5 trucos ideales para calmar los nervios

María Eugenia Thomas · 8 enero, 2018
Te brindamos algunos de nuestros mejores trucos para calmar los nervios. ¡Dales una oportunidad y encuentra la tranquilidad que necesitas!

A menudo llevamos un estilo de vida que no nos proporciona la tranquilidad suficiente. Para calmar los nervios, muchas veces necesitamos recurrir a ciertos trucos.

Algunas personas se refugian en el deporte, otras recurren a sus hobbies y otras prefieren conversar. No obstante, cada cual busca la mejor opción en función de sus preferencias.

Quédate y descubre algunos tips muy útiles para ayudarte a calmar los nervios, si bien antes hemos de identificar qué son los nervios y qué causa el nerviosismo.

¿Qué son los nervios?

Los nervios son un conjunto de fibras muy importantes en nuestro organismo.

Los nervios son un conjunto de fibras que conducen la excitabilidad entre el sistema nervioso central y todos los órganos del cuerpo. Por esta razón, la agitación emocional está asociada con los nervios.

¿Qué causa el nerviosismo?

Si bien en cada persona las causas del nerviosismo pueden ser distintas, existen varias razones que pueden explicar, de manera general por qué podemos estar nerviosos, tales como:

  • La aparición de acontecimientos que no han sido resueltos de forma acertada
  • La represión de los pensamientos o emociones
  • Una gestión de las emociones
  • Los problemas cotidianos
  • Un exceso de angustia
  • La inseguridad, la ansiedad o bien el estrés también pueden ser causas del nerviosismo.

Te puede interesar: Mitos sobre el estrés que deberíamos desterrar

Síntomas de una crisis nerviosa

No resulta sencillo enfrentarnos a algo que consideramos que nos supera, ya sea una entrevista de trabajo, un examen académico o un encuentro amoroso muy anhelado.

Estos momentos suelen conllevar consigo una serie de expectativas que pueden llegar convertirse en un exceso de tensión o sobrecarga emocional en quien los experimenta. Esta sobrecarga emocional puede derivar en una crisis nerviosa si no se reconoce a tiempo.

Una vez vistas las causas de una posible crisis nerviosa, te contamos cuáles son algunos de sus síntomas habituales.

Irritabilidad

Experimentar cambios repentinos de humor sin justificación aparente es el principal indicio de que la persona puede estar a punto de entrar en un ataque de nervios.

En otras palabras, la irritabilidad es la tendencia a reaccionar de una forma negativa casi por cualquier cosa.

Comportamiento extraño

El comportamiento extraño es uno de los síntomas más frecuentes de una crisis nerviosa

Aquellas personas que han sufrido un ataque de nervios se pueden volver ciclotímicas. Esto quiere decir que pueden pasar del llanto a la euforia, sin pasar por un punto medio, pues han perdido el control de sus emociones.

Del mismo modo, pueden convertirse en personas agresivas y violentas, aunque normalmente sean muy tranquilos y pacíficos.

Señales físicas

En ocasiones, las señales físicas pueden ser indicativas de estar padeciendo una crisis nerviosa. Algunas de éstas pueden llegar a ser:

Visita este artículo: 11 bebidas y alimentos para personas nerviosas

5 trucos ideales para calmar los nervios

Si has identificado algunos de los síntomas que hemos descrito en algún momento de tu vida, debes saber que puedes actuar para calmar los nervios o, al menos, mejorar su impacto progresivamente.

Sigue algunos de estos trucos para lograrlo, sin olvidar que debes consultar a un profesional si tus problemas de nerviosismo no remiten.

1. Respiración profunda

El control de la respiración es un eficaz truco para calmar los nervios.

La respiración profunda es una técnica de relajación muy sencilla, y a la vez efectiva, para calmar los nervios y sentir un rápido alivio. Sigue los siguientes pasos para realizarla:

  • Respira lentamente por la nariz
  • Deja que el aire pase al abdomen
  • Cuenta hasta cinco lentamente
  • Contén la respiración durante 4 segundos
  • Exhala el aire despacio por la boca mientras cuentas mentalmente hasta 5

La respiración pausada puede contribuir a relajar el ritmo cardíaco y sus pulsaciones. Por tanto, esto ayuda a estimular la oxigenación cerebral y a activar el sistema nervioso parasimpático, encargado de promover los estados de calma.

2. Libera la rigidez muscular

Ante un ataque de nervios, los músculos reaccionan tras haber acumulado una carga importante de adrenalina. Si realizas estiramientos de los brazos o haces sentadillas ayudarás a tu organismo a liberar la tensión muscular que acompaña a las emociones intensas.

3. Busca un espacio para calmarte

Buscar un espacio para relajarnos puede ayudarnos a calmar los nervios.

En un ataque de nervios no es recomendable rodearse de una multitud. Apartarse del foco que lo ha generado es vital. Por tanto, debes distraer tu mente de lo sucedido. Esto te brindará la perspectiva necesaria para calmarte y ver las cosas con más claridad.

Se recomienda además buscar un espacio para recuperar la calma. No importa si se trata de un espacio físico o mental. Lo importante es centrar la atención en el lugar y el momento para apartarnos del problema.

4. Las bondades de las infusiones

Son varias las hierbas que poseen propiedades calmantes y relajantes. La melisa es una de las más conocidas y efectivas, así como la valeriana, la tila o la lavanda, ya que todas ellas ayudan a fomentar la relajación y a disminuir la ansiedad.

5. Rutina anti-estrés

Calmar los nervios puede lograrse con la ayuda de una buena rutina anti-estrés.

Aparte de los trucos que te hemos dado para calmar los nervios, es recomendable mantener hábitos relajantes para aliviar las preocupaciones del día a día. Esto te dará las herramientas necesarias en momentos de angustia y ansiedad.

Bailar, practicar algún deporte o hacer yoga, además de escuchar música relajante, darse tiempo para sí mismo, incluir baños o masajes relajantes con frecuencia y aprender a meditar pueden ser grandes aliados contra los nervios.

También es fundamental aprender a calmar la mente. A diario, ésta nos asedia con pensamientos expectantes, preocupaciones y una lista interminable de cosas por hacer. Una técnica efectiva que contribuye a evitar esto es el mindfulness, ya que ayuda a controlar los pensamientos y emociones.

Mientras tanto, debemos ganar confianza en nosotros mismos e intentar no sucumbir a las presiones externas. De este modo, los nervios irán desapareciendo progresivamente. Si a esto le sumas todos nuestros consejos y la opinión de un especialista, lograrás calmar los nervios con total seguridad.

García-Grau, E., Fusté, A., & Bados, A. (2008). Manual de Entrenamiento en Respiración. Universidad de Barcelona. Kaipia, R., Korhonen, H., & Hartiala, H. (2006). Planning nervousness in a demand supply network: An empirical study. The International Journal of Logistics Management. https://doi.org/10.1108/09574090610663455