Lo que tres tazas de café al día pueden hacer por tu hígado

Carolina Betancourth 5 abril, 2015
El consumo de café de forma moderada redunda en beneficio de la salud en multitud de aspectos. Descúbrelos.

Ya son varios los estudios que demuestran que el consumo de café puede ser muy beneficioso para la salud, siempre y cuando se consuma en cantidades moderadas todos los días.

Hasta hace solo algunos años, muchas personas evitaban tomar esta sustancia por creer que este le hacía daño al organismo debido a su contenidos de cafeína. Sin embargo, año tras año se han hecho nuevas investigaciones y se ha argumentado por qué el consumo de café de forma moderada es tan beneficioso.

Investigaciones sobre el café

Varios estudios demostraron que el café tiene efecto positivos en el tratamiento y la prevención de problemas como la diabetes, el alzhéimer o el párkinson. Ahora nuevos estudios nos dan otra importante razón para beber más café y disfrutar de sus beneficios.

En un estudio realizado por  el Instituto Nacional del Cáncer de Bethesda (Maryland, Estados Unidos) y publicado en la revista Hepatology, se reveló que el consumo de café tiene efectos positivos para el hígado.

Para llevar a cabo esta investigación, los científicos utilizaron datos de la Encuesta Nacional de Salud de Estados Unidos y Nutrición (NHANES, 1999-2010 y seleccionaron a un total de 27.793 participantes mayores de 20 años.

Los voluntarios rellenaron una encuesta sobre sus hábitos de consumo de café y los investigadores midieron sus niveles sanguíneos con distintos marcadores de la función hepática.

La finalidad de esta encuesta era medir la salud del hígado de los participantes y se descubrió que aquellos que consumían tres o más tazas de esta sustancia al día tenían menores niveles de las enzimas hepáticas, en comparación con aquellos que no consumían café.

En conclusión, los investigadores determinaron que los compuestos de esta sustancia, diferentes a la cafeína, promueven la salud del hígado cuando se consume moderadamente.

El consumo de café reduce el riesgo de fibrosis

En otra investigación, también publicada en la revista Hepatology, se reveló que el consumo de café reduce significativamente el aumento de la acumulación de tejido conectivo (fibrosis) en el hígado, en aquellos pacientes que sufren de hígado graso no alcohólico.

La investigación determinó que la cafeína puede reducir la fibrosis en las personas con hígado graso, al igual que en las personas con enfermedad hepática crónica.

Para llevar a cabo esta investigación, los científicos entrevistaron a 306 personas acerca de su consumo de cafeína y se dividieron en cuatro grupos para ser calificados: pacientes sin signos de fibrosis en la ecografía (el control), esteatosis, esteatohepatitis no alcohólica (EHNA) en etapa 0-1 y  2-4.

Los pacientes con esteatosis que consumieron esta sustancia mostraron una diferencia significativa en comparación de los pacientes con estadio EHNA 0-1.

El consumo de café fue mayor en los pacientes con EHNA etapa 0-1, con un 58% de la ingesta de cafeína del café normal, en comparación con los pacientes EHNA etapa 2-4, con solo el 36% del consumo de la cafeína del café normal. Según los expertos, hacen falta más pruebas e investigación para examinar la cantidad de consumo de esta sustancia en los resultados clínicos.

Beneficios del café

Los beneficios de esta sustancia cada vez están más evidenciados, a pesar de que durante mucho tiempo se creyó que podía ser dañino para la salud.

  • Recientes investigaciones determinaron que esta sustancia podría prevenir y proteger contra la diabetes, así como contra algunos cánceres relacionados con la obesidad, los estrógenos y la insulina.
  • Por sus altos contenidos de antioxidantes, está relacionado con la protección al daño celular por radicales libres.
  • Reduce los riesgos de padecer cirrosis.

  • Disminuye el riego de sufrir enfermedades del corazón gracias a su alto contenido de flavonoides.
  • Su consumo está relacionado con la disminución del riesgo de cálculos biliares y enfermedades en la vesícula.
  • Alimenta la flora bacteriana, lo que redunda en beneficio de nuestro aparato digestivo.
  • Estimula la secreción gástrica, activa la producción de la bilis y la contracción de la vesícula biliar, por lo que mejora significativamente la digestión.
  • Numerosos estudios científicos han evidenciado que las personas que consumen tres tazas de esta sustancia al día corren hasta un 50% menos de riesgo de sufrir de deterioro cognitivo.
Te puede gustar