Trucos para eliminar la caspa en los niños

24 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la médica Karla Henríquez
La caspa es un afección que no implica riesgo, pero sí es bastante molesta. Como padres, podemos recurrir a varias estrategias para ayudar a los niños a superar este malestar.

La caspa en los niños es una afección frecuente. A diario, el órgano más grande del ser humano, la piel, cambia y se regenera. Poco a poco, células mueren y se desprenden de ella. Generalmente no se ven, pues la células son muy pequeñas.

No obstante, a veces pueden ocurrir ciertos cambios en la velocidad de reposición. Como consecuencia, las células empiezan a desprenderse en cúmulos más grandes y se presenta el problema de la caspa.

¿Qué es la caspa?

Niña rascándose la cabeza con caspa.

La caspa es una afección de la piel localizada en el cuero cabelludo que involucra descamación y picazón, sin inflamación aparente. De hecho, según estadísticas, entre el 17 % y 50 % de los adultos a nivel mundial presentan este padecimiento.

Hay etapas de vida en las cuales los padecimientos de la caspa y la dermatitis seborreica se presentan con mayor regularidad, por ejemplo, la pubertad y la adultez. Sin embargo, este padecimiento también puede originarse en la niñez.

Los síntomas de la dermatitis seborreica no se presentan de la misma forma en niños que en adultos.

Lee: Dermatitis seborreica: síntomas y tratamiento

Síntomas de la caspa en niños

  • Prurito tenue.
  • Las escamas son grasosas, no secas.
  • Descamación dispersa, de color blanco y amarillo.
  • Casi no hay presencia de enrojecimiento de la piel (eritema).

Otra fuente indica que los síntomas son:

  • Se presentan placas rojas o amarillas que se cubren por escamas grasosas.
  • Presencia de placas escamosas con enrojecimiento en el área del rostro y detrás de la oreja.
  • Presencia de inflamación y descamación en la piel de los recién nacidos (enfermedad de Leiner).

Entérate: 9 tips realmente efectivos contra la caída de cabello.

¿Por qué surge la caspa en los niños?

Aunque esta enfermedad es un trastorno dermatológico muy común, no se sabe de manera exacta a qué se debe. Sin embargo, se ha encontrado cierta interacción entre distintos factores ambientales, fisiológicos, secreciones sebáceas, hongos, entre otros elementos.

Entre las causas más comunes se encuentran las siguientes:

  • Estrés.
  • Clima.
  • Micosis.
  • Alergias.
  • Mala nutrición.
  • Transpiración excesiva.
  • Células sebáceas sobrereactivas.
  • Jabones y productos de higiene personal inadecuados.

Trucos para tratar y eliminar la caspa en niños 

Los tratamientos convencionales para la caspa pueden resultar un poco agresivos cuando se aplican sobre el cabello de los niños. En algunos casos, sus componentes irritan el cuero cabelludo.

Sin embargo, existen otras alternativas que pueden ayudar a controlar este problema sin exponer al menor. Entre esto, cabe incluir algunos cuidados y hábitos.

A continuación te compartimos 6 trucos útiles para eliminar la caspa en los niños.

1. Manejo del estrés

Estrés infantil

Los bebés y los niños también están expuestos a las tensiones de la vida diaria. Aunque el estrés por sí solo no produce caspa, sí puede agravar este padecimiento. Esto se debe a que el estrés debilita las defensas naturales del organismo. 

Por ello, en el caso de que la caspa sea provocada por algún microorganismo, no podrá eliminarse debido a que el organismo simplemente no puede hacerse cargo del problema.

Por otra parte, hay ciertos aspectos asociados al estrés que también complican el manejo de la caspa en los niños, entre los cuales se puede mencionar el exceso de transpiración y los cambios hormonales.

Así que, muéstrale a tu hijo cómo puede relajarse y manejar de manera equilibrada sus responsabilidades. Esto le ayudará a evitar las complicaciones de la caspa y también a gestionar eficazmente sus emociones.

Descubre: 9 señales del maltrato en los niños

2. Depuración de productos para el cabello

Hay muchos productos para el cabello que generan y acumulan más grasa en el mismo, entre estos: espray, gel, mousse, secadora, acondicionador. Estos desestabilizan el cuero cabelludo de tu pequeño. Por ello, limita el uso de estos productos y solo emplea lo necesario.

Por otra parte, cuando el niño vaya a lavarse el cabello, debe hacerlo con suaves masajes. Si se rasca muy fuerte, puede provocarse heridas que muy probablemente se infecten, agravando la condición del cuero cabelludo. Asimismo, recuerda enjuagar muy bien el cabello, ya que la acumulación de restos de productos genera grasa.

3. Una buena alimentación

La aparición de caspa está relacionada con la carencia de vitamina B, zinc, ácidos grasos omega 3 y selenio. Si bien no hay alimentos estrictamente recomendados para tratar la caspa, una buena dieta ayuda a mantener la piel y el cabello saludable.

Los alimentos que puedes incluir en la dieta de tu pequeño son: frutas, granos enteros, carne roja, salmón, frijoles, brócoli, nueces, legumbres, entre otros.

Descubre: El plato de Harvard: descubre cómo puede mejorar tu alimentación

4. Mascarilla de yogur

El yogur es un buen remedio para que el cabello quede más suave y brillante. No obstante, debido a sus componentes activos, combate la picazón, la irritación y ayuda a eliminar la caspa. Lo único que tienes que hacer es aplicarlo como una mascarilla en el cabello de tu niño, con un ligero masaje.

Después, debes dejarlo actuar durante una hora. Finalmente, lava el cabello de tu pequeño como de costumbre. Se recomienda usar yogurt totalmente natural o del tipo griego, sin azúcar.

5. Uso de vinagre

vinagre de manzana

El vinagre es uno de los remedios más populares para combatir la caspa, dado que se le atribuyen propiedades antimicóticas y antibacterianas. Generalmente, se mezcla una parte de vinagre blanco con tres partes de agua.

Esta mezcla se aplica en el cabello, se deja reposar durante 10 o 15 minutos y luego se enjuaga con agua común. Hay quienes cubren su cabello con una toalla, dejando reposar la mezcla toda la noche. Al despertar, proceden a lavarlo.

6. Aplicación de aceite esencial de árbol de té

Se dice que el aceite esencial de árbol de té (también llamado aceite de melaleuca) tiene propiedades antisépticas, antibióticas y antimicóticas. Por esa razón, suele ser empleado como un remedio casero para el tratamiento de la caspa.

Solo necesitas diluir un poco de aceite en agua antes de aplicarlo en la cabeza de tu pequeño. Frota evitando el contacto con sus ojos y deja reposar durante 5 a 10 minutos. Luego, enjuaga con abundante agua.

Sería conveniente hacer una prueba de alergia en un punto del antebrazo y evaluar cómo reacciona la piel en un plazo de tiempo largo (1 hora), antes de aplicar cualquier remedio en áreas extensas de la piel.

¿La caspa se contagia?

La caspa no es una afección dermatológica, contagiosa ni de riesgo. No obstante, aunque en algunos casos no se requiere de atención médica, es recomendable visitar al especialista para evitar que la caspa se extienda a alguna parte del cuerpo o que dicha condición se complique.

¿Conoces algún otro truco para eliminar la caspa en los niños? ¡Compártelo con nosotros!

  • Okokon EO, Verbeek JH, Ruotsalainen JH, Ojo OA, Bakhoya VN (2015) Topical antifungals for seborrhoeic dermatitis. Cochrane Database Syst Rev 5: CD008138.
  • Koc E, Arca E, Kose O, Akar A (2009) An open, randomized, prospective, comparative study of topical pimecrolimus 1% cream and topical ketoconazole 2% cream in the treatment of seborrheic dermatitis. J Dermatolog Treat 20: 4-9.
  • Borda, Luis & C Wikramanayake, Tongyu. (2015). Seborrheic Dermatitis and Dandruff: A Comprehensive Review. Journal of clinical and investigative dermatology. 3. 10.13188/2373-1044.1000019.
  • Rupal Christine Gupta. Dandruff. (August 2014) kidshealth.org/en/parents/dandruff.html