8 trucos para mantener las sartenes perfectas

En la medida de lo posible procura no apilar las sartenes para no dañarlas. Así evitarás que se quite la capa protectora que ayuda a que los alimentos no se peguen.

Casi todo el mundo está de acuerdo en que las tareas de la cocina son las que más cuestan de toda la limpieza del hogar. Hay que realizarlas varias veces al día y requieren de bastante tiempo, sobre todo a la hora de recoger.

Quienes disfrutan cocinando se saben decenas de trucos que les facilitan la tarea, pero los demás pueden sentirse agobiados, sobre todo si surgen problemas o cometen algún fallo.

¿A quién no se le ha quemado nunca algo mientras cocinaba, y se ha encontrado con parte de la comida pegada al fondo de la cazuela o sartén?

Para que puedas evitar que esto ocurra, te sugerimos 9 curiosos trucos que te ayudarán a mantener tus sartenes perfectas.

1. Usa aceite de oliva

Sartén con aceite

Cubrir el fondo de la sartén con aceite de oliva es una de las maneras más eficaces de evitar que la comida se pegue. Puedes verter un poco en el centro y esparcirlo con papel de cocina, o mover la sartén para que el aceite se deslice.

Espera a que el aceite se caliente antes de empezar a cocinar, ¡pero no dejes que se queme!

2. Echa sal

Sal

Es más fácil que la comida se quede pegada en sartenes de alumnio, porque es un material más poroso. Para evitarlo, tras echar el aceite, agrega un puñadito de sal y distribúyelo por toda la superficie.

Si ves que has echado demasiada, quita los excesos con un poco de papel o una servilleta antes de que se caliente, ¡o te quedará un plato salado!

3. Usa vinagre de manzana

Vinagre de manzana para sartenes perfectas

Es recomendable sellar las cazuelas y sartenes de aluminio y otros materiales porosos antes de cocinar.Lo más fácil es cubrir el fondo con aceite y, tras calentarlo, añadir un chorrito de vinagre. Déjalo a fuego lento hasta que se avaporte antes de cocinar.

4. Usa mantequilla natural

La mantequilla natural contiene nutrientes importantes para el organismo, ácidos grasos esenciales, vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes. Además, gracias a su textura oleosa se puede usar como sustituto del aceite.

Engrasa la sartén con una cucharadita de mantequilla antes de cocinar, y recuerda añadir un poquito de sal. Dará el sabor ideal a huevos, salchichas y salteados.

5. Evita los cucharones metálicos

cucharada de aceite

 

El metal puede arañar la capa antiadherente de las sartenes, por eso es recomendable utilizar utensilios de madera, nailon o silicona que no rayan la superficie y, por lo tanto, evitan que la comida se pegue.

6. Evita los estropajos

estropajos para limpiar

Tanto los estropajos como las esponjas de alambre pueden aumentar los poros de las sartenes de aluminio y dañar la superficie antiadherente. Utiliza esponjas suaves o paños para conservarlos en buen estado.

7. Evita almacenar una sartén sobre otra

almacenar una sartén sobre otra

Si las sartenes son de teflón, no las guardes una encima de la otra por ningún motivo. Este material es muy sensible a cualquier roce y puede dañarse con facilidad.

8. Seca bien la sartén antes de guardarla

Tras quitarles toda la suciedad y grasa, déjalas secar bien al aire libre antes de guardarlas. Los restos de humedad pueden generar moho y, al volver a usar las sartenes esto sería lo primero en quedarse pegado.

Como ves, lo importante es que la sartén esté bien limpia y seca antes de ponerla al fuego, y conservar el fondo un poco engrasado. Con estos sencillos consejos mantendrás tus sartenes perfectas durante mucho más tiempo.