Los mejores trucos para adornar la sala de estar

Aprende a decorar tu sala de estar con nuestros trucos. Son muy fáciles de llevar a cabo y te ayudarán a conseguir el resultado que tanto deseas así que, ¡No los dejes pasar!

Una sala de estar es un espacio un poco más pequeño que un salón o living room. Se suele destinar a realizar actividades de corta duración, como conversar y recibir visitas breves. Sin embargo, también se trata de un espacio que se puede reservar para la intimidad. 

Hace unos 400 años, las clases altas requerían de estos lugares para retirarse después de la cena y dedicarse a descansar o bien realizar algunas actividades como coser, leer, pintar o tocar algún instrumento. Este fue el origen de la sala de estar. Y en este artículo te damos los mejores trucos para adornarla.

La sala de estar se conoce como parlor en América y sitting room en Reino Unido. Cabe destacar que, con el tiempo, el término parlor fue sustitutido por drawing room, que se contrapone al withdrawing room. Un espacio privado de recogimiento que, en español se traduciría como, ‘sala para retirarse’.

La sala de estar, un espacio para la serenidad

Conoce los secretos para decorar tu sala de estar

En la antigüedad, se le daba un gran valor a la conversación cara a cara. Se consideraba una necesidad tan importante como la privacidad.

Así pues, en los hogares se destinaba un espacio para poder hablar con tranquilidad, quizás con una taza de té o café, acerca de los temas de interés. Los negocios y las confidencias eran los más frecuentes.

En este espacio, se procuraba hacer una demostración de buenos modales, cortesía y refinamiento. Por ello, se trataba de un lugar que favorecía la exhibición de objetos preciosos y el ejercicio de la mejor ‘compostura’ ante las visitas.

En otras palabras, una sala de estar era el ambiente que acogía un código de comunicación determinado. Por esta razón, debía estar lo mejor presentable posible en términos de:

  • Orden.
  • Moda. 
  • Limpieza.
  • Armonía. 

La sala de estar hoy en día

En la actualidad, este es un espacio que se utiliza simplemente para descansar o realizar actividades de ocio y recogimiento como pueden ser la escritura y la lectura. Por supuesto, siempre quedarán algunas reminiscencias de las prácticas más antiguas: charlar o disfrutar de una bebida.

Por otro lado, es necesario señalar que ya no se decora con miras a impresionar a los demás, sino en función de los propios gustos. Descubre algunos trucos que te serán muy útiles.

También te puede interesar: Consejos para darle un estilo rústico a la sala de estar

Trucos para adornar una sala de estar

La sala de estar

Un espacio práctico y cómodo

En primer lugar, debemos recordar que una sala de estar se decora con muebles auxiliares de proporciones más bien pequeñas. De esta manera, en una sala de estar se tiene, como máximo dos sillas, una mesa y poco más.

En este espacio se hace énfasis en la practicidad como sinónimo de comodidad. De allí que se coloquen pocos muebles y los accesorios tiendan a ser escasos y pequeños. 

Para conseguir una sala de estar acogedora se pueden colocar tres elementos principales: un buen sillón, una mesa y una estantería. No se suelen incluir dispositivos electrónicos aunque, en algunos casos, se incluye un televisor en la pared. En cambio, sí se suele colocar un reproductor de música (sobre todo si es estilo vintage).

Colores neutros

En segundo lugar, hay que ser inteligentes con el uso del color. Este elemento en particular siempre puede ser nuestro mejor aliado a la hora de decorar; por ello, conviene no irse a los extremos.

Se pueden emplear todo tipo de colores. No obstante, los más populares en la actualidad son los tonos neutros, dado el predominio de la tendencia minimalista.

Para conseguir una sala de estar preciosa, podemos hacer uso de colores neutros y accesorios en un color vivo y alegre. Así lograremos generar contraste y brindar frescura sin caer en exageraciones.

  • Por ejemplo, si la paleta de neutros es cálida, al añadir accesorios en color turquesa, el resultado será muy armonioso y refinado. Incluso puede resultar relajante.

¿Qué se debe evitar?

Decora tu sala de estar

  • Recargar las paredes (tanto con color como con accesorios). En lo que respecta a la sala de estar, ‘menos es más’. 
  • Si tus muebles son sencillos, intenta añadir algún accesorio llamativo; puede ser una lámpara, un florero o algún otro objeto de tu preferencia.
  • No siempre es necesario añadir alfombras; sin embargo, podemos incluir una delante del sillón; mejor de pelo largo.
  • Los espejos son uno de los elementos que ha permanecido en la sala de estar a pesar del paso del tiempo. Se deben evitar aquellos que no tienen marco. Además, resultan más estéticos aquellos que tienen cortes sencillos: ovalados, circulares, rectangulares o cuadrados.

Lee también: 9 ideas para decorar un living pequeño que te sorprenderán

La decoración de las paredes

Por último, en lo que respecta a las paredes, estas se pueden decorar con algunas piezas (un reloj, cuadros, tapices, pegatinas de vinilo, etcétera). También se puede colocar solo un bonito papel pintado que aporte color y genere cierto efecto visual.

  • Por ejemplo, hoy en día están muy de moda los papeles con impresiones de espacios al aire libre. Estos crean la ilusión de que el hogar está conectado con la naturaleza.

Los trucos para decorar una sala de estar varían en función de las dimensiones del espacio disponible; por ello, lo más conveniente es observar y analizar, ante todo, qué es lo resulta funcional, cómodo y agradable.

Lo importante es darle relevancia a la serenidad que queremos conseguir en este ambiente. Así, nuestra sala de estar se convertirá en el lugar más agradable de la casa.