Tres recetas saludables y fáciles con papaya

Además de tomarla como postre, ¿qué te parecería incluir la papaya en tus recetas saladas? Aportará ese toque exótico a tus platos, y un extra de vitaminas y minerales

La papaya. Deliciosa y un tesoro natural a nuestro alcance. ¿Sabes cuántas posibilidades nos ofrece esta fruta medicinal? Descubre con nosotros tres recetas magníficas que te encantará probar.

1. Ensalada con papaya

ensalada-de-papaya-verde-thai-641-xl-668x400x80xX

¿Qué necesito?

Ingredientes para dos personas:

  • Media papaya verde
  • 4 langostinos cocidos
  • Un limón
  • 3 tomates
  • 5 hojas de lechuga picadita o a trocitos pequeños
  • 1 diente de ajo
  • 1 chile fresco
  • 3 nueces a trocitos pequeños
  • 1 manojo de cilantro
  • Los granitos de una granada
  • Alguna salsa, por ejemplo de soja (opcional)

¿Cómo lo hacemos?

1. Empezaremos picando bien el diente de ajo junto al chile troceado. Los picamos bien y añadimos los langostinos a este cuenco para que cojan el sabor. Deberemos pelar los langostinos, recuerda, quitándole también la cabeza.

2. Lo siguiente será añadir el jugo del limón para que coja la esencia. Ahora, vamos ya a la papaya.  Córtala con un cuchillo a trocitos pequeños, y añadiéndolos también a este cuenco para que todo, poco a poco, adquiera el mismo sabor.

3. Trocea el tomate,  y ponlo junto las hojas de cilantro y los trocitos de lechuga. No te olvides tampoco de las nueces, ya que le aportan un detalle delicioso, sabroso y sano.

4. Ya lo tienes listo. Ahora si lo deseas y es de tu gusto, puedes añadir un poco de salsa de soja, pero es opcional. Verás cómo te gusta para tus almuerzos.

2. Postre rico en antioxidantes: papaya y té rojo

papaya-jugo

¿Qué necesito?

Ingredientes para 2 personas:

  • 1 papaya
  • 10 g de te rojo rooibos
  • 750 ml de agua
  • 2 bolas de helado de vainilla
  • 5 gotas de agua de rosas

¿Cómo lo preparo?

1. Este postre exótico te va a encantar. Empezaremos llevando a ebullición los 750 ml de agua. Una vez esté bien caliente añadimos 3 bolsitas de té rojo de roiboos. Es delicioso y uno de los más ricos en antioxidantes. Dejamos que repose y lo reservamos.

2. Ahora cortamos ya la papaya en trocitos y lo ponemos en el té, para dejar que se macere durante un par de horas. Pasado este tiempo, añade las 5 gotas de agua de rosas y lo mezclamos bien.

3. Ahora elegimos un plato o una copa. Hay quien prefiere pasarlo por la batidora y obtener un jugo donde añade la vainilla. De este modo queda una bebida homogénea. Pero hay quien prefiere ponerlo todo en un plato hondo, ahí donde se vean los trocitos de papaya, el té rojo alrededor, y las bolas de vainilla encima. El juego de colores es muy atractivo. Te encantará.

3. Hojaldres de papaya

Capiruchos de Crema de Papaya7

¿Qué necesito?

  • Una lámina de hojaldre
  • Un huevo.
  • Para la crema de papaya:
  • 2 papayas maduras
  • El jugo de 1/2 limón
  • 1 sobre de gelatina.

Para la crema

  • 250 ml. de agua + 100 ml. de agua fría para remojar la gelatina
  • 300 gramos de queso fresco desnatado
  • Un poco de azúcar vainillado
  • Azúcar en polvo para poner por encima de los hojaldres, como ves en la imagen.

¿Cómo lo hacemos?

1. Empezamos cortando la masa de hojaldre en tiras de 2 centímetros de ancho. El huevo lo vamos a utilizar para pintar las láminas, recuerda que no tienes más que batirlo y utilizar un pincel para pintar las laminitas.

2. Para que conseguir una forma más original podemos utilizar unos moldes para que queden de forma cónica (tal y como ves en la imagen), son moldes donde enrollamos el hojaldre y que luego, podemos retirar viendo cómo queda un agujerito en el centro donde introducir la crema. Los hornearemos a 180ºC durante 20 ó 25 minutos. Los desmoldamos y los dejamos enfriar.

3. Vamos ahora a la crema. Cortamos la papaya a trocitos y la pasamos por la batidora para hacer un puré junto con el queso fresco. Es delicioso. Le añadimos también un poquito de azúcar de vainilla.

4. Pasemos ahora a la gelatina. Ya sabes cómo se prepara: remojamos la gelatina en los 100 ml. de agua fría. Mientras tanto, en otro cuenco ponemos el jugo del limón y los 250 ml. de agua restantes para que hiervan. Cuando esté más caliente, será el momento de dejar caer la mezcla de gelatina y agua. Muy fácil. Removemos bien hasta que quede ya consistente.

5. Es el momento de mezclar la gelatina con la crema de papaya y queso fresco. Intenta que quede todo muy consistente.

6. Luego, con una manga pastelera rellenamos con ella los hojaldres que habíamos hecho. Para finalizar no tienes más que cubrirlos con ese azúcar espolvoreado por encima. Es un postre fabuloso, pruébalo.

Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar