Cómo eliminar las durezas de los pies con aspirinas

Carolina Betancourth · 4 mayo, 2016
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez el 20 noviembre, 2019
Según creencias populares, se puede utilizar la aspirina para eliminar las durezas de los pies con mayor facilidad.

Las durezas de los pies son alteraciones de la capa más superficial de la piel. Se aprecian como un engrosamiento y son asintomáticas. Generalmente aparecen debido a un aumento de células muertas y descamadas, las cuales surgen por la presión o roce continuado producido por un calzado inadecuado o una mala pisada.

«Hiperqueratosis» es el nombre que recibe dicho engrosamiento de la capa más superficial de la piel.

En ocasiones, se le puede restar importancia a los pies olvidando que estos también requieren ciertos cuidados. Su función consiste  en soportar nuestro peso y la esa presión ejercida en cada movimiento.

Con el paso de los años, suele ser habitual el desarrollo de durezas e imperfecciones que además, pueden provocar dolor e inflamaciones.

Es recomendable prestar atención al problema y poner en práctica algunas medidas sencillas para evitar que se agrave y traiga más incomodidades.

En determinadas situaciones, siempre contando con el consejo previo de los profesionales, se puede hacer uso de un sencillo truco para remover la piel muerta con facilidad y así eliminar esas molestas durezas. A continuación, explicamos en qué consiste.

Uso de las aspirinas para eliminar las durezas de los pies

Las aspirinas son un medicamento con importante alcance mundial que suele ser empleado para tratar los dolores de cabeza y la fiebre. Desde hace mucho tiempo ha sido uno de los analgésicos más recetados comúnmente.

Este medicamento cuenta con un componente liposoluble, conocido como beta-hidroxiácido. Este suele ser utilizado por muchas empresas en la fabricación de cremas y productos exfoliantes.

Aspirina

Debido a esto, la sabiduría popular considera que la aspirina puede resultar de ayuda en el tratamiento los callos y las durezas de los pies. Ayudaría a ablandarlas, así como también a desinflamar el área adyacente, lo cual facilitaría su eliminación con herramientas como la piedra pómez.

*No existe literatura científica que indique que la aspirina sea una opción recomendable de tratamiento para problemas en los pies. Por lo tanto, los remedios caseros están basados solo en creencias populares.

Tratamiento con aspirina para las durezas de los pies

Se cree que la combinación del ácido salicílico de las aspirinas y el zumo de limón ayudaría a obtener una mezcla capaz de ablandar las durezas de los pies y facilitar su eliminación.

Ingredientes

  • 4 aspirinas.
  • El zumo de 1 limón.
  • Agua (unos 10 ml aproximadamente).

Utensilios

  • Piedra pómez.
  • Calcetines limpios.

Preparación

  • Toma las cuatro aspirinas y colócalas en un mortero para pulverizarlas. En caso de no contar con un mortero puedes usar un tenedor o un objeto pesado.
  • Coloca el polvo de las aspirinas en un vaso o recipiente limpio.
  • Corta el limón por la mitad y extrae su zumo.
  • Con ayuda de una cucharilla, mezcla el zumo de limón con el polvo de aspirinas. Después, agrega un poco de agua para formar una pasta espesa.

Modo de aplicación

  • En primer lugar, limpia los pies de todo tipo de suciedad y extiende el producto que preparaste anteriormente sobre las zonas afectadas.
  • Colócate los calcetines (o envuelve tus pies en una toalla pequeña).
  • Deja actuar durante 20 o 30 minutos. 
  • Enjuaga los pies con agua tibia y jabón neutro.
  • A continuación, toma la piedra pómez y frota con cuidado las zonas afectadas, mediante movimientos suaves, para comenzar a eliminar las durezas de los pies.
  • Finalmente, seca bien tus pies con una toalla limpia y seca.

Descubre: ¿Por qué siempre nos olvidamos de la salud de los pies?

Consejos para lograr mejores resultados

pies-con-crema

Para mantener unos pies sanos y bonitos, y además evitar la aparición de durezas en los pies, es recomendable que:

  • Evites el uso de calcetines y calzado ajustado.
  • No abuses de los zapatos de tacón a diario.
  • Hidrates tu piel con alguna crema o loción. Puedes aprovechar el momento para hacerte masajes relajantes en los pies.
  • Antes de ir a dormir, puedes aplicarte en los pies un poco de vaselina o aceite de coco (o cualquier otro de tu preferencia), colocarte los calcetines y enjuagarte los pies a la mañana siguiente. Esto te ayudará a evitar la resequedad, las callosidades y las durezas.
  • Desodoriza tu calzado de uso regular para evitar malos olores e infecciones por hongos.
  • Nunca utilices calcetines sucios y cámbiatelos siempre después de hacer ejercicio.

Acude a un podólogo en caso de que tengas dudas acerca de cómo eliminar las durezas de los pies. El profesional te brindará el tratamiento más adecuado para tu caso, así como algunas recomendaciones adicionales.