes hacer?

  • Para empezar, lava las ramas de toronjil para eliminar suciedades.
  • En un recipiente, vierte la leche y agrega el toronjil.
  • Por último, llévalo a ebullición y deja que hierva así unos minutos.

Puedes beber este remedio de 2 a 3 veces por día para mejorar los síntomas.

2. Manzanilla para combatir naturalmente la rubeola

La manzanilla tiene propiedades analgésicas que ayudan a reducir las afecciones causadas por contagios.

Tratamientos naturales para la rubeola.

Por este motivo, aplicada de forma tópica como a continuación se explica, podría aliviar algunos de los síntomas que causan esta afección; como la conjuntivitis (inflamación de la conjuntiva ocular) o los ojos hinchados.

Ingredientes

  • 3 tazas de manzanilla (90 g).
  • Agua.

¿Qué debes hacer?

  • Llena la bañera con agua tibia y añade la manzanilla
  • Sumérgete en la mezcla y toma un baño, acompañado de masajes, por unos 20 minutos.

3. Sábila y miel

Ambos productos contienen componentes antivirales que contribuyen a combatir distintas infecciones. En el caso del Aloe vera, las investigaciones realizadas en roedores han tenido buenos resultados contra unos cuantos virus.

Por otro lado, como bien demuestra el siguiente experimento publicado por la Revista de medicina alternativa y complementaria, la miel también actúa de forma favorable contra las células infectadas por rubeola.

Ingredientes

  • 1 hoja de Aloe vera.
  • 2 tazas de miel (80 g).
  • 2 tazas de agua (500 ml).

¿Qué debes hacer?

  • Antes de empezar, extrae el gel de la hoja de sábila y ponlo en un recipiente junto con el agua.
  • Una vez hecho esto, agrega la miel y pon a hervir durante 10 minutos.
  • Tapa el recipiente y deja que repose la infusión de 10 a 15 minutos.

Toma esta infusión 2 o 3 veces por día para mostrar mejoría.

4. Té de jara

Un artículo del Inventario Español del Patrimonio Natural y la Biodiversidad ha señalado el interés que ha mantenido a lo largo de los años la medicina tradicional española por la infusión de jara blanca; destacando, en especial, sus supuestas propiedades para aliviar los procesos gripales.

A pesar de ello, lo cierto es que hoy en día no se han encontrado evidencias científicas que demuestren su eficacia.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de jara blanca (15 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

¿Qué debes hacer?

  • Pon a hervir el agua en un recipiente y, cuando alcance el punto de ebullición, agrega las hojas de jara blanca.
  • Una vez terminado el proceso, deja reposar por 10 minutos y sirve.

Lee también: ¿Debemos vacunar a los niños? Mitos y verdades sobre vacunas

5. Infusión de saúco

Las propiedades diuréticas, sudoríficas y depurativas de esta planta actuarían a favor de la eliminación de los procesos virales. Es más, un artículo publicado en 2011 por la Revista Cubana de Farmacia señaló que, por medio del sudor, se consigue eliminar las toxinas de la infección; disminuyendo, por ende, la fiebre.

No obstante, no es una opción adecuada en caso de embarazo; ya que podría existir riesgo de aborto. Asimismo, tampoco hay evidencias suficientes para asegurar una eficacia completa. Además de que su dosis debe estar bien controlada por presentar toxicidad en caso de abuso.

Es por ello que, antes de optar por este remedio, recurre a la opinión de un especialista para obtener la máxima seguridad.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de saúco (45 g).
  • 4 tazas de agua (1 litro).

¿Qué debes hacer?

  • Hierve el agua junto con el saúco. Después, deja que infusione durante 10 minutos.
  • Cuando ya esté listo, apaga y tapa el recipiente; dejando reposar por 10 minutos.

6. Infusión de frambueso

Según explica María Emilia Carretero Accame en su trabajo realizado en 2016, varios países de Europa del Este se han aprovechado de las hojas y el cuerpo de este fruto desde hace siglos.

Sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antibacterianas y antimicrobianas estarían detrás de ello. Por este motivo, también se incluye entre los remedios que pueden servir para ayudar a aliviar los síntomas de la rubeola.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de hojas de frambueso (45 g).
  • 2 tazas de agua (500 ml).
Infusión de frambueso.

¿Qué debes hacer ?

  • Pon a hervir el agua y, cuando llegue a ebullición, agrega las hojas de frambueso.
  • Por último, tapa el recipiente y deja reposar por 10 minutos.

