Trenza de hojaldre rellena de espinacas y queso

En lugar de hojaldre congelado podemos utilizar también placas refrigeradas. Así no tendremos que aguardar los tiempos de espera y el resultado final es el mismo

La trenza de hojaldre, ya sea rellena de espinacas o queso o de otros rellenos (de hecho, en la web puedes encontrar otros rellenos diferentes), es la típica receta para principiantes en la cocina que quieren sorprender con un plato muy sencillo pero que solo por la presentación impresiona… aunque tampoco hay nada que objetar al sabor. Toda una delicia.

A continuación te presentamos hasta 3 rellenos diferentes para tu trenza de espinacas y queso y una receta exprés que se hace en un tiempo récord. ¡A ver cuál te gusta más!

Trenza de hojaldre rellena de espinacas y queso

Ingredientes (para todas las recetas):

  • 1 lámina de hojaldre congelada
  • 300 g de espinacas frescas o congeladas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • 1 huevo para pintar

Relleno 1

  • 150 g de queso de untar tipo Philadelphia
  • 1 ajo
  • Un puñado de piñones
  • Un puñado de pasas (puestas en remojo el día anterior)
  • Pimienta negra molida
  • 1 huevo cocido
strudel espinacas con queso

Relleno 2

  • Queso rallado tipo mozzarella o parmesano
  • ½ cebolla
  • 2 yemas de huevo frescas
  • Un puñado de pasas (puestas en remojo el día anterior)
  • Un puñado de piñones tostados

Nota: Añade las yemas frescas cuando tengas el relleno listo y dale unas cuantas vueltas para que se mezclen bien. En ambos casos, pon el queso rallado sobre la mezcla colocada en la trenza.

Preparación

  • Corta un ajo en láminas y fríelo en la sartén con un chorrito de aceite de oliva. Procura que el ajo no se queme (le confiere un sabor amargo a la comida)
  • Añade las espinacas frescas y lavadas o las espinacas congeladas (si has elegido esta opción, cuécelas con poca agua y durante unos minutos).
  • Cuando estén hechas, añade los piñones y las pasas.
  • Pasa las espinacas a una fuente y añade el queso y el huevo cocido picado en trocitos.
  • Coloca el relleno en el centro de la lámina de hojaldre y corta líneas diagonales a ambos lados de la masa.
  • Intercala los trozos de hojaldre cortado de uno y otro lado. Verás como se va formando una trenza.
  • Pinta con huevo batido y, si te gusta, espolvorea con semillas.
  • Métela en el horno precalentado a 180 ºC unos 15 minutos.

Trenza de hojaldre rellena de espinacas y queso superrápida

Si quieres aligerar al máximo o no te apetece estar demasiado tiempo en la cocina, te damos esta receta que se hace en un plis plas.

Ingredientes

  • 1 lámina de hojaldre congelado
  • Espinacas frescas de paquete (ya vienen cortadas y limpias)
  • Queso en lonchas para fundir
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 huevo para pintar
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Preparación

  • Pasa las espinacas frescas por la sartén con un chorrito de aceite de oliva, sal y pimienta.
  • Coloca el jamón york y las espinacas en el centro del hojaldre. Pon encima de nuevo 1 o 2 lonchas de jamón york y cubre con el queso para fundir.
  • Haz tu trenza como te hemos indicado en la receta base.
  • Pinta con huevo batido e introduce en el horno a 180 ºC durante unos 15 minutos.

¡Más rápido… imposible!

Algunas ideas para tu trenza de espinacas y queso

Frutos secos

  • Ten siempre el horno precalentado (al menos 15 minutos antes).
  • Saca siempre el hojaldre del congelador con tiempo.
  • No rellenes demasiado la trenza, porque luego no podrás cerrarla.
  • Si puedes ponerle la pimienta recién molida, mejor que mejor.
  • Puedes decorarla antes de meterla en el horno con semillas de sésamo o perejil fresco o semillas de amapola.
  • Si quieres darle un toque dulce, rellena la trenza con jamón york sin sal, frutos secos (no le pongas ajo ni sal) y, después de poner el huevo batido, espolvorea con un poquito de azúcar.
  • Una vez la hayas sacado del horno la puedes adornar con perejil fresco picado.
  • Si utilizas queso de untar, puedes ponerlo con sabor a queso roquefort o con sabor a nueces, por ejemplo.
Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar