Cómo eliminar las durezas de los pies con aspirinas

La aspirina puede ser utilizada como un eficaz remedio para ayudar a acabar con las durezas y los hongos en los pies. Gracias a sus componentes también disminuiremos la inflamación.

Las durezas, también conocidas como hiperqueratosis, consisten en un engrosamiento de la capa más superficial de la piel. Generalmente aparecen debido a un aumento de células muertas y descamadas, las cuales surgen por la presión o roce continuado producido por un calzado inadecuado o una mala pisada.

En ocasiones, se le puede restar importancia a los pies olvidando que estos también requieren ciertos cuidados. Su función consiste  en soportar nuestro peso y la esa presión ejercida en cada movimiento.

Con el paso de los años, suele ser habitual el desarrollo de durezas e imperfecciones que además, pueden provocar dolor e inflamaciones.

Por todo esto, es bueno aprender a darles un buen trato y conocer ciertos remedios que permiten restaurarlos cuando sufren algún tipo de alteración.

En determinadas situaciones, siempre contando con el consejo previo de los profesionales, se puede hacer uso de un sencillo truco muy eficaz para remover la piel muerta y esas molestas durezas. A continuación, explicamos en qué consiste este método.

Aspirina

Efecto de las aspirinas para eliminar las durezas de los pies

Las aspirinas son un medicamento con importante alcance mundial que suele ser empleado para controlar los dolores de cabeza, la fiebre y algunas dificultades del sistema circulatorio.

Desde hace mucho tiempo ha sido uno de los analgésicos más recetados. Está comprobado que posee una poderosa acción antiinflamatoria y neuroprotectora. 

Además, cuenta con un componente liposoluble, conocido como beta-hidroxiácido. Este suele ser utilizado por muchas empresas en la fabricación de cremas y productos exfoliantes.

De este modo, puede resultar de ayuda en el tratamiento de los hongos de los pies y esas durezas formadas por la constante presión. También es importante mencionar cómo disminuye la inflamación y promueve la circulación, favoreciendo el tratamiento del dolor en esta parte del cuerpo.

¿Quieres saber más? Lee: Elimina los callos de los pies con este remedio efectivo

Desarrollo del tratamiento contra las durezas

 

La base del tratamiento se encuentra en la combinación entre el ácido salicílico de las aspirinas y el zumo de limón. Como se ha mencionado anteriormente, la mezcla puede resultar muy beneficiosa y colaborar en la eliminación de las durezas del pie.

 

Ingredientes necesarios

  • 4 aspirinas.
  • El jugo de 1 limón.
  • 1 cucharada de agua, 10 ml.
  • 1 piedra pómez.
  • Calcetines.

Preparación de la mezcla

  • Toma las cuatro aspirinas y colócalas en un mortero para pulverizarlas. En caso de no contar con un mortero puedes usar un tenedor o un objeto pesado.
  • Coloca el polvo de las aspirinas en un vaso o recipiente limpio.
  • Corta el limón por la mitad y extrae la totalidad de su jugo.
  • Mezcla el limón con el polvo de aspirinas. Después, agrega un poco de agua para formar una pasta espesa.

Modo de aplicación

En primer lugar, limpia los pies de todo tipo de suciedad y extiende el producto sobre las zonas afectadas por las durezas. Hay que cubrirlos con unos calcetines ajustados o una toalla una vez que la mezcla esté aplicada.

Se recomienda dejar actuar el producto durante 20 o 30 minutos. Después, habrá que enjuagar los pies con agua tibia.

A continuación, toma la piedra pómez y frota con cuidado las zonas afectadas para facilitar la eliminación de las durezas. Finalmente, seca bien los pies.

Puede resultar beneficioso repetir el procedimiento dos veces a la semana. Con el tiempo, podrá observarse mejoría, a la par que unos pies más suaves y sanos.

Cabe mencionar el hecho de que este remedio resulta bastante económico y no tiene por qué causar efectos negativos a la piel que protege los pies. De hecho, en caso de tener hongos y olor también puede ayudar a controlarlo.

No olvides leer: Los secretos de la aspirina para embellecer la piel del rostro

Consejos para lograr mejores resultados

pies-con-crema

Para que el tratamiento de las durezas no se complique y haga efecto en poco tiempo, es recomendable evitar el uso de tacones o calzado demasiado ajustado.

Así mismo, adquirir un bote de vaselina y utilizarlo como hidratante natural para los pies es una muy buena opción. Este producto ayuda a mantener la humedad y evita que se formen callosidades.

Mantener tu calzado desodorizado y limpio será fundamental. De este modo,  se evitan malos olores, hongos y otras infecciones.

Por supuesto, como se ha mencionado anteriormente, es fundamental consultar al médico. Para poder determinar la causa del problema y recibir un tratamiento adecuado.