Cómo eliminar las durezas de los pies con aspirinas

Carolina Betancourth·
14 Mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez al
20 Noviembre, 2019
Si no existen trastornos de la piel, se puede utilizar una pasta preparada con aspirinas para eliminar las durezas de los pies con mayor facilidad.
 

Las durezas de los pies son alteraciones de la capa más superficial de la piel. Se aprecian como un engrosamiento de la misma (hiperqueratosis) y son asintomáticas. Sin embargo, como resultan antiestéticas, las personas buscan formas de eliminarlas.

Generalmente, la dureza se suele asociar con la acumulación de células muertas en las zonas blandas de la piel de los pies, así como la presión o roce continuado, producido por un calzado inadecuado o una mala pisada.

¿Y sabes cómo puedes eliminarlo? Con ayuda de unas cuantas aspirinas. ¡Sigue leyendo para descubrir el procedimiento y los demás detalles!

Uso de las aspirinas para eliminar las durezas de los pies

Las aspirinas (ácido acetilsalicílico) son un medicamento con importante alcance mundial que suele ser empleado para tratar los dolores de cabeza y la fiebre. Desde hace mucho tiempo ha sido uno de los analgésicos más recetados comúnmente.

Este medicamento cuenta con un componente liposoluble, conocido como beta-hidroxiácido, que suele ser utilizado por muchas empresas en la fabricación de cremas y productos exfoliantes.

Aspirinas.

Debido a ello, la sabiduría popular ha considerado que la aspirina puede ser una aliada en el tratamiento los callos y las durezas de los pies. Ayudaría a ablandarlos, lo cual facilitaría su eliminación con herramientas como la piedra pómez. Además, ayudaría a desinflamar el área adyacente.

 

Según la literatura científica, es cierto que las aspirinas son útiles para este fin. Sin embargo, hay que tener siempre en cuenta que todo puede variar según el tipo de piel de cada quien, y los trastornos dermatológicos (dermatitis atópica, psoriasis, acné, etc.).

Descubre: Dermatitis atópica y seborreica, ¿cuál es la diferencia?

Tratamiento con aspirina para las durezas de los pies

Se cree que la combinación del ácido salicílico de las aspirinas y el zumo de limón ayudaría a obtener una mezcla capaz de ablandar las durezas de los pies y facilitar su eliminación.

En torno al uso de zumo de limón existen algunas discrepancias, ya que este puede causar irritaciones y otras molestias en la piel. Al usarlo, también se corre el riesgo de manchar la piel. Sin embargo, hay quienes deciden utilizarlo, aunque en poca cantidad.

Ingredientes

  • 4 aspirinas.
  • Gotas de zumo de limón.
  • Agua (unos 10 ml aproximadamente).

Utensilios

  • Piedra pómez.
  • Calcetines limpios.

Preparación

 
  • Toma las cuatro aspirinas y colócalas en un mortero para pulverizarlas. En caso de no contar con un mortero puedes usar un tenedor o un objeto pesado.
  • Coloca el polvo de las aspirinas en un vaso o recipiente limpio.
  • Corta el limón por la mitad y extrae su zumo.
  • Con ayuda de una cucharilla, mezcla el zumo de limón con el polvo de aspirinas. Después, agrega un poco de agua para formar una pasta espesa.

Modo de aplicación

  • En primer lugar, limpia los pies de todo tipo de suciedad y extiende el producto que preparaste anteriormente sobre las zonas afectadas.
  • Colócate los calcetines (o envuelve tus pies en una toalla pequeña).
  • Deja actuar durante 20 o 30 minutos. 
  • Enjuaga los pies con agua tibia y jabón neutro.
  • A continuación, toma la piedra pómez y frota con cuidado las zonas afectadas, mediante movimientos suaves, para comenzar a eliminar las durezas de los pies.
  • Finalmente, seca bien tus pies con una toalla limpia y seca.
  • Repite el procedimiento otro día si consideras que aún tienes durezas. Evita hacerlo el mismo día o al siguiente, ya que puedes maltratar la piel en exceso.

Descubre: ¿Por qué siempre nos olvidamos de la salud de los pies?

Consejos para lograr mejores resultados

 

Para mantener unos pies sanos y bonitos, y además evitar la aparición de durezas en los pies, es recomendable que tengas en cuenta lo siguiente.

  • Evita el uso de calcetines y calzado ajustado.
  • No abuses de los zapatos de tacón a diario.
  • Hidrata tu piel con alguna crema o loción. Puedes aprovechar el momento para hacerte masajes relajantes en los pies.
  • Antes de ir a dormir, puedes aplicarte en los pies un poco de vaselina o aceite de coco (o cualquier otro de tu preferencia), colocarte los calcetines y enjuagarte los pies a la mañana siguiente. Esto te ayudará a evitar la resequedad, las callosidades y las durezas.
  • Desodoriza tu calzado de uso regular para evitar malos olores e infecciones por hongos.
  • Nunca utilices calcetines sucios y cámbiatelos siempre después de hacer ejercicio.

Acude a un podólogo en caso de que tengas dudas acerca de cómo eliminar las durezas de los pies. El profesional te brindará el tratamiento más adecuado para tu caso, así como algunas recomendaciones adicionales.

De acuerdo con el Dr. Kendrick Alan Whitney, las personas con tendencia a desarrollar callosidades y callos pueden considerar acudir al podólogo regularmente, para atender sus callos y callosidades.