Trimetoprima: qué es y cómo actúa

La trimetoprima es un antibiótico bactericida utilizado para el tratamiento de determinadas infecciones, como la cistitis o la neumonía.

La trimetoprima es un fármaco antibiótico utilizado para combatir determinadas infecciones. Las infecciones son enfermedades producidas por microorganismos dañinos para nuestro cuerpo. Por lo tanto, el tratamiento para las mismas deben ser fármacos que los destruyan.

Esos medicamentos son los antibióticos, que destruyen o impiden el crecimiento de las bacterias. Hay dos tipos de antibióticos según su mecanismo de acción:

  • Bactericidas: aquellos que destruyen directamente las bacterias.
  • Bacteriostáticos: los que impiden el crecimiento bacteriano.

La trimetoprima es un antibiótico bactericida. Se utiliza principalmente en infecciones respiratorias y urinarias.

Crecimiento bacteriano y mecanismo de acción de la trimetoprima

Bacterias multirresistentes por mal uso de los antibióticos

Las bacterias son microorganismos unicelulares, pero también tienen material genético (ADN) que deben replicar para poder reproducirse y proliferar. El ADN bacteriano se compone de cuatro tipos de moléculas que se unen formando una doble cadena circular.

Estas moléculas se llaman nucleótidos y están formados por un ácido nucleico y una base nitrogenada que puede ser:

  • Adenina
  • Timina
  • Citosina
  • Guanina

Estas cuatro bases determinan los cuatro tipos de nucleótidos que existen. Para la síntesis de los nucleótidos de timina es necesario el ácido fólico.

Mientras que los humanos ingerimos el ácido fólico con los alimentos vegetales, las bacterias deben sintetizarlo a partir del ácido p-aminobenzoico. Añaden a este ácido una molécula de pteridina y un residuo de ácido glutámico, dando dihidrofolato.

La enzima dihidrofolato reductasa sintetiza tetrahidrofolato a partir del dihidrofolato, que es la forma activa del ácido fólico. Una vez sintetizado, el ácido fólico se utiliza para la síntesis de ADN y metionina, un aminoácido necesario para la síntesis de algunas moléculas.

La trimetoprima inhibe a la enzima dihidrofolato reductasa, impidiendo la síntesis de ácido fólico. Esto bloquea la replicación bacteriana produciendo la muerte del microorganismo.

Ver también: Aumenta la cantidad de bacterias benéficas en tus intestinos

Administración y farmacocinética

La trimetoprima se administra por vía oral, a ser posible con el estómago vacío. Una vez ingerida, se absorbe en el tubo digestivo pasando a la sangre. El sistema circulatorio la distribuye ampliamente por todos los tejidos.

Este medicamento, al igual que muchos otros, se metaboliza en el hígado, por lo que debemos ser cautos al utilizarlo en pacientes con insuficiencia hepática. Los metabolitos de la trimetoprima se eliminan por vía renal junto a la orina, debiendo vigilar también la función renal de estos pacientes.

Este antibiótico atraviesa la barrera hematoencefálica, por lo que llega al sistema nervioso central. Además, también cruza la barrera placentaria llegando a los tejidos fetales.

Como en animales ha demostrado tener efecto teratógeno, es decir, produce malformaciones en el feto, está contraindicado en el embarazo. En cambio sí se permite su uso en la lactancia, ya que aunque aparezca en leche materna no parece tener efectos perjudiciales en el recién nacido.

Indicaciones de la trimetoprima

La cistitis es una infección muy común

Los antibióticos se utilizan para tratar infecciones producidas por bacterias. Dentro de las infecciones, la trimetoprima se utiliza principalmente en el tratamiento de:

  • Infecciones urinarias, sobre todo en las cistitis.
  • Infecciones respiratorias como la bronquitis o la neumonía producida por Haemophilus Influenzae. 

Aunque la trimetoprima tiene eficacia por sí sola, en la práctica suele usarse asociado al sulfametoxazol. Es un antibiótico bacteriostático que también interfiere en la síntesis del ácido fólico. Se administran juntos ya que potencian su efecto.

Cuando dos fármacos hacen más efecto juntos que por separado se dice que son sinergistas. La unión de trimetoprima-sulfametoxazol se conoce como cotrimoxazol.

Te recomendamos leer: 5 remedios herbales para calmar la cistitis

Contraindicaciones y efectos adversos

combatir el dolor en los riñones

Ya hemos comentado que hay que tener cuidado al prescribir trimetoprima a pacientes con alteraciones hepáticas o renales. Sólo existe contraindicación en caso de afectación hepática grave, en el resto se puede valorar el riesgo-beneficio ajustando la dosis.

Tampoco se recomienda su utilización durante el embarazo ni los dos primeros meses de lactancia. También debemos evitar su utilización en pacientes con alergia a este medicamento o a otros del mismo grupo.

Otra contraindicación es la anemia megaloblástica, ya que cursa con un defecto de ácido fólico. Aunque en condiciones normales la trimetoprima no tiene por qué producir anemia ni alterar de forma significativa la síntesis de glóbulos rojos, en pacientes con anemia megaloblástica puede agravarse el cuadro.

Por esta razón en tratamientos prolongados con este medicamento se recomienda llevar un control hematológico de los pacientes. 

Alicia

Estudiante de Medicina. La cultura es aquello que queda cuando todo lo demás se va, así que vamos a cultivarla.

Ver perfil
Te puede gustar