¿Cómo tratar la tenosinovitis?

04 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
La tenosinovitis es dolorosa y produce impotencia funcional. Las articulaciones afectadas pierden la fuerza y es difícil realizar los movimientos que antes se podían concretar. Descubre cómo se trata esta afección frecuente de la traumatología.

Tratar la tenosinovitis es una de las tareas más frecuentes en la traumatología. Junto a la tendinitis, es una de las afecciones más representativa de los tendones.

Un tendón es un tipo de tejido fibroso que conecta los músculos y los huesos del cuerpo. Son esenciales para controlar el movimiento de las distintas partes del organismo.

La patología tiene una alta prevalencia, no solo en deportistas, sino que puede afectar a cualquier persona. Tratar la tenosinovitis es esencial para evitar que el tendón afectado pierda su utilidad a futuro.

¿Qué es la tenosinovitis?

La tenosinovitis consiste en la inflamación de la vaina sinovial, que es una zona que reviste y protege los tendones. En condiciones normales, esta estructura produce el líquido sinovial que permite mantener al tendón lubricado.

Cuando tiene lugar una lesión en esta zona, la producción del líquido se puede alterar. Además, la propia vaina se inflama. Ambos sucesos, que conforman la tenosinovitis, llevan a que el tendón no funcione como debería, perdiendo su utilidad mecánica.

El daño en cualquier tendón se puede traducir en una disfunción de la movilidad. Por ejemplo, si se lastima un tendón que forma parte de la articulación del hombro, lo más probable es que el brazo no se pueda mover o que produzca un intenso dolor al hacerlo.

Deportista con dolor de tobillo.
Los deportistas son uno de los grupos poblacionales más afectados por la tenosinovitis.

Causas de la tenosinovitis

Lo cierto es que esta patología tiene numerosas etiologías o agentes causales. De manera general, se distinguen entre tenosinovitis agudas y crónicas, según su duración. Todas ellas provocan dolor a la palpación y limitación del movimiento. 

Es importante destacar que, como señalamos al principio, no es una afección exclusiva de deportistas. Puede padecerse por cualquier persona. Sin embargo, sí es verdad que gran parte de los casos se producen en individuos que realizan de manera constante movimientos repetitivos.

Lo mismo sucede cuando se trata de una postura prolongada, como estar de pie durante mucho tiempo. En algunos casos, la tenosivitis está causada por depósitos de calcio, gota o incluso cantidades elevadas de colesterol.

Hay que destacar, en particular, a la tenosinovitis de Quervain, ya que es uno de los tipos más conocidos. Afecta a los tendones de la muñeca implicados en el movimiento del pulgar. En algunas personas, esta patología puede estar originada por una infección.

Podría gustarte: Consejos para aliviar la tendinitis

¿Cómo se logra tratar la tenosinovitis?

El tratamiento de la tenosinovitis varía, sobre todo, según cuál sea la causa que la ha provocado. Lo que se busca es reducir el dolor y la inflamación. Por ello, la primera medida que se debe imponer es el reposo. 

Lo ideal es evitar mover la parte afectada lo máximo posible. En algunos casos, los médicos utilizan la inmovilización mediante tablas, férulas o vendajes. Además, se suele instaurar un tratamiento médico a base de fármacos antiinflamatorios.

Por ejemplo, se utilizan antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) como el ibuprofeno. Incluso, pueden infiltrarse corticoesteroides si el dolor no remite. Aplicar sobre la zona compresas frías ayuda a mejorar la inflamación. Por otro lado, cuando la causa es una infección, se utilizan antibióticos específicos.

Un artículo publicado por la Universidad Manuela Bertrán explica que la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea es una opción para tratar la patología en los casos de tenosinovitis de Quervain. Es una técnica que se centra en el alivio del dolor.

Otro estudio de la Universidad de la Frontera afirma que la utilización de las ondas de choque extracorpóreas mejora la inflamación que se produce en el proceso. Ambas son técnicas novedosas que suponen un avance en el abordaje de la tenosinovitis.

Otras recomendaciones para tratar la tenosinovitis

El tratamiento básico de la tenosinovitis puede mejorar la situación, pero es posible que la recuperación no sea completa. En muchos casos se requiere rehabilitación y fisioterapia para mejorar y fortalecer de nuevo la zona. Las debilidades que pueden perdurar son nocivas, sobre todo en deportistas que requieren retomar su entrenamiento y su actividad.

De hecho, de esta manera también se previenen las lesiones futuras en esa zona afectada. En algunos casos, la patología recidiva y la única alternativa acaba siendo la cirugía. Los abordajes quirúrgicos son variados y dependerá del traumatólogo la elección del método más acorde al cuadro clínico. En general, se tiende a las artroscopías basadas en pequeñas incisiones que dejan una cicatriz mínima e inciden en muy bajo grado sobre los tejidos.

Inmovilización de codo para tratar la tenosinovitis.
Las inmovilizaciones reducen la presión sobre los tejidos blandos de las articulaciones para favorecer su curación.

Quizá te interese: ¿Cuánto tarda en curarse una tendinitis?

Prevención de la tenosinovitis

Aunque las causas son variadas, existen medidas generales de prevención de la tenosinovitis. Lo principal es evitar los movimientos repetitivos en nuestra vida cotidiana. Además, se deben fortalecer los músculos para mejorar la estabilidad de las articulaciones.

Los precalentamientos en la actividad deportiva y la realización de entrenamientos acordes a las capacidades individuales son fundamentales para reducir las posibilidades de lesiones a futuro. La sobreexigencia se esconde detrás de muchos de los traumas que derivan en consecuencias dolorosas.

Para evitar que el tendón sufra debido a una infección, es esencial tener en cuenta la higiene y la correcta curación de las heridas. No obstante, ante cualquier signo de colonización microbiana, el primer paso debe ser acudir al médico.

  • HOSPITAL PRÍNCIPE DE ASTURIAS. ALCALÁ DE HENARES. MADRID. (n.d.). Tendinitis y Tenosinovitis de Muñeca y Mano. Retrieved August 30, 2020, from https://d-nb.info/1180450094/34 Tenosinovitis. (n.d.). Retrieved August 30, 2020, from http://stjosepheureka.myhospitalwebsite.com/apps/HealthGate/Article.aspx?chunkiid=121150
  • Bielefeldt Astudillo, D., & Bascour-Sandoval, C. (2019). Application of extracorporeal shock waves in stenosing tenosynovitis: Case report. Fisioterapia, 41(5), 299–302. https://doi.org/10.1016/j.ft.2019.07.001
  • MANEJO FISIOTERAPEUTICO DEL DOLOR POR MEDIO DE MODALIDADES TERAPEUTICAS EN TENOSINOVITIS DE QUERVAIN. (n.d.). Retrieved August 30, 2020, from https://www.redalyc.org/pdf/304/30415059006.pdf
  • Pérez Apaico, Greith Leisdy. "Tenosinovitis de estiloides radial (de quervain): enfoque en terapia física." (2018).
  • Martín, Dr Fernando Romero, CA Móstoles ASEPEYO, and Av de Portugal. "Determinación de la Contingencia en la Tenosinovitis de Quervain." (2009).
  • Oñate, A. Castel. "Tendinitis y Tenosinovitis de Muñeca y Mano." Revista Iberoamericana de Cirugía de la Mano 38.02 (2010): 185-189.
  • Botero, Lucas Giraldo, and Laura Vásquez Salinas. "Aproximación artroscópica de tenosinovitis traumática de la vaina sinovial tarsiana: reporte de caso." Revista CES Medicina Veterinaria y Zootecnia 5.1 (2010): 77-84.