Trucos para deshacerte del polvo acumulado

Virginia Martínez · 2 mayo, 2019
El polvo no es solo antiestético, pues su acumulación puede acarrear problemas respiratorios y alergias. Por eso, es importante saber cómo eliminarlo correctamente.

Por mucho que limpies, el polvo siempre está ahí. Se acumula sin que te des cuenta en rincones y esquinas del hogar. Limpias y, en seguida, vuelve a aparecer… ¿Sabes cómo deshacerte del polvo acumulado de una manera efectiva? En este artículo, te damos algunos trucos.

Cómo deshacerte del polvo acumulado

Deshacerse del polvo acumulado en el hogar no es tan sólo una cuestión estética. Por el contrario, su acumulación puede ser perjudicial para la salud y contribuir a la aparición de afecciones como alergias, asma o problemas respiratorios.

Por eso, es importante deshacerse de él, aunque sea una tarea realmente difícil. Lo vemos en todas partes, incluso poco después de haber limpiado. Se acumula en lámparas, en la pantalla del ordenador o de la televisión…

Te recomendamos leer: Cómo evitar la alergia al polvo

Limpiar el polvo de arriba a abajo

Mujer limpiando el polvo
El orden para limpiar el polvo eficazmente debe ser de arriba a abajo, de esta forma evitamos que el polvo se acumule en partes ya limpiadas.

Empecemos por lo más básico, y es que debemos limpiar de arriba a abajo. La razón es pura lógica: el polvo, al limpiarse, cae. Así, si comenzamos a limpiar desde abajo, cuando lleguemos arriba el polvo caerá sobre lo que ya hemos limpiado.

Por esta razón, si limpias con un trapo o plumero, debes tener en cuenta que, necesariamente, al pasarlo levantarás polvo y, en consecuencia, es mejor que comiences por las partes más altas y acabes por las más bajas.

Asimismo, recuerda que es mejor pasar la aspiradora. En efecto, al contrario que la escoba, no levantará más polvo y lo eliminará mejor.

Trapos de microfibra para deshacerte del polvo

Puesto que al limpiarlo puede levantarse y acabar en otros lugares, es mejor no utilizar cualquier tipo de trapo o accesorio para eliminar el polvo.

En efecto, la mejor opción es contar con un trapo de microfibra que retiene el polvo, de modo que no se esparce más. Así, con este tipo de trapos, te será mucho más fácil deshacerte del molesto y perjudicial polvo.

Además, lo mismo deberías tener en cuenta a la hora de escoger un plumero: que atrape el polvo. De lo contrario, solo conseguirás desplazarlo a otro lugar.

De microfibra y, además, húmedos

Limpiar el polvo
Además de elegir un trapo adecuado, al humedecerlo con agua o algún producto de limpieza aseguramos que retenemos el polvo en vez de esparcirlo.

No sólo es importante que los trapos sean de microfibra, capaz de retener el polvo en lugar de esparcirlo aún más. Lo ideal es que, además, los trapos estén ligeramente humedecidos.

Puedes empaparlos con un poco de agua o con algún producto especial para muebles. De hecho, puedes incluso utilizar productos naturales como vinagre o bicarbonato. En cualquier caso, la humedad en el trapo hará que no que se extienda a otras partes del mobiliario o de la casa.

Te recomendamos leer: 5 ingredientes para limpiar el polvo de los muebles

Limpiar los filtros del aire acondicionado

Hay muchas maneras en las que el polvo puede entrar en un hogar. La principal, claro, es a través de puertas y ventanas. Sin embargo, también puede penetrar en el hogar a través de los filtros del aire acondicionado.

Así, si nuestros filtros no están bien limpios, es muy posible que cuando utilicemos este aparato, el polvo acumulado en los mismos entre en la casa sin que te des cuenta. Por eso, lo ideal es que periódicamente revises y limpies estos filtros.

Lo mismo debes tener en cuenta a la hora de utilizar una aspiradora eléctrica. En efecto, como en el caso el aire acondicionado, al utilizarla, el polvo acumulado en los filtros puede esparcirse al resto del hogar, en lugar de ayudarte a eliminarlo.

Felpudo de entrada

Felpudo
Disponer de un felpudo en nuestra entrada evita que entren partículas y suciedad a nuestro hogar.

Una gran cantidad del polvo o tierra que entra en nuestra casa, y que luego puede viajar hasta muebles y rincones, viene directamente de nuestros zapatos. Por eso, es importante tener un felpudo en la entrada y utilizarlo para eliminar polvo y tierra de las suelas antes de entrar.

Además, teniendo en cuenta esto, es también importante desempolvar periódicamente el felpudo para que pueda cumplir aún mejor su función.

Deshacerte del polvo de todos sitios

No basta con eliminarlo de muebles y suelos. Como comprenderás, el polvo se acumula también en tejidos, de forma que no debemos olvidar sacudir y limpiar bien también alfombras, sofás y cortinas.

Si no lo hacemos, ese polvo retenido en los diversos tejidos puede siempre esparcirse a otros lugares del interior del hogar. De este modo, el problema estará siempre presente.

Por otra parte, el polvo es una realidad. Incluso aplicando todas las técnicas y todos los trucos, siempre existirá. Por esa razón, la mejor opción es eliminarlo periódicamente. En cualquier caso, debes tener en cuenta estos consejos o, de lo contrario, en lugar de deshaciéndote de él, estarás esparciéndolo aún más.

  • Cuicas, Z. A. (2017). Usos del aire acondicionado cuando tienes un bebé. Retrieved May 1, 2019, from https://eresmama.com/usos-del-aire-acondicionado-cuando-tienes-bebe/
  • Dorado, Ó. (2018). ¿Qué hacer si mi hijo tiene alergia al polvo? Retrieved May 1, 2019, from https://eresmama.com/que-hacer-si-mi-hijo-tiene-alergia-al-polvo/