Toma esta infusión 2 veces al día.

Eficacia de los remedios para combatir naturalmente la rubeola

Al ser consejos naturales, es importante que antes de realizar alguno de estos tratamientos se consulte con un especialista en caso de alergias o embarazo. Asimismo, también es recomendable que el paciente no deje de tomar líquido. Bien sea por agua o zumos naturales, ayudarás a eliminar las toxinas del organismo que puedan evitar una mejoría.

En esta línea, también conviene incluir bebidas energéticas como el café o el chocolate. Y tampoco olvides añadir en la dieta vegetales con hierro, como la lechuga; evitando aquellos que te causen irritación.

  • Rubéola. Organización Mundial de la Salud (OMS). https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/rubella
  • Gutiérrez J, Maroto C. Serodiagnóstico de la infección vírica: su interés clínico. Control de Calidad SEIMC 2004:1-8.
  • Vauloup-Fellous C, Grangeot-Keros L. Humoral Immune Response after Primary Rubella Virus Infection and after Vaccination. Clinical and Vaccine Immunology 2007;14(5):644-7.
  • Hamkar R, Jalilvand S, Abdolbaghi M, Jelyani K, Esteghamati A, Hagh-goo A, et al. Distinguishing between primary infection and reinfection with rubella vaccine virus IgG avidity assay in pregnant women. East Med Health J 2009;15(1):94-103.
  • M.L. Navarro Gómez, F. González, M. Santos Sebastián, J. Saavedra Lozano, T. Hernández Sampelayo Matos. Encefalitis. Sección de Enfermedades Infecciosas Pediátricas. Hospital General Universitario Gregorio Marañón. Madrid. Protocolos diagnóstico-terapéuticos de la AEP: Infectología pediátrica.
  • K. Manoharan, BPD. “Plantas medicinales antivirales. Un enfoque etnobotánico”. Revista de Fitología , vol. 1, no. 6, octubre de 2009, http://updatepublishing.com/journal/index.php/jp/article/view/2053.
  • Obi, RK y Shenge, JA (2019). Nutrición e infecciones virales del ojo. En Handbook of Nutrition, Diet, and the Eye (págs. 339- 349). Elsevier. https://doi.org/10.1016/b978-0-12-815245-4.00021-1
  • Dr. Bassam Zeina, Omar Othman y Saada Al-Assad. La Revista de Medicina Alternativa y Complementaria. Septiembre de 1996.345 348. http://doi.org/10.1089/acm.1996.2.345
  • Castellanos Puerto, Edelis, Rodríguez Acosta, My Mireida, Vázquez González, Tatiana, & Sin Mayor, Adriana. (2001). Efecto antiviral del extracto acuoso de Aloe barbadensis contra el virus de la hepatitis B. Revista Cubana de Plantas Medicinales6(1), 7-11. Recuperado en 05 de septiembre de 2020, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1028-47962001000100002&lng=es&tlng=es.
  • Velásquez, G., Moreira, W., Caicedo, C., Preciado, O., Jaramillo, T., Iturralde, G., & Aizaga, G. (2016). EL USO DE LA ETNOBOTÁNICA COMO CURA DE ERUPTIVAS DE LA INFANCIA POR LA ETNIA CHACHI. ESMERALDAS. ECUADOR. Revista De Investigación Talentos3(1), 1-10. Recuperado a partir de https://talentos.ueb.edu.ec/index.php/talentos/article/view/63
  • Pardo de Santayana, Manuel; Morales, Ramón; Tardío, Javier; Aceituno-Mata, Laura y Molina, María (editores). 2018. INVENTARIO ESPAÑOL DE LOS CONOCIMIENTOS TRADICIONALES RELATIVOS A LA BIODIVERSIDAD. FASE II (2). Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Madrid. 425 pp.
  • Clapé Laffita, Oneyda, & Alfonso Castillo, Alfredo. (2011). Pharmaceutical-toxicological characterization of medicinal plant Sambucus nigra subsp. canadensis (L). R. Bolli. Revista Cubana de Farmacia45(4), 586-596. Recuperado en 05 de septiembre de 2020, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75152011000400013&lng=es&tlng=en.
  • María Emilia Carretero Accame. Frutos con interés en Farmacia: Frambuesa. Panorama actual del medicamento, ISSN 0210-1394, Vol. 40, Nº. 393, 2016, págs. 511-514. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5552490.