Trazodona: todo lo que debes saber

7 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Una de las desventajas de la trazodona frente a otro tipo de antidepresivos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, es su régimen de dosificación. En este sentido, la trazodona se debe tomar varias veces al día.

La trazodona es un medicamento antidepresivo. En concreto, pertenece a la familia de los antidepresivos tricíclicos de segunda generación. Tal y como su nombre indica, resulta muy eficaz en el tratamiento de la depresión.

No obstante, la trazodona también está indicada para el tratamiento de otras enfermedades tales como el insomnio y algunos trastornos de ansiedad. Se puede administrar en monoterapia o en combinación con otros medicamentos, según lo indique el médico.

También se puede utilizar como terapia coadyuvante en algunos trastornos psiquiátricos, como casos de manías, síndrome de Tourrette o esquizofrenia, aunque la eficacia para tratar esta última enfermedad todavía está en estudio.

En definitiva, a este antidepresivo tricíclico se le han atribuido propiedades ansiolíticas, sedantes e hipnóticas. Se sintetizó en el año 1966 en Italia y fue aprobado por la FDA en el 1982.

¿Cómo ejerce la trazodona su efecto en el organismo?

trazodona

Además de ser un antidepresivo tricíclico de segunda generación, como hemos mencionado, también está catalogado dentro de los antidepresivos que ejercen una acción dual en el organismo para conseguir su objetivo terapéutico.

En este sentido, presenta una acción agonista sobre los receptores de serotonina 5-HT2a y, a la vez, inhibe la recaptación de este neurotransmisor tan implicado en los cuadros clínicos depresivos.

No obstante, el mecanismo de este medicamento todavía no se conoce con certeza, ya que algunos autores sugieren que el principal mecanismo de acción de la trazodona se establece presinápticamente e involucra a un transportador de serotonina.

Por otra parte, la trazodona no tiene efecto en los receptores colinérgicos, a diferencia de otros muchos antidepresivos. De esta forma, está exento de desencadenar los efectos adversos asociados a la activación de este tipo de receptores.

Dosis y posología recomendadas

Una de las desventajas de la trazodona frente a otro tipo de antidepresivos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, es su régimen de dosificación. En este sentido, la trazodona se debe tomar varias veces al día. Por el contrario, los ISRS solo requieren una dosis diaria para desencadenar su acción antidepresiva.

Esta desventaja la suple con el precio, que es bastante menor que el de los ISRS. Por lo general, se prescribe una dosis inicial de 150 mg al día y, después, se va aumentando gradualmente, según las indicaciones del médico.

Lee también: Antidepresivos y alcohol: ¿qué efectos tiene su combinación?

Reacciones adversas de la trazodona

Suplementos de hierro

La trazodona, al igual que todos los medicamentos que se encuentran en el mercado, no está exento de producir una serie de efectos secundarios que son importantes a la hora de comenzar en el tratamiento con este medicamento.

En este sentido, las reacciones adversas más comunes con el tratamiento con este medicamento son:

  • Somnolencia: es muy importante no tomar este medicamento si va a manejar máquinas peligrosas o conducir un vehículo.
  • Mareos.
  • Náuseas.
  • Dolor de cabeza.

Además, también se han reportado casos de toxicidad hepática en los ensayos clínicos realizados con este medicamento, cuando se le administraban al pacientes por tiempo prolongados.

Así mismo, también ser han reportando casos de distonía tardía y síndrome sensorial tardío, además de hiponatremia (niveles bajos de sodio) y crisis convulsivas cuando un paciente padece una sobredosis.

Las reacciones adversas son, seguramente, ocasionadas por las dosis tan altas que se utilizan en la administración de este medicamento. Por tanto, hay que realizar más estudios con el fin de tratar de reducir las dosis en las administraciones a largo plazo, obteniendo una buena eficacia clínica y reduciendo los efectos adversos.

Síndrome serotonérgico

Este trastorno ocurre cuando se administran en altas dosis fármacos que aumentan la concentración de serotonina, como la trazodona (antidepresivos tricíclicos) u otros antidepresivos. Este síndrome es altamente peligroso ya que puede provocar la muerte del paciente. Por ello, es fundamental no automedicarse ni tomar más dosis de la que le indica el médico.

El síndrome serotonérgico se caracteriza por una serie de síntomas tales como:

  • Cambios en el estado mental: confusión o agitación.
  • Diarrea.
  • Escalofríos.
  • Fiebre.
  • Descoordinación en los movimientos.

Estos efectos secundarios se deben a una interacción farmacodinámica, que es el producto de acciones comunes sobre el mismo sistema de neurotransmisión, y de interacciones farmacocinéticas de competencia de las isoenzima del citocromo. De esta forma, los niveles plasmáticos de los antidepresivos se ven aumentados considerablemente.

Descubre: Riesgos de la automedicación

Conclusión

La trazodona es un medicamento que pertenece a la familia de los antidepresivos tricíclicos. Se debe tener precaución con este tipo de medicamentos y nunca automedicarse. Un mal uso de la trazodona puede llegar a producir la muerte de la persona implicada. Sigue siempre las indicaciones del médico.

  • Vademecum. (2016). Trazodona.
  • Camargos, E. F., Pandolfi, M. B., Freitas, M. P. D., Quintas, J. L., Lima, J. de O., Miranda, L. C., … Medeiros-Souza, P. (2011). Trazodone for the treatment of sleep disorders in dementia: an open-label, observational and review study. Arquivos de Neuro-Psiquiatria. https://doi.org/10.1590/s0004-282x2011000100010
  • Chica-Urzola, H. L. (2015). Trazodona en el trastorno del comportamiento del sueño MOR. Revista Colombiana de Psiquiatria. https://doi.org/10.1016/j.rcp.2015.04.004