Trucos mentales que te ayudarán a perder peso

30 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
Existen algunos trucos mentales que puedes aplicar diariamente para perder peso de una manera más efectiva. Pero recuerda que lo más importante es mantener la constancia y la coherencia en los hábitos.

Existen diversos trucos mentales que se pueden poner en práctica para lograr objetivos como perder peso o hacer más ejercicio. Sin embargo, lo más importante a la hora de aplicarlos es procurar mantener la coherencia y la constancia, pues sin esto es difícil obtener verdaderos resultados.

A veces, la mejor forma de avanzar y lograr resultados es trabajando la mente. Si aprendemos a motivarla, podemos sacar mucho provecho y facilitarnos las cosas. Por ejemplo, pensar en los beneficios que tiene hacer ejercicio a diario es una buena forma de continuar practicándolo, pero a la par de esto hay que tomar otras medidas para reforzar la idea y mantener vivo el entusiasmo.

Trucos mentales

A continuación te comentaremos algunos trucos mentales que pueden ayudarte a comer mejor y a moderar las cantidades, pero recuerda que si tienes dudas acerca de cómo llevar un estilo de vida saludable, en función de tus necesidades y objetivos, lo más recomendable es que consultes con tu médico.

1. Utiliza platos más pequeños

Según algunas creencias, comer en platos más pequeños puede ayudar a mantener la moderación y a evitar servirse de más. Sin embargo, hay quienes consideran que al hacer esto, no se engaña al cerebro eficazmente y que existe mayor riesgo de terminar sirviéndose varias veces para intentar compensar el tamaño de la porción inicial.

A pesar de las controversias, hay quienes decidan prescindir de los platos grandes y comienzan a comer en platos más pequeños y se pautan la regla de que, si van a repetir algo, esto debe ser verduras, hortalizas o proteínas.

Descubre: El plato de Harvard: descubre cómo puede mejorar tu alimentación

2. Dale más protagonismo a las verduras y menos a las harinas

Otro truco para adelgazar consiste en comenzar a pensar en las verduras como las protagonistas de las comidas. De esta manera, conseguiremos reducir los carbohidratos (pastas, arroces, etcétera), y aprovechar más lo que nos aportan los alimentos de origen vegetal. Ojo, no se trata de eliminar los carbohidratos del todo, sino de no darles el protagonismo en los platos.

Ensalada en plato pequeño.

2. Cuenta el número de veces que masticas los alimentos

Puedes empezar a hacerlo como un juego que te ayuda a saborear tus alimentos y a comer con más atención. Cuenta el número de veces que masticas cada alimento y trata de aumentar el número en cada bocado.

De esta forma, evitas comer deprisa y más de la cuenta y te podrás sentirte más satisfecho sin sentirte a punto de explotar. También ayuda a que las decisiones posteriores sean mucho más saludables y así adelgazar será una tarea simple.

Además, comer despacio es una forma de agradecer lo que tienes en tu plato. Es importante fomentar una filosofía de respeto hacia nuestros alimentos, y una forma de hacerlo es saborearlos con más cuidado.

3. Come en tu plato, no directamente de los envases

Comer directamente de los envases puede hacer que perdamos fácilmente la moderación y que comamos mucho más de lo que en realidad necesitamos para satisfacer el apetito. Por ello, en la medida de lo posible, debemos procurar servirnos la comida en un plato y comer con tranquilidad, sentados.

Plato y tenedor pequeños con champiñones.

4. Divide los envases grandes en otros más pequeños

Hay quienes consideran que colocar sus alimentos en envases pequeños ayuda a evitar los excesos a la hora de comer. Entonces, el cuarto de estos trucos mentales es colocar tus alimentos en pequeñas bolsitas de plástico o recipientes. Esto te ayuda a sentir como si te comieras el envase completo y satisface también, en cierta forma, al cerebro.

Por ejemplo, divide la bolsa de frutos secos -como nueces, almendras o cacahuetes- en más bolsas o recipientes más pequeños. Así, cuando sientas un antojo de algo salado o hambre entre comidas, solo tendrás que tomar una bolsa pequeña y comer lo que esté en ella. No la totalidad de los frutos secos que tengas en casa.

Un punto importante que debemos recordar: no comer directamente de un paquete, sino servir la porción en un recipiente.

Leer también: Las porciones que deberías comer están en tus manos

5. Coloca los alimentos más saludables a la vista

Otro de los trucos mentales para comer sano y evitar los comestibles industriales a diario consiste simplemente en colocar los alimentos más saludables a la vista y a la mano. Para ello, deberemos limpiarlos, cortarlos y almacenarlos de formas cómodas y prácticas.

No es lo mismo tener un cajón con zanahorias, sin lavar ni pelar, que unas zanahorias ya lavadas, cortadas en palitos y guardadas en un recipiente de vidrio, listas para comer cuando nos apetezca. Bien sea solas, con un poco de humus o cualquier otra salsa de nuestra preferencia.

Concluyendo…

A la hora de adoptar una dieta para bajar de peso es conveniente tener en cuenta una serie de trucos mentales para evitar caer en malos hábitos alimenticios.

Los trucos mentales que decidamos adoptar pueden ayudarnos a tomar decisiones más inteligentes a la hora de comer y a llevar un estilo de vida saludable, sin esfuerzo.

  • Healthline.com 10 Processed Foods to Avoid [Online] Available at: www.healthline.com/health/food-nutrition/processed-foods-to-avoid
  • Healthline.com The 21 Best Low-Carb Vegetables [Online] Available at: www.healthline.com/nutrition/21-best-low-carb-vegetables