Trucos para mejorar la memoria - Mejor con Salud

Trucos para mejorar la memoria

Para mejorar la memoria es fundamental que la ejercitemos a diario. Asimismo, la concentración, la tranquilidad y la confianza en nosotros mismos pueden ser grandes aliadas para alcanzar nuestro objetivo
potenciar la memoria

¿Vas a la cocina y cuando llegas no sabes a lo que has ido? No te preocupes, no eres la única persona a la que le pasa.

Es curioso cómo, cuando comentamos preocupados que nos ocurre esto con demasiada frecuencia, muchos amigos y familiares nos confiesan que a ellos les sucede lo mismo.

La memoria es mucho más frágil de lo que parece, y el estrés al que estamos sujetos no ayuda demasiado.

Son muchas las ocasiones en las que nos disponemos a hacer algo pensando en otra cosa, o en las que escuchamos lo que nos dicen mientras estamos ocupados en otra tarea.

En este contexto, no obstante, mejorar la memoria es más necesario que nunca. Piensa solo en usar un ordenador o en una tarjeta de crédito.

Cada día necesitamos más contraseñas, al mismo tiempo que la utilización de la tecnología requiere retener una serie de procedimientos para automatizar nuestro desempeño y progresar en este.

exceso de trabajo

Además, la tendencia del sistema laboral y social es la multitarea, para lo que resulta indispensable tener esta parte del cerebro en buena forma. De lo contrario, acabaremos faltos de tiempo y con una frustración que empeorará nuestro trabajo.

Si tienes niños pequeños a tu alrededor, la cuestión se complica. Requieren de mucha atención, por lo que será más que habitual que te interrumpan.

Tras ello, tenemos que ser capaces de continuar con lo que estábamos haciendo. Por otra parte, siempre tienen eventos, presentaciones o clases extraescolares que tienes que incluir en tu calendario y tu cabeza.

No hablamos de la fecha en concreta, sino del seguimiento diario que precisan para que se sientan atendidos y queridos. Todo ello hace necesario que cuidemos nuestra memoria a diario.

Tips para mejorar la memoria

Atención plena

Como decíamos, tener muchas cosas en mente nos impide recordar. En este sentido, es fundamental vivir en el “aquí y ahora”.

Esto significa que pese a nuestras numerosas inquietudes, es necesario concentrarnos en cada cosa que hacemos. Desde dónde dejamos las llaves de casa, dónde colocamos la compra, hasta un encargo del trabajo.

  • Ser plenamente consciente te ayudará también a disfrutar de tu día, a saber que este ha pasado por ti. Así, evitamos la sensación de monotonía o falta de control que se apodera de nosotros al terminar la jornada.

Sin embargo, llegar a esa atención plena es más complicado de lo que parece. Esta es la razón por la que recomendamos practicar mindfulness.

  • Se trata de una técnica de meditación que nos entrena para dirigir el foco de atención hacia aquello que queremos. Aunque le dediquemos una hora a esos entrenamientos, a la larga estarás ganando tiempo.

Para comprobarlo, piensa en esos momentos en los que das vueltas en el salón sin saber que estás haciendo o buscando las llaves y el teléfono móvil.

Te aseguramos que si haces un seguimiento del antes y el después del mindfulness, los resultados te sorprenderán.

No hagas la lista de la compra: crea una historia

demencia cerebro

Esta es una técnica que se usa mucho para estudiar datos, nombres y fechas. Mientras que memorizar listas de manera aislada es muy complicado, no ocurre lo mismo con los cuentos.

En este caso, asociamos un producto a un pasaje concreto del relato.

Por ejemplo, una chica se pierde en medio del desierto y tiene que conseguir llegar a la ciudad. Su primera preocupación, por supuesto, será encontrar agua y alimento. En cuanto a la comida, lo más elemental son los hidratos de carbono para tener energía y no pasar hambre.

Así, se encuentra con unos bereberes que le ofrecen pan, legumbres y un viaje en camello hasta la próxima ciudad...

Divertido, ¿no? El objetivo es mejorar la memoria, pero, sin duda, también te encontrarás optimizando tu creatividad. Dicha cualidad te ayudará para idear tus propias estrategias, pero también a solucionar problemas cuando no puedas recordar.

Apuntar nunca está de más

Anotar aquello más susceptible de olvidarse es el método más tradicional, pero aquí estamos hablando de mejorar la memoria.

  • Ten en cuenta que el acto de escribir ya requiere una serie de atenciones que posibilita el recuerdo.
  • Por otra parte, también tenemos la cuestión de que saber que lo tenemos en nuestras notas, nos da seguridad.

¿Y qué ocurre cuando estamos seguros? Pues que tenemos confianza y con este sentimiento es mucho más fácil recordar que cuando sentimos que, si fallamos, algo saldrá mal.

mejorar-la-memoria

Estos trucos son muy sencillos, pero su mayor ventaja es que reducen de manera considerable la ansiedad, el enemigo número uno de nuestra salud.

Por ello, nos gustaría saber cuáles son las estrategias satisfactorias que usas tú y cómo las descubriste. ¿Te animas a contarnos?