Tres remedios excelentes para los problemas de encías

Elena Martínez 18 junio, 2015
Una buena higiene bucal diaria es fundamental para evitar problemas de encías. Debemos lavarnos los dientes después de cada comida con un dentífrico natural y terminar con un enjuague

La salud de nuestro cuerpo se refleja en los dientes y las encías, de modo que la boca sufre las consecuencias no solo del mal funcionamiento de los órganos, sino también de una mala alimentación, de los hábitos tóxicos (como el tabaco y el alcohol) e incluso de un sistema digestivo débil.

En este artículo te damos a conocer los beneficios de tres remedios que te permitirán cuidar las encías de manera natural.

¿Qué les pasa a las encías?

La patología más habitual es la gingivitis, que supone una inflamación e infección de las encías. Este problema lo sufre una gran parte de la población en mayor o menor medida, desde quienes sienten un poco de molestia o enrojecimiento hasta quienes sufren pequeños sangrados cada vez que se cepillan los dientes.

Las encías están más sensibles en épocas de cambios hormonales como, por ejemplo, durante la pubertad o el embarazo. Es importante destacar que las plantas que citamos a continuación sí que pueden tomarse durante la gestación.

A pesar de optar por remedios naturales no debemos dejar de acudir al odontólogo ante cualquier problema o molestia bucal.

¿Qué-les-pasa-a-las-encías

Agrimonia

La agrimonia es una planta que se usa como medicamento natural desde la antigüedad. Combina tres propiedades excelentes para los problemas de encías:

Esta planta esconde muchos secretos que se han mantenido de generación en generación entre aquellas personas que debían cuidar su voz, como cantantes, profesores o actores, ya que alivia la irritación de las cuerdas vocales.

Como curiosidad también debemos destacar que hay una esencia floral que se elabora con esta planta y que se usa para ayudar a que las personas puedan expresar sus emociones de una manera sana. Existe la teoría de que los problemas bucales están relacionados a nivel psicosomático con todo aquello que no somos capaces de decir.

Para beneficiarnos de sus propiedades realizaremos una decocción de esta planta durante tres minutos y haremos enjuagues con ella, entre una y tres veces al día.

Agrimonia

Extracto de propóleo

Junto con el ajo, el extracto de propóleo o própolis es uno de los antibióticos naturales más conocidos y efectivos. Su reconocimiento también se debe a sus potentes propiedades como calmante y antiséptico, lo cual lo convierte en un remedio excelente para tener unas encías sanas y fuertes.

Si además de tratar las encías queremos fortalecer el sistema inmunitario, podemos hacer un tratamiento a base de propóleo durante un mes. Lo podemos encontrar en formato líquido, en cápsulas o comprimidos masticables.

Si queremos actuar únicamente sobre las encías podemos realizar enjuagues con la siguiente proporción: 30 gotas del extracto disueltas en medio vaso de agua (100 ml). Si sentimos las encías muy inflamadas, podemos hacer los enjuagues con agua fría para sentir un alivio más inmediato.

También podemos aplicar directamente el extracto puro sobre las encías.

Extracto-de-propóleo

Nogal

Las hojas del nogal tienen las mismas propiedades beneficiosas para las encías que hemos explicado de la agrimonia: son astringentes, cicatrizantes y hemostáticas, gracias a su alto contenido en taninos.

Podemos alternar o incluso mezclar la agrimonia con las hojas de nogal, ya que la elaboración es la misma.

Prepararemos una decocción de hoja de nogal seca, la cual dejaremos hervir durante 3 minutos y reposar hasta que esté tibia o fría.

Podemos repetir los enjuagues varias veces al día.

Nogal

Una buena higiene

Además de los factores que hemos comentado que pueden influir en los problemas de encías también debemos destacar la importancia de realizar una buena higiene dental diaria:

  1. Nos cepillaremos después de cada comida, durante al menos dos minutos, insistiendo bien en todos los dientes y muelas, pero con cuidado de no ser demasiado bruscos para no provocar el sangrado de las encías.
  2. Si es posible, elegiremos un dentífrico ecológico y natural, ya que los convencionales contienen sustancias demasiado agresivas con el pH bucal.
  3. Usaremos el hilo o seda dental cada noche antes de acostarnos para eliminar los restos de comida de entre los dientes, también con la precaución de evitar el sangrado. Estos pequeños restos que se quedan entre los dientes pueden agravar la inflamación de las encías.
  4. Como enjuague bucal usaremos uno de los tres remedios de este artículo.

Si bien estos remedios pueden ayudarnos a aliviar los síntomas de la gingivitis, será el especialista el que nos dé una solución definitiva.

Te puede gustar