Increíbles trucos con el horno microondas

Gracias a su versatilidad, el horno microondas puede tener muchos más usos aparte de calentar o descongelar la comida. Basta con seguir los pasos adecuados para conseguir buenos resultados.

Si piensas que el horno microondas es únicamente para recalentar las sobras del día anterior y hacer palomitas de maíz, te equivocas. Existen muchas formas en las que el microondas puede ayudarte a salir de apuros.

Su principal ventaja es la gran rapidez con la que puedes preparar ciertas comidas que demorarían bastante tiempo en estar listas si las haces en la cocina.

Por eso, échale un vistazo a estos maravillosos trucos que van a desatar el poder oculto de este electrodoméstico.

Increíbles trucos con el horno microondas

Cocinar el maíz

Increíbles trucos con el horno microondas: cocinar el maíz

En lugar de esperar a que el agua hierva sobre la estufa para cocinar los elotes, ¿por qué no usas tu horno microondas?

Para este método es mejor no pelar las mazorcas. En lugar de ello, deja las cáscaras. Estas atraparán la humedad y el calor en el interior y cocinarán los granos de maíz de manera uniforme.

  • Pon tu microondas en alta potencia y déjalas allí de 3 a 5 minutos.

De este modo, la hoja será mucho más fácil de quitar. Tan solo recuerda dejarlas reposar un par de minutos si no quieres quemarte los dedos.

Lee también: 6 simples trucos que puedes hacer con ollas

No más lágrimas a causa de la cebolla

Increíbles trucos con el horno microondas: no llorar con la cebolla

Si rebanar cebollas te hace llorar, entonces este truco te va a encantar.

  • Coloca a calentar las cebollas en el microondas durante 30 segundos y podrás cortarlas sin derramar ni una lágrima.

¿Por qué funciona? Sencillo, cuando calientas las cebollas antes de cortarlas rompes parte de las enzimas que hacen que la cebolla libere gas sulfúrico y te hagan lagrimear.

Dale vida nueva a las patatas fritas

Si dejas abierta una bolsa de patatas fritas es probable que, después de un tiempo, estén suaves y quizás un poco rancias.

  • Prueba a poner las patatas fritas en un plato, llévalas al horno de microondas y caliéntalas durante 30 o 45 segundos.

Luego, sácalas y déjalas reposar por un minuto más. Cuando las comas notarás que estarán nuevamente crujientes y deliciosas. Este truco también funciona con las palomitas de maíz.

Hierbas secas

Increíbles trucos con el horno microondas secar las hiervas

Hay algunas hierbas que es mejor que no las uses inmediatamente después de recogerlas de tu jardín o cuando aún están algo frescas.

Si necesitas usarlas de inmediato y no tienes tiempo para esperar a que se sequen, entonces el microondas será tu salvación.

  • Calienta las hierbas a máxima potencia de 2 a 3 minutos para secarlas.

Recuerda que, luego de lavarlas, debes quitarles el exceso de agua que puedan tener. De lo contrario, en lugar de tener hierbas secas tendrás hierbas cocidas.

Cítricos más jugosos

Este es un truco maravilloso para aprovechar al máximo el jugo de los frutos cítricos. Puede ser muy difícil exprimir frutas tales como los pomelos, limas, limones, naranjas y demás.

  • Si las pones en el microondas por 20 segundos y luego las exprimes, conseguirás que la cantidad de jugo sea mucho mayor gracias a que ablandas el interior de la fruta y el jugo sale sin necesidad de aplicar mucha presión.

Pan duro

A muy pocas personas les gusta comerse el pan cuando, luego de un tiempo, se ha quedado duro y un poco rancio. Pero para que no tengas que tirar una hogaza de pan por este hecho, simplemente sigue este secreto.

  • Envuelve el pan en una toalla ligeramente húmeda y pon tu microondas a máxima potencia por 10 o 12 segundos y revisa si tu pan se ha suavizado.

De no ser así, repite el proceso hasta que obtengas el resultado que desees.

Esto hace que la hogaza de pan recupere humedad y tenga la suavidad y frescura del recién hecho.

Huevos revueltos

Deja tu sartén a un lado y aprovecha la potencia del electrodoméstico en cuestión para prepararte un desayuno fácil y muy rápido.

  • Bate unos huevos con un poco de leche.
  • Añade sal y pimienta al gusto y calienta a temperatura alta durante 45 segundos.
  • Retira y agita con un tenedor vigorosamente. Luego vuélvelo a poner en el microondas por otros 30 a 45 segundos.
  • Repite el proceso hasta que los huevos estén a tu gusto.

Visita este artículo: después de leer esto no tirarás nunca más los cartones de huevos

Papas fritas desde ceroIncreíbles trucos con el horno microondas: hacer papas fritas desde cero

Probablemente pienses que necesitas una freidora para esto, pero verás que no es así.

Comienza por rebanar las patatas lo más fino que puedas y, a continuación, colócalas en un plato apto para microondas.

  • El tiempo de cocción varía en función de la potencia que tenga el equipo, generalmente, a máxima potencia tomará de 3 a 5 minutos para se doren.

Cuando estén listas, solo tienes que retirarlas, ponerles un poco de sal y disfrutarlas.

Huevos escalfados

Los huevos escalfados de manera tradicional son algo tediosos, y el microondas puede facilitarte esta tarea. Solo tienes que rellenar un recipiente apto para microondas con media taza de agua y una pizca de sal.

Rompe el huevo en el recipiente y aseguráte de que se sumerge por completo.

  • Cubre la parte superior con un plato pequeño, coloca tu microondas a máxima potencia durante solo 1 minuto y sorpréndete con los resultados.

Y bueno, a aprovechar todos estos secretos.