Trucos para ser feliz y saludable durante la menopausia

Para gozar de una mejor salud durante la menopausia debemos combinar una dieta sana c o n un adecuado manejo de las emociones y actividad física acorde a nuestras posibilidades

La menopausia es una etapa de la mujer que varía de acuerdo a la forma en la que se presente, es decir, que puede o no ocasionar síntomas desagradables antes y durante su llegada.

Saber que se está frente a esta nueva etapa hormonal muchas veces no es una noticia fácil, pues se hace presente la depresión entre otros problemas motivacionales que hacen referencia a la edad.

Por tanto, no está de más conocer unos trucos para ser feliz y saludable durante la menopausia.

Así como hay problemas psicológicos durante esta fase, también se hacen presentes muchos riesgos de enfermedades. No obstante, con el cuidado pertinente, puedes prevenirlas y evadirlas, en conjunto con todas sus complicaciones.

Recuerda que la calidad de vida hay que mantenerla a lo largo del tiempo, en cualquier edad, en cualquier situación y, sobre todo, en cualquier etapa hormonal.

¿Cuáles son los síntomas molestos que puedes enfrentar durante la menopausia?

Cuáles son los síntomas molestos que puedes enfrentar durante la menopausia

  • Sofocos
  • Irritabilidad con tu entorno
  • Depresión
  • Piel seca
  • Disminución de la libido sexual

Te recomendamos leer: Cómo controlar la osteoporosis durante la menopausia

Trucos para ser feliz y saludable durante la menopausia

Actividad física

Realizar ejercicios es una manera de recibir a la menopausia en las mejores condiciones pues, además de brindarte energía, va manteniendo tus huesos fortalecidos a pesar de la edad y los cambios hormonales que esta fase condiciona.

  • Lo mejor es realizar un entrenamiento acorde con tu edad y con tu resistencia física para así sobreponer tu energía, mejorar la flexibilidad y hacer que los síntomas de la menopausia se perciban a dosis mínimas.
  • Con el comienzo de la tercera edad, el tono muscular empieza a degenerar, siendo otra razón de gran peso para paliar los efectos durante la menopausia y mantener condiciones físicas de una mujer joven.

Relájate

Relájate

Para relajarse de tanto estrés vivido día a día, nada mejor que llevar a cabo distintos métodos que lo permitan.

Existen varias opciones en lo referente ejercicios de relajación. Estos son los únicos que proporcionan un resultado positivo tanto para la mente como para el cuerpo, sobre todo a la llegada de la menopausia.

  • Puedes realizar ejercicios que van acorde a esta finalidad, como el yoga o pilates. Estos trabajan reduciendo el estrés y con él la presión arterial, así como los episodios de ansiedad característicos entre los síntomas de la menopausia.

Abandona los malos hábitos

Tener hábitos tóxicos para tu organismo solo hará que los síntomas durante la menopausia se agraven.

Empieza por dejar el cigarrillo y las bebidas alcohólicas y verás cómo la reacción de tu cuerpo hacia la nueva fase hormonal será mejor, evitando que sientas cambios intolerables.

Al abandonar los hábitos tóxicos que has llevado a lo largo de los años, le darás una mayor protección a tu corazón y a la calidad de los huesos.

No podemos olvidar que a partir de ahora la necesitarán más que nunca por el alto riesgo de osteoporosis que sucede por la carencia de estrógenos.

Lee también: 5 hierbas medicinales para tratar la depresión

Buena alimentación

La alimentación balanceada es uno de los trucos más eficaces si quieres que los malestares durante la menopausia no te aquejen y te imposibiliten por varios días o meses mientras el cuerpo se adapta.

Con la llegada de esta fase hormonal hay una tendencia asociada al sobrepeso, acumulándose mayormente en la zona abdominal.

Por ello, se recomienda cubrir los requerimientos energéticos suficientes del día, que serían 1800 calorías.

De esta forma podemos evitar llegar a la obesidad en este momento de la vida de la mujer, donde se necesita más salud y menos condiciones desfavorables.

Tonifica los músculos del piso pélvico

Tonifica los músculos del piso pélvico

Tonificar los músculos del suelo pélvico es importante para reducir las probabilidades de padecer incontinencia urinaria como consecuencia de la pérdida de la fuerza de sostén que se da posterior a la menopausia.

No obstante, la pregunta del millón es: ¿cómo ejercito estos músculos? La respuesta es simple: a través de los ejercicios de Kegel.

¿Cómo realizar los ejercicios de Kegel?

  • Ponte de pie y adopta la posición como si estuvieras sentada.
  • Contrae durante 5 segundos los músculos del piso pélvico, como si estuvieras reteniendo el deseo de orinar.
  • Relaja los músculos por 3 segundos y vuelve a contraer.
  • Haz 3 series de 10 repeticiones y ve aumentando las repeticiones cada semana.
  • Si te parece un ejercicio difícil, puedes recurrir a las bolas chinas, que harán que realices los ejercicios de forma más sencilla, pero con el mismo esfuerzo.

Cuidar tu organismo de forma integral es fundamental para notar que los cambios propios de la menopausia no llegarán a tu cuerpo con la misma intensidad que en las demás mujeres.

Ya que tienes los trucos, ¡úsalos a tu favor!

Te puede gustar