Traumatismo craneoencefálico, ¿en qué consiste?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica Sara Viruega el 13 junio, 2019
Carmen Martín · 15 junio, 2019
La principal causa de traumatismo craneoencefálico son los accidentes de tráfico y las caídas.

El traumatismo craneoencefálico, como su propio nombre indica, es una lesión que afecta tanto al cráneo como al encéfalo. También puede ser un deterioro funcional, aunque no haya una lesión física apreciable.

Se puede producir por un impacto en el cráneo con otro elemento, ya sea un objeto o un arma penetrante. Por otro lado, también puede ser debido a movimientos de aceleración y deceleración sin un golpe directo.

En los países desarrollados, el traumatismo craneoencefálico es la tercera causa de muerte. De hecho, es la principal causa de muerte y discapacidad en adultos menores de 45 años. Es causado principalmente por accidentes de tráfico, caídas y peleas.

Existe mayor riesgo para los hombres jóvenes debido a que se asocia con el abuso de sustancias tóxicas, como el alcohol o drogas excitantes. En este artículo te explicamos cuáles son las causas y síntomas principales del traumatismo craneoencefálico.

¿Cuáles son las causas y síntomas principales?

Para poder definir un traumatismo craneoencefálico tiene que haber una fuerza externa que provoque cierta disfunción cererbal. Es un trastorno que tiene dos picos de incidencia:

  • En personas jóvenes: suele producirse por accidentes de tráfico o agresiones. Otras causas son los accidentes laborales o deportivos.
  • A partir de los 65 años: la principal causa son las caídas.

Los síntomas suelen depender la intensidad del impacto. Pueden aparecer inmediatamente después o incluso tardar días o semanas.

Dolor de cabeza debido a traumatismo craneoencefálico

Quizá te interese: Qué hacer si mi hijo se da un golpe en la cabeza

Traumatismo craneoencefálico leve

Los síntomas tras un golpe leve pueden ser inexistentes. Sin embargo, los más destacados son cierto aturdimiento, desorientación y amnesia. Incluso, la persona que lo sufre puede perder el conocimiento durante segundos o minutos. Suele sentir dolor de cabeza, náuseas o vómitos y cansancio.

Otros síntomas pueden ser:

  • Dificultad para dormir o dormir más de lo habitual
  • Mareos o pérdida del equilibrio
  • Visión borrosa o zumbido en los oídos

Traumatismo de intensidad moderada o grave

En estos casos, se dan los síntomas ya mencionados, pero pueden complicarse. La pérdida de conocimiento suele ser más severa, el dolor de cabeza constante y los vómitos son más comunes. Además, suele haber convulsiones, afectación de las pupilas y perdida de coordinación.

En estos casos, la desorientación es mucho mayor. Es importante saber que en un traumatismo craneoencefálico grave la persona puede entrar en coma.

¿Cuáles son las lesiones de un traumatismo craneoencefálico?

Los traumas en la cabeza pueden producir un abanico muy amplio de lesiones. En primer lugar, pueden ser lesiones abiertas o cerradas, según si afectan al cuero cabelludo o no.

Puede haber fracturas de los huesos del cráneo, pero hay que destacar que su ausencia no descarta una lesión cerebral. Cuando hay fracturas, suelen aparecer unos signos muy visibles como los ojos de mapache y hemorragias en el oído o en la nariz.

Por otro lado, se pueden producir hemorragias intracraneales. Estas pueden ser intracerebrales o tener lugar en el espacio epidural o subdural. Todas ellas pueden causar lesiones neurológicas más graves. Puede haber parálisis, paresia, alteraciones del habla, etcétera.

En ocasiones, los traumatismos craneoencefálicos producen lesiones axonales difusas en las neuronas que componen el cerebro. Se producen por un mecanismo de aceleración y desaceleración. Suelen tener consecuencias más complejas e irreparables que las hemorragias.

Traumatismo en la cabeza

Podría gustarte: ¿Cómo rehabilitarse tras un accidente cerebrovascular?

Tratamiento de un traumatismo craneoencefálico

El tratamiento depende de la gravedad de la lesión. Cuando es leve, el tratamiento suele limitarse a reposo, observación y analgésicos para el dolor. Cuando se trata de algo grave, lo más importante es mantener la presión arterial y una adecuada ventilación de esa persona.

Los casos graves deben ser atendidos en un hospital. Allí se realizarán pruebas complementarias como la tomografía computarizada para localizar las posibles lesiones. Además, se le administrarán medicamentos para reducir la presión intracraneal o evitar las convulsiones.

En algunos casos, puede ser necesario realizar cirugía para retirar hematomas, detener hemorragias o reparar las fracturas.

En conclusión

Es importante tomar medidas de seguridad para protegerse ante un posible golpe. La principal medida debe ser conducir con seguridad, evitando hacerlo tras haber tomado alcohol o drogas. Del mismo modo, hay que usar casco, tanto en bicicleta como en moto. También ajustarse bien el cinturón de seguridad.

Además, tras cualquier tipo de golpe en la cabeza, lo ideal es acudir al médico. Él realizará los exámenes pertinentes y comprobará que no haya ningún problema para evitar posibles complicaciones posteriores.

  • Traumatismo craneoencefálico (TCE) | Institut Guttmann. (n.d.). Retrieved June 12, 2019, from https://www.guttmann.com/es/treatment/traumatismo-craneoencefalico-tce
  • TRAUMATISMO CRANEOENCEFÁLICO (TCE). CAUSAS MÁS FRECUENTES, SECUELAS Y REHABILITACIÓN - estimulacioncognitiva. (n.d.). Retrieved June 12, 2019, from https://www.estimulacioncognitiva.info/2019/01/17/traumatismo-craneoencefálico-tce/
  • Traumatismo craneoencefálico - Causas y Tratamiento. (n.d.). Retrieved June 12, 2019, from https://neurorhb.com/traumatismo-craneoencefalico/
  • Carney, N., Totten, A. M., OʼReilly, C., Ullman, J. S., Hawryluk, G. W. J., Bell, M. J., … Ghajar, J. (2016). Guidelines for the Management of Severe Traumatic Brain Injury, Fourth Edition. Neurosurgery, 1. https://doi.org/10.1227/NEU.0000000000001432
  • Chesnut, R. M., Temkin, N., Carney, N., Dikmen, S., Rondina, C., Videtta, W., … Hendrix, T. (2012). A Trial of Intracranial-Pressure Monitoring in Traumatic Brain Injury. New England Journal of Medicine, 367(26), 2471–2481. https://doi.org/10.1056/NEJMoa1207363